Músico Silvio Solís: ‘El arpa es mi pasaporte’

Músico Silvio Solís:  ‘El arpa es mi pasaporte’

El arpa es su pasaporte para viajar por el planeta, según el maestro Silvio Solís. Y es que, desde muy pequeño, su pasión por este instrumento musical lo llevó a varios países interpretando las melodías tradicionales de Paraguay.

“El arpa es la esencia de nuestra música y me hace sentir orgulloso el saber que la gente tiene apreciación por la música de mi país”, dijo Solís quien ahora vive en Jackson Heights.

A los siete años descubrió su amor por tocar el arpa y su curiosidad lo llevó no sólo a convertirse en un reconocido maestro del arpa, sino también en fabricante de este instrumento musical.

En la sala, mientras tocaba una melodía con una de sus últimas creaciones, Solís recordó cuando en su niñez espiaba a un artesano para ver cómo creaba las arpas y así aprendió el arte.

AARP_JUNTOS ES POSIBLE NEW YORK CITYEn los 80’s empezó a crear arpas con su propio estilo y desde ese entonces, Solís dice haber esculpido alrededor de 100. Durante dos meses se dedica a escoger la madera adecuada para pulirla, tallar sus diseños originales e instalar su propio sistema de cuerdas. Después las vende a otros artistas y estudiantes, según Solís, quien también enseña el arte de tocar el arpa.

Su recorrido musical, comenzó a los 14 años cuando viajó a Brasil a estudiar. Un año después ya tocaba profesionalmente para una cadena de hoteles. Así comenzó a viajar a diferentes continentes interpretando música guaranía, polka, canción y galepa, además de samba, joropo, cumbias, bossa nova y pasajes.

A pesar de sus viajes por el mundo, Solís no olvida sus raíces y dice que viaja a patria dos o tres veces al año.  Dice que se siente “nostálgico” durante las fiestas patrias porque las celebraciones lo transportan al lugar que lo vio nacer.

A sus 70 años, Solís es fuerte y saludable y dice que, aunque no hace ejercicio, se cuida en la alimentación. Lo ayuda mucho su media naranja, Zoraida, a quien conoció hace 12 años en una de sus presentaciones.

“Ella estaba entre el público y sentí como un imán de atracción”, recordó sonriendo el maestro Solís.

Junto a su compañera, el maestro Solís continúa con su trayectoria artística y poniendo en alto a los latinos.

Gloria Medina

 

468

Deja un comentario