Masacre en Orlando Pulse se siente en Queens

Masacre en Orlando Pulse se siente en Queens

Por Bianey García y Paola Lebrón: Activistas de Se Hace Camino Nueva York

Como mujer translatina, parte de la comunidad LGBTQ y residente de Jackson Heights, Queens, siento mucha angustia y sé que muchos comparten este dolor. A todos nos cobija esta pesadumbre. La madrugada de aquel domingo nos conmovió a todxs la odiosa masacre de 49 personas en la discoteca Orlando Pulse, un lugar educativo y de celebración LGBTQ en el estado de Florida.

Es imperativo mencionar que las víctimas principales eran personas negras y Latinx, y la mayoría boricuas. Estas eran personas de clase trabajadora y de comunidades marginales que comparten muchas identidades e intersecciones con nosotrxs. Por ende, ellxs podrían ser miembrxs o personal de organizaciones como Se Hace Camino Nueva York.

En nuestros esfuerzos de crear santuarios para nuestras comunidades, exhorto a todxs a que escuchen, reconozcan y apoyen a todas las personas directamente afectadas, en especial a las personas no blancas LGBTQI+, quienes viven esta experiencia a diario. Sólo así podemos preservar un lugar de solidaridad y seguridad.

Para poder sobrevivir, nuestras comunidades trans, queer y género estamos obligadas a ser fuertes y resistir los ataques. No podemos conformarnos.

Tomamos las calles, resistimos, construimos nuestros propios espacios y así lo continuaremos haciendo.

La homosexualidad no es una enfermedad, la homo-trans fobia si!!!

Entrada al Club Evolution de la Roosevelt y la calle 76 en Jackson Heights, Queens. Foto Javier Castaño

Entrada al Club Evolution de la Roosevelt Avenue y la calle 76 en Jackson Heights, Queens. Foto Javier Castaño

 

468