Historial criminal no debe ser impedimento para trabajar

Historial criminal no debe ser impedimento para trabajar

“Nuestro objetivo es que los negocios entiendan la ley y cambien su comportamiento sobre las personas que salen de la cárcel”, dijo Carmelyn P. Malalis, comisionada de la Comisión de Derechos Humanos de la ciudad de Nueva York. “La gente necesita trabajar y por eso la Ley de Igualdad de Oportunidades es tan importante para comunidades minoritarias que se han visto afectadas mayormente por este tipo de impedimento”.

La comisionada Malalis se refería al Fair Chance Law, que tiene un año de vigencia y prohíbe a la mayoría de las empresas preguntar por los antecedentes criminales de los solicitantes de trabajo, antes de ofrecerles el empleo.

Si el empleador le ofrece el trabajo al solicitante y luego se da cuenta de su historial delictivo, debe explicar el por qué, proporcionar una copia del récord y darle tres días para que responda. “El ofrecimiento de trabajo debe basarse en las destrezas y cualidades del candidato y no en su historial delictivo por el cual ya pagó a la sociedad”, añadió la comisionada Malalis.

Para presentar una queja ante la Comisión de Derechos Humanos de NYC, el afectado puede llamar al 311 o visitar la página nyc.gov/derechoshumanos

“No podemos permitir que el pasado controle el futuro porque una persona que haya sido culpable de posesión de droga puede trabajar en oficios como en la cocina”, dijo Fafael Rodríguez, consejero vocacional de The Fortune Society, que ayuda a los ex presidiarios a integrarse a la sociedad.

En el estado de Nueva York casi cinco millones de personas, principalmente minoritarias, tienen historial criminal. “Necesitan entrenamiento, destrezas, identificación, hojas de vida, ayuda sicológica, vivienda y referidos a otras organizaciones que les puedan ayudar”, añadió Rodríguez.

The Fortune Society orienta a un promedio de 30 personas cada semana. La Comisión de Derechos Humanos de NYC ha abierto casi 150 investigaciones para retirar la cajita en la cual se le pregunta a los solicitantes de trabajo si tienen récord criminal.

“La Ley de Igualdad de Oportunidades no implica que no se haga la pregunta, sino que se posponga para después de hacer la oferta de empleo y es para corregir una práctica de discriminación masiva contra las personas de color”, dijo William Whitaker, especialista asociado de derechos humanos en la ciudad de Nueva York.

“Las personas no deben mentir sobre el récord criminal, pero si deben saber cómo responder y nosotros les ayudamos a prepararse”, dijo Monica Welby, abogada del Legal Action Center.

Emily Hoffman, abogada del Community Service Society, añadió que toda persona debe tener una segunda oportunidad en la vida y hay muchas organizaciones que están para ayudarle a volver a ser productiva en la sociedad.

Javier Castaño

 

468