La CIA nos espía

La CIA nos espía

El secretario de la Casa Blanca, Sean Spicer, no confirmó la autenticidad de los documentos revelados por WikiLeaks sobre los mecanismos que utiliza la Agencia Central de Inteligencia (CIA), pero sí afirmó que los estadounidenses deberían estar “indignados” ante la continua divulgación de información clasificada sobre seguridad nacional.

“Creo que la idea de que estamos teniendo esta divulgación continua de información de seguridad nacional y clasificada, debe ser algo por lo que todas las personas deberían estar indignadas en este país”, señaló Spicer.

El portavoz de la Casa Blanca hizo referencia a los más de 8.700 documentos y archivos divulgados por WikiLeaks el martes y llamó “un doble estándar” el nivel de interés que ha generado esta filtración de información confidencial, así como la atención que mereció el lote de mensajes de correo electrónico tomado de la bandeja de entrada de un prominente demócrata y publicado por WikiLeaks durante el periodo electoral.

También lea: WikiLeaks filtra presuntas herramientas secretas de espionaje cibernético de la CIA.

“Existe una gran diferencia entre divulgar información de la cuenta de correo electrónico de John Podesta…y la filtración de información clasificada”, expresó Spicer al hacer referencia al presidente de la campaña presidencial de Hillary Clinton, quien fue víctima de un ciberataque en plena campaña electoral el año pasado.

“Existe una masiva, masiva diferencia entre esas dos cosas” añadió Spicer al indicar que la protesta por la última divulgación de WikiLeaks no ha coincidido con “el interés y la indignación que ocurrieron el año pasado”.

Los documentos publicados por WikiLeaks contiene detalles sobre las capacidades de la CIA para “hackear” información.

Spicer agregó que “por obvias razones, nuestra política como gobierno no confirma la autenticidad de cualquier tipo de divulgación o hackeo”.

El portavoz de la Casa Blanca acusó a los medios y a los demócratas de enfocarse desproporcionadamente sobre fugas de información políticamente ventajosas y obviando otras.

“Es interesante cómo hay una especie de doble estándar cuando se producen las filtraciones, cuánta indignación hay”, dijo Spicer. “Creo que es interesante cómo se abordan los diferentes temas … Debería haber mucha más cobertura de esto”, añadió Spicer. Voa

468