Madre indocumentada se refugia en iglesia de NY

Madre indocumentada se refugia en iglesia de NY

Una inmigrante guatemalteca que ingresó a una iglesia de Manhattan hace más de dos semanas para buscar refugio de las autoridades de inmigración dijo que luchará para no separarse de sus hijos.

Mientras sostenía a su bebé de 15 meses por unos momentos, Aura Hernández habló con reporteros dentro de la iglesia donde podría estar escondida durante meses de los agentes federales.

Hernández, una madre de dos hijos que solía limpiar casas, ha vivido ilegalmente en EE.UU. desde 2005.

La inmigrante promete permanecer dentro de la Cuarta Sociedad Universalista, una histórica iglesia del Upper West Side, hasta que cambie su estatus migratorio.

Más temprano el jueves, un grupo de simpatizantes protestó frente al Trump International Hotel antes de marchar a la iglesia a varias cuadras de distancia.

Hernández, quien tiene 37 años, ingresó a la iglesia hace aproximadamente dos semanas, pero pasó las dos semanas anteriores en otra iglesia de Manhattan donde primero buscó refugio.

Iglesia de NY brinda refugio a madre indocumentada

Activistas de inmigración y funcionarios locales como la presidenta del condado de Manhattan, Gale Brewer, la rodearon mientras hablaba.
Y luego varios sacerdotes le lavaron los pies, junto con los de otros dos inmigrantes, recreando el lavado de los pies de los apóstoles en la Última Cena antes de la crucifixión de Jesús, de acuerdo con los relatos de los Evangelios.

La guatemalteca es la segunda inmigrante que ha buscado refugio público de las autoridades de inmigración en una iglesia de la ciudad de Nueva York.

La inmigrante guatemalteca Amanda Morales ingresó a una iglesia en el vecindario de Washington Heights en Manhattan en agosto con sus tres hijos, de 10, 8 y 3 años.

La política oficial de Inmigración y Aduanas considera que las escuelas o iglesias son “lugares sensibles” en los que por lo general se evitan las medidas coercitivas, aunque pueden ocurrir “en circunstancias limitadas”, como bajo órdenes especiales de un supervisor.

Un vocero de ICE no hizo ningún comentario sobre el caso luego de una solicitud de The Associated Press.

Los ministros de la Cuarta Sociedad Universalista dijeron que Hernández puede permanecer en la iglesia todo el tiempo que necesite. Voa

468