La encrucijada política del seguro médico

La encrucijada política del seguro médico

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, expresó el miércoles su optimismo de que los senadores republicanos podrían llegar a un acuerdo para revisar las políticas nacionales de salud, pero reconoce que será “muy duro”.

“Creo que vamos a estar al menos muy cerca, y creo que vamos a superarlo”, dijo Trump.

El mandatario ofreció su evaluación el miércoles, un día después de que el líder republicano del Senado, Mitch McConnell, pospusiera esta semana la votación sobre una propuesta republicana para desmantelar gran parte de la ley de siete años conocida popularmente como Obamacare, el logro legislativo nacional del ex presidente Barack Obama.

Mitch McConnell, líder de la mayoría en el Senado de EE.UU., republicano por Kentucky.

Mitch McConnell, líder de la mayoría en el Senado de EE.UU., republicano por Kentucky.

Los líderes republicanos y sus colegas se reunieron en sus oficinas en el Capitolio para discutir los cambios a la propuesta de McConnell, buscando elaborar nuevas disposiciones antes del receso del Día de la Independencia, la próxima semana, para votar cuando los legisladores regresen a Washington la semana siguiente.

Pero llegar a un acuerdo sigue siendo difícil, con nueve de los 52 senadores republicanos oponiéndose a varias partes del plan. Algunos están en contra porque piensan que frenaría el exceso de gastos para el programa de salud del gobierno para los pobres y otros, porque creen que los cambios propuestos no van lo suficientemente lejos como para socavar la ley de Obama.

“Una legislación de esta complejidad casi siempre tarda más de lo que nadie esperaría. Pero estamos presionando “, dijo McConnell el martes después de abandonar los planes para una votación esta semana, como él había esperado.

Un análisis independiente del plan republicano realizado por la Oficina de Presupuesto del Congreso concluyó esta semana que 22 millones de personas perderían su seguro de salud durante la próxima década en comparación con Obamacare. Pero Trump dijo que el plan republicano “será bueno para todos”.

En declaraciones en la Casa Blanca, dijo que la propuesta republicana “sería tan buena, sería mucho mejor que Obamacare, y sería mucho menos costosa para la gente, y en realidad mucho menos costosa también para el país.”

¿Qué dicen las encuestas?

Las encuestas nacionales muestran que Obamacare ganó nueva popularidad incluso mientras los republicanos intentan mantener su promesa de campaña para deshacerse de ella.

Mientras tanto, varias encuestas muestran que a los estadounidenses no les gusta la propuesta republicana.

La Universidad de Quinnipiac dijo el miércoles que un sondeo realizado en los últimos días demuestra que los votantes estadounidenses, con un margen de 58-16 por ciento, desaprueban el plan republicano.

La encuesta muestra que los republicanos favorecen la legislación por un margen de 37-23 por ciento, pero hubo abrumadora oposición de todos los demás grupos de identidad, ya sea por partido político, género, educación, edad o grupo racial.

“Llámalo un reencauchado encubierto del último plan de salud (republicano), o simplemente un lobo con ropa de oveja”, dijo Tim Malloy, encuestador de Quinnipiac. “Los estadounidenses no están comprando esta última versión del plan para matar a Obamacare”.

La estudiante de medicina, Rebecca Tanenbaum protesta en Miami contra la iniciativa de salud republicana frente a la oficina del Senador Marco Rubio, republicanopor Florida. Junio 28, 2017.

La estudiante de medicina, Rebecca Tanenbaum protesta en Miami contra la iniciativa de salud republicana frente a la oficina del Senador Marco Rubio, republicanopor Florida. Junio 28, 2017.

Solo 17 por ciento de los estadounidenses aprueba la propuesta del liderazgo del Senado, y 55 por ciento la desaprueba, según una encuesta de NPR/PBS NewsHour/Marist dada a conocer el martes. Un 24 por ciento de participantes dijo que no conocía mucho sobre el plan como para tener una opinión.

Una encuesta separada de USA Today/Suffolk University encontró que apenas 12 por ciento de estadounidenses aprueban el plan del Senado.

Los senadores republicanos tienen una mayoría de 52-48 en el Senado. Con todos los demócratas que se oponen a la derogación de la ley existente, los republicanos pueden perder sólo dos partidarios para aprobar su propuesta, con el vicepresidente Mike Pence votando en el caso de un 50-50 estancamiento.

La Cámara de Representantes aprobó el mes pasado su versión de la reforma sanitaria, una medida que Trump al principio celebró con legisladores republicanos en una manifestación de la Casa Blanca, sólo para luego llamar a la legislación “mala”. Él ha dicho que quiere “corazón” en el plan del Senado.

Tanto las propuestas de la Cámara de Representantes como las del Senado pondrían fin al requisito de que los estadounidenses compren un seguro de salud o paguen una multa.

Eliminaría los subsidios para ayudar a las personas de bajos ingresos a comprar seguros, reduciría los impuestos a los ricos y recortaría cientos de miles de millones de dólares en fondos durante los próximos años al Medicaid, el programa de salud del gobierno para pobres y discapacitados.

Ken Bredemeier, VOA.

468