No a la discriminación de vivienda en Corona y Jackson Heights

No a la discriminación de vivienda en Corona y Jackson Heights

La alcaldía de Nueva York realizó el miércoles de esta semana una jornada de acción a favor de los inmigrantes y en contra de la discriminación de vivienda. El mensaje es claro: “No hay espacio para la discriminación de vivienda en la ciudad de Nueva York”.

Así se lee en un volante que la administración del alcalde Bill de Blasio ha colocado en locales comerciales y fue el objetivo de la reunión en Diversity Plaza de Jackson Heights en donde se congregó un pequeño grupo de políticos, activistas e inmigrantes.

La reunión se convocó la misma semana que se supo de la carta que envió el propietario Jaideep Reddy a sus inquilinos del edificio ubicado en la esquina de Junction Boulevard y la 42 avenida de Corona. En la carta les dice que demuestren su legalidad migratoria o serán expulsados del edificio. Reddy pidió disculpas por haber enviado la carta, pero produjo la ira de activistas y políticos.

“Las leyes de derechos humanos de esta ciudad prohíben el hostigamiento con base al estatus migratorio o país de origen”, dijo Hollis V.. Pfitsch, subcomisionada de la Oficina de Implementación de Derechos Humanos de la ciudad de Nueva York”.

La ley prohíbe amenazas, solicitud de documentación o ciudadanía, negarse a hacer reparaciones o tomar medidas en contra de los inquilinos por cualquier razón. Para eso están las cortes.

La Comisión de Derechos Humanos ha aumentado las multas por violaciones civiles a 250,000 dólares y también ha incrementado las investigaciones en vecindarios de Queens. En la actualidad investiga 291 casos de discriminación con base en estatus migratorio y país de origen, 89 de los cuales son en vivienda.

Ingrese a esta página para saber más sobre las leyes de discriminación en esta ciudad: www.nyc.gov/fairhousing  También puede llamar al 311 a solicitar información.

“Los propietarios inescrupulosos deben de cuidarse”, dijo el concejal Daniel Dromm. “No permitiremos que abusen de los inmigrantes en los apartamentos. La visión del presidente Trump sobre inmigración claramente ha influenciado para que se hostigue a los inquilinos. Pero este retroceso no tiene cabida en Nueva York en donde reconocemos y respetamos la diversidad de los inmigrantes”.

Miembros de Woodside on the Move reaccionaron para defender a los inquilinos. Foto Oscar Frasser

Miembros de Woodside on the Move reaccionaron para defender a los inquilinos. Foto Oscar Frasser

La organización Woodside on the Move se movilizó tan pronto supo del abuso en Corona. Alvín Contretas, de esta organización, dijo que la discriminación no se puede tolerar. Zoila Martínez, quien vive en el edificio, dijo que lucharán en contra del propietario porque de ninguna forma se dejarán echar.

“La retórica de odio y menosprecio hacia los inmigrantes que viene de Washington no puede ganar un solo día en la ciudad de Nueva York”, concluyó Bitta Mostofi, asistente de la comisionada de la Oficina de Asuntos de Inmigración del Alcalde de Nueva York.

468