Latinos por asiento en Distrito 21 del Concejo

Latinos por asiento en Distrito 21 del Concejo

Dos latinos, Francisco Moya e Hiram Monserrate, quieren la silla del Distrito 21 del Concejo de Nueva York. Moya tiene el respaldo de la maquinaria demócrata y Monserrate volvió a la arena política con 5,000 firmas de respaldo. Dos mujeres, Cristina Furlong y Erycka Montoya, fueron descalificadas por no cumplir con el suficiente número de firmas aprobadas, mientras que Yonel Letellier aspira a que su nombre sea añadido a la papeleta de votantes en las elecciones primarias del Partido Demócrata el próximo 12 de septiembre.

QueensLatino recorrió las calles del Distrito 21, que incluye los vecindarios de East Elmhurst, Elmhurst, Jackson Heights, Corona, La Guardia, Le Frack City y parte del Parque Flushing. También cubre las avenidas Roosevelt y 37 hasta la calle 82.

“Estoy indecisa ya que Monserrate tiene un historial criminal y Francisco tiene ideales que sólo benefician a grandes corporaciones. Hasta ahora no sé por cual votar”, dijo Verónica Arteaga, 34, cuando recorría Corona y cuya opinión representa el sentir generalizado de los votantes.

José David Arango, 26, que caminaba por Jackson Heights, dijo que no conocía mucho de los candidatos y que no sabía por quién votar.

Moya tiene el apoyo del Partido Demócrata, Steamfitters, United Federation of Teachers y Hotel Trades Council, entre otros. Ha recolectado más de 120,000 dólares en donaciones para su campaña. Por el contrario. Monserrate es rechazado por los políticos demócratas y ha recolectado más de 30,000 dólares. La organización Black Institute de Corona lo apoya, además de los sindicatos de parques y servicios escolares 983 y 282 de DC37.

La fortaleza de Monserrate está en su agresiva personalidad y en el entusiamo que ha despertado su campaña y eso preocupa a los demócratas. “Hay temor de que gane”, es el comentario del establecimiento político.

Hiram Monserrate, al centro, en el Desfile Colombiano de Nueva York con sus simpatizantes. Fotos Javier Castaño

Hiram Monserrate, al centro, en el Desfile Colombiano de Nueva York con sus simpatizantes. Fotos Javier Castaño

Francisco Moya, de barba y camisa blanca, acompañado de sus colegas demócratas en Norhern Boulevard.

Francisco Moya, de barba y camisa blanca, acompañado de sus colegas demócratas en Northern Boulevard.

En dos vecindario cercanos hay opiniones encontradas. Irene DeBenedittis, en la calle 104 de Corona, dijo que conocía a Moya desde niño y siempre ha ayudado a la comunidad. “Votaré por Moya y todo el barrio también lo hará”, dijo DeBenedittis.

“Voy a votar por Monserrate porque conozco su trabajo y hace poco vino a apoyarnos porque nos quieren quitar los puestos de votación y es un grave problema para envejecientes y discapacitados”, dijo Arlene Night, residente de Leffrak City y afroamericana. En este complejo residencial viven más de 15,000 personas.

“No sé quién ganará ya que uno fue acusado de corrupción y violencia doméstica y el otro carece de liderazgo y acercamiento real a la comunidad”, dijo Walther Sinche, activista comunitario de Queens. “No puedo votar porque vivo fuera del área, pero si pudiera votar, no votaría por ninguno”.

En este Distrito 21 viven más de 220,000 personas, alrededor de 110 votantes y apostarle al voto latino puede ser un error porque son inmigrantes recién llegados. En Corona, por ejemplo, el 73% de la población es latina, el 30% no habla inglés y el 25% es indocumentada. Casi el 25% de su población vive por debajo del índice de pobreza y sólo el 56% de sus residentes poseen diploma de escuela secundaria.

“La clave está en organizar a la gente por sectores y desplazar voluntarios el día de la votación para proteger el voto” Eduardo Giraldo de la campaña de Monserrate.

Después de recorrer el vecindario, saludar y tomarse fotos con los constituyentes, Monserrate decidió hablar con QueensLatino. Fue jovial y le sobraron calificativos para atacar a Moya:  “Marioneta” del partido demócrata y “un cero” porque ninguna de sus propuestas de ley ha sido aprobada. “Vendido” y “prepotente”.

Aunque Moya también calificó a Monserrate de “delincuente violento” y “egocéntrico errático” en un comunicado en inglés que nos envió por correo electrónico.

“Hiram Monserrate nunca podrá ganar porque representa un peligro claro y presente para el futuro de nuestra comunidad”, se lee en el comunicado. Añadió que Monserrate es “una persona no grata” en el Concejo por su historial delictivo.

“Nadie es perfecto y he pagado por mis errores”, dijo Monserrate en busca de perdón en la comunidad, un mensaje que ha tenido eco en este vecindario de clase trabajadora en donde la gente busca segundas oportunidades en sus vidas. Dijo que el Partido Demócrata de Queens carece de liderazgo y su campaña se enfoca en Willest Point porque se “volvió a negociar y dejó por fuera los intereses de vivienda asequible de la comunidad”.

Moya o Monserrate entrevistasTanto Monserrate como Moya dijeron estar agradecidos con el apoyo de la comunidad. Según el asambleísta Moya el apoyo del Partido Demócrata y de los sindicatos a su campaña es por haber contribuido al aumento del sueldo mínimo a $15 por hora de trabajo y el ingreso gratuito a los colleges.

Monserrate entre sus logros mencionó su defensa de la Orden 41 que provee servicios sociales a inmigrantes, estacionamiento gratis los domingos y haber luchado por vivienda asequible en el proyecto de construcción de Willets Point.

Letellier, el posible tercer candidado demócrata, aspira a llenar el vacío de liderazgo que existe en la comunidad latina.  “Necesitamos nuevo liderazgo, candidatos respetuosos en los que podamos confiar”, dijo Letellier vía telefónica. “Mi trabajo habla por sí solo. He luchado durante años por la comunidad y tengo la experiencia global”.

Gloria Medina

468