Doctoras Eneida Agosto y Janet Sánchez

Casi todos ya sabemos que nuestra comunidad hispana tiene un mayor riesgo para muchas enfermedades, entre ellas la diabetes y la hipertensión. Pero hay una condición de la cual se habla muy poco, pero puede tener un impacto grande en nuestra salud y bien estar, principalmente en la edad avanzada. Por eso nos unimos con Amgen para compartir información sobre la osteoporosis.

Esta enfermedad se caracteriza por una pérdida de masa ósea que causa debilidad en nuestros huesos, haciéndolos más propensos a fracturas. Lo más preocupante es que la osteoporosis se conoce como una “enfermedad silenciosa” ya que muchas personas no saben que la tienen hasta que ocurre una fractura.

Y aunque los hombres también están en riesgo de desarrollar la osteoporosis, es más común entre las mujeres. De hecho, las estadísticas muestran que después de la menopausia, el riesgo para la mujer de romperse una cadera es igual a su riesgo de cáncer de mama, útero u ovario en conjunto.

Algunas razones por las cuales las mujeres latinas están más en riesgo son:

  • Ellas son más propensas que las mujeres caucásicas a desarrollar diabetes, un factor que puede aumentar el riesgo de osteoporosis.
  • Las hispanas consumen menos calcio que la Cantidad Diaria Recomendada. Una dieta con la cantidad adecuada de calcio y vitamina D es importante para mantener los huesos sanos.
  • Como en muchas otras comunidades, la osteoporosis es subdiagnosticada en la comunidad hispana.

La necesidad de concienciar sobre la osteoporosis es crítica, dado que para el año 2025, las fracturas se proyectan a incrementar en un 48 por ciento llegando a más de 3 millones de fracturas. Pero hay buenos noticias. Usted puede tomar unos pasos para conocer su riesgo y talvez prevenir la osteoporosis.

  • Hable con su médico, quien le puede ayudar a comprender su riesgo y comprender los factores que aumentan su riesgo.
  • Haga su salud ósea una prioridad al consumir cantidades adecuadas de vitamina D y calcio.
  • Conozca su T-Score obteniendo un escaneo de densidad ósea (DXA) que puede ayudar a su médico a evaluar la fuerza de su hueso.