Nueva York congelado

Nueva York congelado

Desde el jueves en la madrugada los neoyorquinos despertaron bajo una tormenta de nieve, con vientos fuertes y temperaturas de 20 grados Fahrenheit (7 grados centígrados bajo cero).

Desde la media noche del miércoles, las calles lucían casi desoladas. El alcalde Bill de Blasio canceló las clases en las escuelas públicas y dijo que los planteles volverán a abrir las puertas el viernes en la mañana. Las oficinas del correo también cerraron, así como varios establecimientos comerciales. Los parques estaban desolados. Uno que otro niño jugaba con sus padres o amigos arrastrándose sobre la nieve.

Los superintendentes de edificios limpiaban la nieve que se había acumulado en los andenes y el frente de algunos establecimientos comerciales era limpiado por empleados o personas que contrataban para retirar la nieve.

Con los rieles del tren 7 de fondo, este hombre limpia el andén de un establecimiento público al lado de la Roosevelt.

Con los rieles del tren 7 de fondo, este hombre limpia el andén de un establecimiento público al lado de la Roosevelt.

Pocos carros recorrían las calles de la ciudad de Nueva York, los árboles estaban cubiertos de nieve y los trenes funcionaban con algunos retrasos. En los aeropuertos LaGuardia y Kennedy cancelaron cientos de vuelos.

El frío, la nieve y el viento no se irán de la Gran Manzana. Se esperan bajas temperaturas y algo de nieve para los próximos días, hasta el fin de semana. En la ciudad de Nueva York se acumularon hasta el jueves en la tarde alrededor de 3 pulgadas, mientras que en Long Island la acumulación superó el pie, es decir, más de 12 pulgadas.

La ciudad de Nueva York comienza a sacudirse la nieve de encima.

La ciudad de Nueva York comienza a sacudirse la nieve de encima.

TORMENTA EN LA COSTA ESTE

Los residentes de la costa este de Estados Unidos despertaron el jueves con los inicios de una enorme tormenta invernal que como se pronosticó trajo nieve, hielo y fuertes vientos gélidos, además de un frío récord a medida que asciende por la costa atlántica, desde las Carolinas hasta Maine.

Estaban vigentes alertas de tormentas de nieve y estados de emergencia. Cerraron las escuelas y las oficinas de gobierno y se advirtió a los conductores que manejaran con cuidado extremo al agravarse las condiciones del tiempo.

En el área metropolitana de Washington, D.C., que incluye los estados de Virginia y Maryland, habían caído unos dos centímetros de nieve, lo suficiente para complicar el desplazamiento en la hora de mayor tráfico de la mañana. La mayoría de las escuelas cerraron y las oficinas del gobierno federal abrieron con dos horas de retraso.

Nieve hasta los tobillos y ráfagas de hasta 80 km/h (50 mph) cubrieron la Avenida Costera de Ocean City, Maryland, donde regía un aviso de tormenta de nieve. En Margate, Nueva Jersey, habían caído 10 centímetros (4 pulgadas) de nieve.

La gran tormenta se generó hace dos días en el Golfo de México y atravesó el norte de Florida, donde provocó cancelaciones de vuelos, cierre de escuelas y negocios y generó temores de inundaciones y cortes eléctricos en la costa.

Se pronostican ráfagas de 80 a 10 km/h (50 a 60 mph) _de fuerza suficiente para derribar árboles y postes eléctricos_ en partes de Delaware, Virginia y Maryland, la costa de Nueva Jersey, el este de Long Island, Nueva York y la costa de Nueva Inglaterra.

Se pronostica que la tormenta impacte en gran manera el noreste de Estados Unidos, posiblemente arrojando más de 20 centímetros de nieve en Boston, Massachuseetts, donde las escuelas cerraron este jueves.

El alcalde de Boston, Marty Walsh, dijo que la principal atención “será limpiar las aceras y las principales arterias, calles y responder a pedidos de seguridad pública y responder a gente que llame… A medida que avanzamos les pido a la gente que sea paciente”.

Muy pocos niños acudieron a los parques públicos a jugar con la nieve desafiando el frío y el viento.

Muy pocos niños acudieron a los parques públicos a jugar con la nieve, desafiando el frío y el viento.

Las condiciones congelantes ya han afectado gran parte de Estados Unidos y se anticipa que la tormenta traiga vientos con fuerza de huracán a la costa de Nueva Inglaterra y Canadá.

Los gobernadores de Florida, Georgia, Virginia y Carolina del Norte declararon estado de emergencia, advirtiendo a los residentes esperar carreteras heladas y temperaturas por debajo del punto de congelación.

Los meteorólogos dicen que la mayor parte del país puede esperar otra ola de peligrosas bajas temperaturas hacia el fin de semana, antes de que las temperaturas se moderen. Voa

CUIDE SU SALUD

Trate de mantenerse en el interior de su vivienda, pero si tiene que salir, protéjase. Es decir, vista varias capas de ropa y use una chaqueta fuerte que lo proteja del viento y la nieve. Use ropa términa si tiene. Póngase botas impermeables, que no permitan el ingreso del agua o la nieve a sus pies. Una gorra es necesaria, al igual que guantes fuertes, impermeables.

Si las botas y los guantes permiten que el agua entre, es como si no tuviera protección alguna. Sentirá mucho frío en los dedos de las manos y los pies. Debido a los vuertes vientos, es mejor que use gafas para poder ver mejor.

Consuma mucho líquido, ojalá caliente, como sopa o chocolate.

Proteja de manera especial a los ancianos, los menores de edad y las mascotas. Asegúrese que estén siempre calientes y que tienen comida y bebida a su alcance.

 

468