‘La Ciudad de Inmigrantes’: Alcalde Bill de Blasio sale en defensa ante los ataques del presidente Trump

‘La Ciudad de Inmigrantes’: Alcalde Bill de Blasio sale en defensa ante los ataques del presidente Trump

Por el alcalde Bill de Blasio

La semana pasada, el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva que debilita la seguridad pública, empeora la seguridad en nuestras vecindades y se opone a los valores de nuestra ciudad.

Sin embargo, un acto de firma en Washington no cambiará a la gente de Ciudad de Nueva York.

Somos una ciudad de inmigrantes; la inmigración es un elemento esencial de nuestra sociedad civil, nuestra historia y hasta nuestro entorno construido. Si ven el perfil de Nueva York, piensen en la gente que la construyó, trabajadores que vinieron de cada rincón del planeta e hicieron de la nuestra una ciudad mejor y más fuerte.

A todos los que argumentan que los inmigrantes son malos para las ciudades, les pido que visiten a Ciudad de Nueva York. En dos años, de 2014 a 2015, hemos sumado más puestos de trabajo que 46 estados del país. ¿Quiénes están creando una gran parte de estos empleos? Más de la mitad de los negocios de nuestra ciudad pertenecen a neoyorquinos nacidos en otros países.

A los que denigran a los inmigrantes, les pido que visiten Ciudad de Nueva York. Casi uno de cada cuatro neoyorquinos nació en otro país. Los estudiantes de nuestras escuelas públicas hablan más de 170 idiomas. Y Nueva York es la ciudad grande más segura de la nación. La delincuencia ha descendido a niveles récord y sigue cayendo año tras año por la confianza que hemos fomentado entre la policía y las comunidades a las que sirven.

Vamos a defender a nuestra gente sin importar su proveniencia o estatus migratorio. Si se exige a los musulmanes que se registren, daremos pasos legales para impedirlo. Si el gobierno federal quiere que nuestros agentes de policía separen a familias inmigrantes, rehusaremos hacerlo. Si intentan deportar a neoyorquinos que acatan las leyes y no tienen un abogado, intercederemos por ellos.

Quiero dejar claro que esta orden ejecutiva no cambiará la manera en que aplicamos las leyes en Ciudad de Nueva York.

Vengan a Nueva York y verán al sueño americano realizándose ante los ojos de ustedes. No permitiremos que sea socavado por ningún motivo.

468