Nily Rozic: Una porteña en Albany

Nily Rozic: Una porteña en Albany
Nily Rozic, asambleísta de Queens. Foto Marcela Alvarez.

Nily Rozic, asambleísta de Queens. Foto Marcela Alvarez.

Nily Rozic es la primera mujer de raíces argentinas elegida a un puesto público en Queens. Toma mate, escucha a Mercedes Sosa y dice que Argentina gana este Mundial de Fútbol. Este marzo moderará en Albany el debate “Rompiendo barreras: Latinas que van al frente”.

“Yo crecí acá en Nueva York pero en mi alma también soy porteña e israelí”, dice la asambleísta Nily Rozic en su oficina de Flushing, en la gélida mañana de febrero cuando recibió a QueensLatino. Es la primera mujer en representar el distrito 25 de Queens en la legislatura estatal, la más joven (27 años) y de padres argentinos. “Tengo un tremendo orgullo que lo siento todo el tiempo”.

En noviembre de 2012, Rozic derrotó a Abe Fuchs y pasó a ocupar la silla vacante que dejó Rory Lancman. El periódico The New York Times la apoyó diciendo que era la “verdadera estrella de la carrera”. El distrito 25 está compuesto por Flushing, Queensboro Hill, Kew Gardens Hills, Hillcrest, Fresh Meadows, Auburndale, Oakland Gardens, Bayside y Douglaston. No es un distrito latino y la business card de Rozic está escrita de un lado en inglés y del otro en coreano y chino, así como su página en Facebook y sitio web. “De vez en cuando tuiteo en castellano, y ya quisiera tener más cobertura de la prensa en español para así poder tuitearlo”.

“Amo a tres ciudades que representan a mis abuelos, mis padres y a mí. Jerusalén es donde nací, Nueva York donde crecí y estudié, y adoro Buenos Aires porque es la ciudad de mis padres, a donde íbamos a pasar los veranos y conocí su cultura latina. Mi mejor recuerdo de Buenos Aires es simplemente caminar por Corrientes y ver todas las librerías e ir a una pizzería en Corrientes y Uruguay [Guerrín] donde hacen la mejor pizza del mundo”, dice Rozic con una sonrisa. Su español es fluido y revela sus raíces porteñas, especialmente cuando pronuncia la “ll”. Dice que le gusta el mate pero prefiere el café con leche. Y deja muy en claro que en el año del Mundial de fútbol estará mirando los partidos, apoyando a la albiceleste y a Lio Messi porque “vamos a ganar esta vez”. De los equipos de Nueva York su corazón le pertenece a los Mets, “soy de Queens, of course”, y “me encanta ver los partidos de los Knicks con mi papá”.

¿Y quién es esta mujer?

“Soy una argentina-judía que habla hebreo y español. El español fue mi primer idioma. Crecí hablando las dos lenguas en casa con mi familia”, dice Rozic, hija de Hilda e Isaac Rozic. Tiene además 2 hermanos varones y 6 sobrinos. Para Iris Yankelevich, terapista y consejera familiar, el nombre de Rozic le resulta familiar. “Algo había escuchado de ella. Me parece muy interesante porque representa dos minorías: la latina que es poco visible en Nueva York, dominada por puertorriqueños y dominicanos, y que es muy joven y puede atraer a otros jóvenes para que se interesen por la política”, dijo Yankelevich.

Otros paisanos aún no la conocen. “La verdad, ni idea, pero me alegro que una argentina esté triunfando y representándonos de alguna manera”, dijo Luis Collazo, mientras disfrutaba un “sandwich de miga” en La Nueva Bakery, una cafetería rioplatense de Jackson Heights.

La oficina de Rozic es simple y austera. Hay libros de motivación, temas políticos y algún que otro título de ficción. La vida política de Rozic comenzó en el hogar. “A la hora de la cena siempre hablábamos de política, de cómo ayudar y servir a otros y contribuir a cambiar y hacer un mundo mejor”. En la escuela secundaria Townsend Harris de Flushing, a los 15 años comenzó haciendo diferentes pasantías y participando en eventos comunitarios y políticos. Hasta que llegó a Albany.

Rozic fue jefa de personal de Brian Kavanagh y ahora son colegas en la legislatura estatal. “Fue mi gran mentor político” y dice que también admira a la Melissa Mark-Viverito, presidenta del Concejo Municipal, a la concejal Julissa Ferreras y a la congresista Nilda Velázquez. El primero de enero de 2013 Rozic tomó posesión de su cargo, con la presencia de sus orgullosos padres. Del viaje a Albany, que para muchos puede ser tedioso, dice no molestarle, “fui elegida para esto”, porque se va en grupo (car pool) y en el trayecto a menudo escucha música en español, incluída Mercedes Sosa.

¿Cuáles son los temas que más le preocupan respecto a los hispanos? “Hay varios, pero para mí lo más importante es la educación. Si no inculcamos en nuestros niños el amor por la educación, no hay manera que puedan tener éxito en la vida y alcanzar un mejor trabajo. Por eso apoyo firmemente los programas de universal pre-K, after-school y ESL para todos”.

Su agenda incluye programas de ayuda a mujeres inmigrantes víctimas de violencia doméstica, a los ancianos, talleres sobre impuestos para dueños de casa y el transporte público. “Debemos pensar en grande, Bogotá, Colombia, tiene un gran sistema de transporte público, el mejor en el mundo y debemos aprender de ellos”, dice la joven que toma tren y a menudo va al trabajo en bicicleta.

En el frente legislativo, apoya el Dream Act “porque no importa cuál sea el estatus migratorio, si un chico quiere ir a la universidad, debe tener el apoyo financiero que necesita y debemos dárselo”.

¿Cómo y dónde se ve en diez años? “Siempre me estoy empujando y me pongo desafíos para hacer cosas distintas. Amo lo que hago, creo que estaba destinada a ser una asambleísta y me veo haciendo esto por mucho tiempo. Es gratificante saber que puedes trabajar en un asunto importante o ayudar a que alguien obtenga los recursos que necesita. Para mí es la profesión ideal, por eso estoy feliz cada mañana de ir a trabajar y ayudar a otros”.

¿Le gustaría llegar a un puesto más alto en la política?

“Who knows!”, afirma en inglés.

por Marcela Álvarez

468

1 Comentario

  1. JAMAS IMAGINE A UNA ARGENTINA OCUPANDO ESE CARGO!!!NOTA MUY INTERESANTE Y PARA LOS ARGENTINOS SUPER NOVEDOSA!!! GRACIAS POR CONTAR ALGO POSITIVO DOBLE POR LATINA Y POR SER MUJER!!!!