Mexicanos protestan en Nueva York contra su gobierno

Mexicanos protestan en Nueva York contra su gobierno

Por Guillermo Mogollán

El 26 de cada mes, un grupo de activistas mexicanos manifiesta su inconformidad contra el gobierno de su país al que tachan de “corrupto y criminal”. Estas manifestaciones las realizan frente al Consulado General de México en Nueva York, como lo hicieron el pasado viernes 26 de agosto, cuando alrededor de 40 mexicanos levantaron la voz. Ya son 23 meses que estos activistas protestan frente al consulado.
Portando pancartas y gritando consignas como “La lucha sigue, el pueblo vive”, “Liberen a Mireles” y “¿Quién desapareció a los estudiantes? Fue el estado”, los activistas anhelan el apoyo al mexicano en el extranjero.

pidiendo la liberación del doctor

‘El luchador 43’ pidiendo la liberación del doctor José Manuel Mireles.

Sus objetivos son la liberación del doctor José Manuel Mireles, líder de las autodefensas en Michoacán y encarcelado desde el 2014, y unirse a la lucha de los familiares de los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapan, Guerrero.

Antonio Tizapa, padre de Jorge Antonio Tizapa, uno de los 43 normalistas desaparecidos, pide que “aparezcan los estudiantes y que otros paisanos sigan apoyando otras causas similares”.

Quienes protestaron dijeron representar grupos como: “Unidos con el Pueblo”, “Semillas”, “Somos los Otros NY”, “Independientes”, “Running for Ayotzinapa” y “Ayotzinapa NY”.

“No debemos de olvidar que como mexicanos, tenemos un compromiso moral con nuestros familiares que se han quedado en México y debemos de solidarizarnos con ellos”, dijo uno de estos manifestantes, quien usa una máscara de luchador y un sombrero de charro y se identifica como ‘El Luchador 43’.

“Además de manifestarnos en contra de nuestro gobierno, buscamos al mismo tiempo abrirle la mente a nuestros paisanos; a final de cuentas, esa es la lucha más grande que tenemos: sacar a los paisanos de su conformismo, de su ignorancia”, dijo Miguel Suárez, uno de los manifestantes que trabaja como cocinero en un restaurante italiano en Chelsea, Manhattan.

José Obdulio, originario de Nochixtlán, Oaxaca y quien trabaja en la construcción de edificios en Long Island City, dijo que “uno llega bien madreado de la chamba y lo único que quiere es darse un baño, descansar y ver la tele. Pero si uno no hace un esfuerzo por enterarse de lo que está pasando en México y de hacer algo al respecto, así sea algo mínimo, como unirse a un movimiento de protesta como este, la situación va a seguir igual, o peor”.

“La pinche indiferencia del pueblo mismo es todavía peor que los crímenes que el narcogobierno está cometiendo, porque es como darles permiso para que sigan abusando. Yo entiendo que en México te pueden secuestrar y matar por andar de revoltoso, pero aquí, ¿cuál es la excusa?”, dijo uno de los manifestantes que solo se identificó con su nombre de batalla, Pancho Villa Zapata.

468