Un obrero latino murió aplastado por un marco de ventana metálico. El accidente de construcción ocurrió el miércoles de la semana pasada en Bedford-Stuyesant, Brooklyn, en la horas de la mañana.

El obrero, Over Paredes, murió en la azotea del edificio en donde se estaba realizando la construcción. El aparato que estaba transportando el marco de la ventana no aguantó y se fue al suelo.

“Este accidente se pudo haber evitado”, dijo Eric Adams, presidente de Brooklyn. “Este tipo de tragedias de trabajadores de la construcción debe evitarse en este condado y en la ciudad de Nueva York”.

El presidente Adams, acompañado de Norman Siegel, abogado de derechos humanos, está demandando una investigación del accidente, tanto del Departamento de Edificios de la ciudad de Nueva york como del contratista Empire ID Construction y del sub-contratista Vescom.

El obrero Paredes tenía 44 años y vivía en Newark, Nueva Jersey, en compañía de sus cuatro hijos menores y su esposa Pilar Ramírez. “Estamos muy tristes por su muerte y queremos justicia”, dijo Ramírez.

Schwitzer_Banner 9,81x2,5

A nombre del obrero Paredes se abrió una cuenta para ayudar a cubrir los gastos del funeral y entierro.