Hillary Clinton y las latinas: Entre mujeres…

Hillary Clinton y las latinas: Entre mujeres…

Por Marcela Álvarez

La joven Angelique Ocasio dice que Hillary no goza de sus afectos porque "es sneaky".  Fotos Marcela Alvarez

La joven Angelique Ocasio dice que Hillary no goza de sus afectos porque. Fotos Marcela Alvarez

“Ella es sneaky”, dijo Angelique Ocasio mientras se reclina en un amplio sofá y juega con su smartphone. La joven de 20 años nació en El Bronx, vive en Woodhaven y trabaja en el Queens Center Mall. La encontramos durante el lunch break de su trabajo en Just Pierce It. “Sí, hacemos piercings, por ahora estoy ahí, después buscaré otro trabajo”.  Dice que no se inscribió a tiempo para votar pero si pudiera hacerlo no lo haría por Hillary.
“Pero tampoco votaría por Trump, él es racista”, añadió Ocasio, que habla poco y casi nada de español. Sobre el hecho histórico de tener una mujer aspirante a la Casa Blanca, destacó que “como mujer, como hispana, sí, es inspirador ver a Hillary a donde ha llegado, ella sola en medio de tantos hombres ha podido aguantar todo lo que le lanzan, y eso me dice que yo también podría alcanzar algo parecido, pero no sé, en este momento, te repito no votaría por ella”.

Otros jóvenes se hacen eco del sentir de Ocasio. Como Jazmín Espinoza, también de 20 años. Ella no tiene otra opción que votar por Hillary. Su candidato, como para tantos otro de su generación, era Bernie Sanders. “Quizás no te guste lo que voy a decirte, pero Hillary es la menos malvada entre los dos candidatos que quedaron”. La joven, nacida en Flushing de origen ecuatoriano y estudiante de primer año en LaGuardia Community College, considera importante ejercer el derecho al voto, aunque no sea por tu candidato preferido (en su caso, Sanders). “Jamáz votaría por Trump, eso sería un insulto para mí, hacerlo por él es desperdiciar mi voto, él representa muchas cosas que yo, como joven progresista y educada, estoy en contra”.
Cuando entramos en la recta final de la campaña presidencial 2016, sin duda la más polarizante, extraña y rara de los últimos tiempos, pareciera que aún no hay claro indicio sobre quien será el ganador. Es como un partido de fútbol donde, terminado el tiempo reglamentario y con las piernas agotadas, el resultado final está para cualquiera de los dos cuadros.

Una de las últimas encuestas del Washington Post-ABC le daba al magnate neoyorquino Donald Trump una leve ventaja de 46 sobre 45 sobre la ex Primera Dama Hillary Clinton.

El escándalo por los emails de Clinton (la última estocada llegó por cortesía de Anthony Weiner), la supuesta relación de Trump con Rusia y Ucrania, los trucos en los impuestos y tantos otros condimentos amargos, no han hecho más que aumentar la indiferencia y el hastío por los candidatos.

Una cosa es cierta: por primera vez en la historia de Estados Unidos, 200 millones de personas están inscritas para votar, incluidos los 50 millones de votantes que se inscribieron en los últimos ocho años y que por primera vez ejercitarán su derecho ciudadano.

“Es mentirosa”, dijo tajante la dueña de un concurrido bistro de Jackson Heights, que pidió no ser identificada (ni el nombre de su negocio). “Es que no me gusta ella”, agregó la joven bajo el marco de un retrato de Frida Kahlo.

Edilma Pérez votará por Hillary, aunque no está totalmente convencida de la candidata demócrata.

Edilma Pérez votará por Hillary, aunque no está totalmente convencida de la candidata demócrata.

Como en toda disputa, hay dos esquinas. El bando de hispanas pro Hillary  es de intensidad variada. Unas lo harán por que no tienen más remedio, como Edilma Pérez, quien vive desde hace 30 años en Nueva York.

“Te soy sincera, no me gusta Hillary, no la veo muy creyente en Dios, no es muy católica”, dijo Pérez, mientras espera turno en una peluquería. Aunque confiesa que votará por la ex senadora de Nueva York, esta dulce mujer comenta que “el otro señor no sirve, no está capacitado para ser presidente”.

