Se produjo el primer asalto entre los seguidores de Francisco Moya e Hiram Monserrate, quienes se pelean una silla del Concejo de Nueva York. Hubo insultos, manoteos y empujones. La esquina de Monserrate salió triunfante. Aunque fue necesaria la presencia de la policía para calmar los ánimos.

Sucedió el jueves de esta semana en la esquina de la Avenida Roosevelt y la calle 99 después de la una de la tarde. Cinco seguidores de Moya interrumpieron una conferencia de prensa en la cual Yonel Letellier Sosa anunciaba su apoyo a Monserrate. A Monserrate lo rodeaban 35 de sus seguidores, quienes exhibían carteles y gritaban consignas.

Los seguidores de Moya no se identificaron y dijeron que no recibieron dinero u órdenes de Moya para estar allí. “Todos ustedes son unos maleantes”, “Monserrate nos debe pagar el dinero y no regresar a la política” y “ustedes no tienen vergüenza”, dijeron los seguidores de Moya mientras empujaban e insultaban para interrumpir la conferencia de prensa.

Con cola de caballo, pantalones apretados y camisa de cuadros rojos y negros, el líder de los seguidores de Moya dijo que no quería identificarse “pero soy hijo de madre y pago impuestos”. Una de las mujeres que lo acompañaba tampoco quiso identificarse y dijo que representa a la comunidad y “me duela tanta inmoralidad y corrupción”.

Seguidores de Moya y Monserrate enfrentados en la calle.

Seguidores de Moya y Monserrate enfrentados en la calle.

La policía de Nueva York fue necesaria para calmar los ánimos.

La policía de Nueva York fue necesaria para calmar los ánimos.

“Monserrate vuelve a defender la comunidad” y “Necesitamos a Monserrate para que pelee por nosotros”, gritaban los seguidores de Monserrate. “Unidos jamás seremos vencidos”.

Cuando la policía llegó los seguidores de Moya se retiraron, aunque no ha sido la primera vez que la campaña de Monserrate ha tenido que llamar a la autoridad. La primera vez fue cuando los seguidores de Moya arrancaron y destruyeron en esa esquina la propaganda política a favor de Monserrate. La policía confirmó a QueensLatino que está investigando quiénes destruyeron los carteles y las vallas a favor de Monserrate.

“Por muchos años el Partido Demócrata de Queens ha manipulado a los votantes sin contar con la comunidad, pero ha llegado el momento de que decidan por su cuenta con el liderazgo y la independencia de Hiram Monserrate”, dijo Letellier Sosa, presidente de la Asociación de Líderes de Latinoamérica.

Letellier Sosa conoce de cerca las artimañas del Partido Demócrata porque ha combatido en varias guerras políticas por más de 20 años. Ahora culpa a Moya y al Partido Demócrata por haberlo sacado de la papeleta de votación para no permitirle disputar la silla de concejal por el distrito 21 de Queens. Las elecciones primarias son el próximo martes 12 de septiembre.

Monserrate aceptó con beneplácito el apoyo de Letellier Sosa porque fortalece su campaña en la comunidad, mientras que esta agresión señala el nerviosismo que se apodera de la campaña de Moya.

“Este 12 de septiembre la comunidad triunfará y le demostraremos a la maquinaria política y a la marioneta de Moya que estamos cansados de su manipulación y abuso”, dijo Monserrate.

“¿A qué le teme Moya, por qué se esconde y por qué no acepta debatirme?”, se preguntó Monserrate durante la conferencia de prensa en la calle.

“Para que la comunidad no siga huérfana estamos obligados a elegir a Monserrate al concejo de Nueva York”, concluyó Letellier Sosa.

Yonel Letellier Sosa antes de anunciar su respaldo antes los seguidores de Monserrate.

Yonel Letellier Sosa antes de anunciar su respaldo frente a los seguidores de Monserrate en la esquina de la Roosevelt y la calle 99 de Corona.

Así concluyó el primer asalto de una pelea entre latinos por el distrito 21 del concejo que comprende los vecindarios de Corona, East Elmhurst y Jackson Heights. Hagan sus apuestas.

Javier Castaño