Humberto de la Calle en NY: ni fu ni fa

Humberto de la Calle en NY: ni fu ni fa

Humberto de la Calle le hizo el feo a los colombianos en la ciudad de Nueva York. Su charla en El Centro de Graduados de CUNY sobre el proceso de paz en Colombia duró sólo hora y media. Cuando estaba respondiendo las preguntas que el público había escrito, se paró y se largó diciendo que tenía otros compromisos. Dejó sin usar los dos micrófonos que los organizadores habían instalado a cada lado de la audiencia.

También llovió sobre el mojado, puesto que no dijo algo interesante o novedoso y evitó hablar del ex presidente Alvaro Uribe, el principal obstáculo del proceso de paz. Es decir, de la Calle, el principal negociador del gobierno con la guerrilla de las Farc, viajó 2,486 millas, de Bogotá a Nueva York, para callar y ocultar.

“No he decidido si lanzarme a la presidencia de Colombia”, dijo de la Calle ante alrededor de 200 colombianos que acudieron al auditorio universitario de CUNY de la Quinta avenida de Manhattan. “He tenido muchos logros en mi vida, soy humilde, no necesito el reconocimiento de la presidencia y lo único que me interesa por ahora es sacar adelante el proceso de paz en Colombia”.

Entre los asistentes al “conversatorio” hubo jóvenes colombianos universitarios, algunos ex candidatos políticos locales y colombianos que son ideológicamente centristas o tiran más hacia la izquierda. Quienes defienden a Uribe en las redes sociales y en las calles de Nueva York, brillaron por su ausencia.

Varias personas entrevistadas al final del “conversatorio” dijeron que les gustó la intervención de de la Calle “pero faltó más debate y la presencia de miembros de la comunidad colombiana en Nueva York”.

De la Calle tocó tangencialmente tres puntos vitales. Primero, que la gente debe informarse sobre el proceso de paz para no dejarse engañar con informaciones falsas y “patrañas”. Segundo, los colombianos en cualquier parte del mundo, incluyendo Nueva York, deben alentar el diálogo hasta llega a un pacto colectivo de no violencia. Y tercero, el más peligroso: “los ganadores de las elecciones del próximo año van a re-examinar el proceso de paz y lo volverán a escribir”.

Traducción: si gana el uribismo hay borrón y cuenta nueva. Regresa la violencia como en el pasado. De la Calle dijo que “el conflicto con las Farc ha terminado porque no ha habido una víctima más de su parte”, pero que no se respeten los acuerdos de paz es la mayor preocupación de los guerrilleros, como ha ocurrido en el pasado cuando los han asesinado.

De la Calle también dijo que la equidad en la tenencia de la tierra y el exterminio de la corrupción política son vitales en el proceso de paz, aunque no habló del testaferrato que unta a quienes sustentan el poder en Colombia. “El acuerdo debe cumplirse porque fue firmado y los políticos tienen una responsabilidad ética con Colombia”, dijo de la Calle. Aunque no habló de la falta de ética cuando se aprobó el proceso de paz a la fuerza después de perder en las urnas y luego de la celebración anticipada de Juan Manuel Santos,  presidente de Colombia y Premio Nobel de La Paz.

El auditorio del primer piso del Centro de Graduados de CUNY en donde habló Humberto de la Calle.

El auditorio del primer piso del Centro de Graduados de CUNY en donde habló Humberto de la Calle.

De la Calle añadió que “Colombia no va camino a lo que está pasando en Venezuela, sino todo lo contrario, estamos fortaleciendo la democracia. Nos toca unir a los partidos políticos, movilizar a los jóvenes y aglutinar a las organizaciones ONG. Hay que discutir abiertamente”.

Lástima que de la Calle haya visitado Nueva York para no discutir abiertamente con sus compatriotas, sin tapujos o restricciones de horario, sobre una crisis que ha dejado más de 220,000 muertos en medio siglo y siete millones de desplazados, más que cualquier otro país del mundo.

Los colombianos en Nueva York seguimos siendo desplazados y menospreciados.

Javier Castaño

468

Deja un comentario