Ley de inmigración permite mantener familias unidas

Ley de inmigración permite mantener familias unidas

Una nueva reglamentación entrará en vigencia, a partir del 29 de agosto, por medio de la cual el Departamento de Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos le permitirá a los cónyuges e hijos solteros de residentes permanentes con una petición familiar, tramitar el perdón provisional I-601A dentro del país.

“Lo primero que hay que tomar en cuenta es que si, que la ley funcione. Siempre que así sea entonces hay beneficio para los dominicanos. Nosotros somos optimistas en ese sentido”.

Así lo afirmó, a la Voz de América, César Pérez, residente permanente dominicano en Estados Unidos, para quien lo más importante es la garantía de este perdón que en este caso se otorga a personas que han sido pedidas por tener una situación de sufrimiento extremo y que elimina el castigo de 10 años de no entrada a los Estados Unidos.

De esta manera lo explicó Ángela Fernández, directora ejecutiva de la coalición de los derechos de los migrantes del Alto Manhattan.

“La idea es para poder facilitar la unificación de la familia y para que esa persona que ha estado indocumentada en los Estados Unidos por un cierto tiempo puede ser peticionado una vez que salga de los Estados Unidos para entrevista consular y que no sea castigado y se le permite regresar a los Estados Unidos. Pero tienen que recibir ese perdón mientras están en los Estados Unidos haciendo la petición”.

De acuerdo a abogados de inmigración, es importante que aquellas personas que quieran tomar ventaja de esta medida de inmigración entiendan si satisfacen los requisitos, o no, antes de empezar el procedimiento legal.

“Tiene que ser una situación donde el peticionado va a sufrir de una manera extrema si la persona que están peticionando no pueden entrar al país antes de los 10 años o 3 años”, dijo Ángela Fernández, directora ejecutiva de la Coalición de los derechos de los inmigrantes del Alto Manhattan.

Sin embargo, explica que es importante asesorarse con un profesional. Ya que, como explica Fátima Almonte, se presta a engaños.

“Disque supuestamente abogaditos por ahí que le cogen, pues es mejor que la inmigración se encargue y lo haga correctamente como debe de ser”.

“Yo le pido a Dios que de verdad la hagan porque se necesita para muchas personas. No solamente dominicanos, somos muchos de Latinoamérica que necesitamos que esa ley se haga”, señala Abraham González, quien apoya esta medida migratoria. Voa

468

1 Comentario

  1. Debemos insistir que la unión familiar es un derecho humano y no civil. Ninguna ley de ningón país en el mundo puede anularlo o pretender enmendar algo politico anulando un derecho humano… Las Naciones Unidas tiene documentación muy clara al respect.