Más de 200,000 evacuados en California por incendios

Más de 200,000 evacuados en California por incendios

Fuertes vientos que pueden alcanzar la fuerza de un huracán y las condiciones de resequedad continuaron alimentando una serie de incendios forestales en el sur de California, que se extendieron rápidamente el jueves al norte de San Diego y que podrían durar semanas.

Los vientos calientes y secos soplaban desde el desierto de California, y la agencia estatal de bomberos CAL FIRE dijo que las ráfagas y la humedad extremadamente baja continuarían hasta el domingo.

Hasta ahora unos 57.000 hectáreas se han consumido en seis grandes incendios en el estado, de acuerdo a las autoridades.

En San Diego, en el llamado incendio Lilac, el fuego se expandió a 10 kilómetros cuadrados en cuestión de horas y arrasó con la comunidad de Rancho Monserate Country Club, en la pequeña ciudad de Fallbrook, conocida por sus huertos de aguacate y sus haciendas de caballos.

Allí las llamas destruyeron decenas de casas rodantes en una comunidad de jubilados y mataron a varios caballos de carreras que se ubicaban en una instalación de entrenamiento.

Al menos dos personas sufrieron quemaduras y fueron hospitalizadas.

Un hombre retira un roedor de las llamas.

Un hombre retira un roedor de las llamas.

El fuego se propagó mientras los bomberos intentaban contener el mayor incendio en el estado, que ardía cerca de Ventura —a 209 kilómetros al norte—, destruyó 430 inmuebles y abarca 466 kilómetros cuadrados.

Las cuadrillas de bomberos también combatían llamas alrededor de Los Ángeles, pero progresaron lo suficiente para levantar la mayoría de las órdenes de evacuación.

El incendio del jueves provocó el cierre de la autopista estatal 76 en ambas direcciones y obligó a evacuar la zona cercana a la Base del Cuerpo de la Infantería de Marina Camp Pendleton. Se instalaron albergues para los desplazados dentro de escuelas y casinos.

El incendio, y uno de menor tamaño a 19 kilómetros al norte de la ciudad de Murrieta, se originaron un día después de que las autoridades estatales enviaron por primera vez una alerta a teléfonos celulares de siete condados de la región, para advertir que los fuertes vientos de Santa Ana podrían causar peligro extremo de incendios.

Al menos 200.000 residentes han sido evacuados mientras unos 5.700 bomberos tratan de contener las llamas. Voa