Igualdad y excelencia para todos en escuelas de NYC

Igualdad y excelencia para todos en escuelas de NYC

Carmen Fariña, canciller de las escuelas de la Ciudad de Nueva York

Al término de mi 52.o año escolar como educadora de la Ciudad de Nueva York, puedo afirmar que nuestras escuelas están mejor que nunca.

Este año, 70,000 niños de 4 años asistieron al programa gratuito de prekínder de calidad y de día completo, con el cual desarrollan las habilidades académicas y sociales que necesitan para un buen desempeño en kínder y los años siguientes. Por primera vez, nuestros estudiantes de escuelas primarias e intermedias obtuvieron mejores puntajes en los exámenes de inglés que el resto de los alumnos del Estado. Las tasas de graduación de la escuela secundaria y de ingreso a la universidad han alcanzado un número récord mientras que las tasas de deserción escolar son las más bajas que hemos visto. Si al comienzo de mi carrera me hubieran dicho que las escuelas de la Ciudad de Nueva York lograrían estos resultados, no lo habría creído.

Durante este año escolar hemos trabajado sobre la base de estos logros. Hemos realizado una gran inversión en nuestro plan de Igualdad y Excelencia para Todos (Equity and Excellence for All), con el cual estamos creando el camino de prekínder a la universidad y las carreras profesionales para los estudiantes de todos los vecindarios de la Ciudad. Más de 100 nuevos instructores de lectura han comenzado a apoyar a los maestros de las escuelas con más necesidades en El Bronx y Brooklyn, para continuar mejorando los conocimientos de escritura y de lectura de los niños. Los alumnos de 7.o grado de 171 escuelas intermedias han visitado los campus universitarios, para que comiencen a pensar en la universidad e incluyan así la educación superior en sus planes; fui la primera persona de mi familia en ir a la universidad, por lo tanto, esto es especialmente importante para mí.

Al nivel de escuela secundaria, creamos nuevos Cursos de Nivel Universitario (Advanced Placement, AP) en 63 escuelas, incluidas 31 escuelas que no habían ofrecido estos cursos anteriormente. Todos los alumnos de 11.o grado pudieron tomar el examen SAT sin costo y durante el horario de clases y, además, eliminamos la cuota de solicitud de las universidades CUNY para los estudiantes de bajos recursos, lo que permitirá que más alumnos tengan acceso a la educación superior.

Aunque celebro el progreso que hemos logrado, no es el momento para detenernos. Tal como lo ha sido en mis más de 50 años como educadora, el verano es una oportunidad para seguir adelante y comenzar el próximo año escolar con ventaja.

Este verano, recibiremos a más de cien mil estudiantes de los cinco condados en nuestro programa escolar Verano en la Ciudad (Summer in the City), el cual ofrece un plan de estudios práctico y visitas a instituciones culturales de la Ciudad de Nueva York. Además, capacitaremos a los maestros como parte del plan Igualdad y Excelencia para Todos, a fin de lograr un progreso constante. Contrataremos y capacitaremos a otros 140 instructores de lectura, los que colaborarán en todas las escuelas primarias de El Bronx y en más escuelas de Brooklyn el próximo año. Como parte de la iniciativa Álgebra para Todos (Algebra for All) y a fin de subir el nivel enseñanza para nuestros estudiantes, cientos de maestros de matemáticas recibirán instrucción avanzada, entre ellos los maestros de 5.o grado que solo enseñarán matemáticas, como siempre lo hemos hecho en las escuelas intermedias y secundarias.

Apoyaremos a 193 escuelas intermedias más para que los estudiantes de 7.o grado visiten los campus universitarios a través de la iniciativa Acceso Universitario para Todos (College Access for All) y capacitaremos a maestros para ofrecer cursos AP en 115 escuelas secundarias más, entre ellos cursos AP de computación que permitirán que nuestros alumnos tengan las habilidades necesarias para las exigencias de la universidad y las carreras profesionales del siglo XXI.

Para mí, la educación pública continúa durante todo el año. Debemos seguir centrando nuestros esfuerzos en el salón de clases y en subir aún más el nivel. Tenemos que hacer lo que es mejor para nuestros niños y trabajar para que tengan todas las oportunidades. No hay tiempo para detenernos o esperar durante estos dos meses del año; debemos estar preparados para cuando los niños y sus familias regresen en septiembre.

Espero que todos tengan un verano activo y gratificante. Nos vemos en septiembre.

468