Maggy Hoffman dice que hay que vivir sin miedo y disfrutar el momento

Maggy Hoffman dice que hay que vivir sin miedo y disfrutar el momento

Gloria Medina

La alegría, el entusiasmo y el ímpetu ayudaron a que Maggy Hoffman, una residente de Flushing, se desempeñara mejor como enfermera aportando su positivismo a los pacientes que cuidaba.

Ahora ya retirada, después de más de 25 años de trabajo en un hospital de Roosevelt Island, Hoffman continúa irradiando energía positiva a las personas que la rodean.

Después de una taza de café y de compartir una agradable conversación que terminaba en risas con una amiga en una cafetería de Sunnyside, Queens, esta mujer de 68 años que llegó a Nueva York en enero de 1980, compartió su historia con Queens Latino.

“Mi experiencia trabajando como enfermera me enseñó a que uno tiene que aprender a vivir sin miedo”, dijo Hoffman sin dejar de sonreír. “Uno debe mirarse al espejo y celebrar cada arruga y cada cana que va saliendo. Eso es algo natural y lo rico es saber disfrutarlo”.

En general Hoffman dijo que se siente “muy bien” de salud. Cuando percibe alguna dolencia, toma medicina que venden en la farmacia. “Cuando ya es algo que persiste, voy al doctor”, dijo la mujer quien no va al gimnasio “por pereza”.

El ejercicio que hace Hoffman es caminar por media hora en un parque cercano a su casa. Lo hace cuatro veces en la semana, pero dice que lo más importante para ella es el mantenerse positiva y disfrutar la vida.

Hoffman, quien es viuda. Su único hijo de 26 años, se mudó de vecindario. “Hago de mi vida lo mejor que puedo. A mi edad, me siento bien y joven. Tenemos que vivir el hoy, el ahora, porque mañana no sabemos qué va a pasar”.

La mayoría de personas, según Hoffman, pasan por experiencias difíciles en la vida y tienden a quedarse encerradas. Pero Hoffman dice que no es recomendable porque el encierro deprime.

Hoffman tiene varios pasatiempos como leer y el último libro que leyó fue “La Biblia de barro”. También va a cine y viajar.

468

Deja un comentario