Si Pérez no tiene más remedio que votar por Hillary, Vitalia Muñoz, residente en Jackson Heights, con toda alegría no tiene dudas sobre su candidata y, de hecho, lo hizo público de manera viral.

Muñoz blanqueó su grito Hillariano a través de un video que se disparó online, producido por el grupo Filmmakers for Hillary (cineastas con Hillary). Desde la cocina de su apartamento en Queens, esta latina, madre de dos hijos, sostiene convencida que la ex Secretaria de Estado “es la mejor candidata en estos momentos, se lo digo yo que hoy en día soy una ciudadana de los Estados Unidos. ¿Por qué voy a votar por Hillary? Porque es la única persona por quien vale votar en estos momentos, es profesional y sabe lo que está haciendo y lo que está diciendo”, dijo Vitalia, segura y convencida de su decisión. “El otro candidato, para mí, es un loco, que no tiene nada en ese cerebro”.

Vitalia cierra su mini discurso dirigiéndose a Hillary: “Por mis dos hijos voy a votar por tí, porque eres una mujer sumamente inteligente, y como mujer estoy orgullosa de tí. Arriba Hillary, yo te apoyo como latina”.

Del grupo de cineastas por Hillary, una de las más férreas es la guionista y directora Marisol González, quien precisamente grabó el video donde aparece Muñoz. Neoyorquina desde hace dos décadas, González organizó meetings y grupos de discusión en su departamento de Queens y especialmente convocó a los amigos de su hijo -chicos y chicas- para que no pierdan su oportunidad de votar.

Martha Alarcón le dará su voto a Hillary porque los republicanos, dice, solo quieren guerra.

Martha Alarcón le dará su voto a Hillary porque los republicanos, dice, solo quieren guerra.

Con Hillary también está Martha Alarcón, quien llegó a EEUU en 1999 y ya es ciudadana. Esta madre de un niño dijo que “me gusta leer y enterarme de las noticias, y mire, he analizado el tema de las elecciones y siempre que entra un republicano es para ir a la guerra. Yo no quiero eso, yo quiero paz, además si gana Trump subirá el precio de la educación y tampoco habrá igualdad para las mujeres. Por eso votaré por Hillary”. Alarcón trabaja como mesera en un restaurante de Roosevelt Avenue.
Otra hispana pro Hillary es la doctora Iris Yankelevich, sicóloga, terapista y educadora, que desde su consulta en Forest Hills manifiesta su apoyo a la candidata demócrata. “No hay nadie más capacitado que ella”, dice la profesional latina y ciudadana de EEUU.  Luego le hicimos estas preguntas:
¿Por qué Hillary genera tantas pasiones, malas y buenas?
Yo creo que es por la personalidad de ella, la ves hablar y parece como fría, como si no estuviera en contacto con las emociones, como si no hablara con el corazón, a las mujeres les parece un robot y no gusta por eso.

¿Qué más?

Es muy intelectual, es muy racional, lo cual no tiene nada de malo, pero a la gente le molesta eso de ella. Y hay otros aspectos, como que no confían de que sea realmente honesta, que haga lo que dice, ella representa el establishment, el político de carrera que siempre ha estado en campaña, que no se juega completamente, la ven como el político tradicional y eso favoreció al loco éste.
El loco en cuestión es, claro, Trump. Sirve agregar que por su trabajo en las escuelas públicas Nueva York, en 1996, Yankelevich fue premiada por la ex Primera Dama, tal cual lo demuestra una foto de aquel encuentro en la Casa Blanca que la sicóloga conserva en su oficina.

¿Cómo recuerda a Hillary?

Es una mujer muy inteligente, muy aguda, tiene una visión amplia, es muy segura de si misma. Fue un honor conocerla.

Yankelevich está convencida que “Hillary va a ganar porque Trump terminará cavando en su propia fosa”.
Las elecciones 2016 pasarán a los libros de los récords por haber tenido a dos de los candidatos menos populares en la historia política de los Estados Unidos.

468

1 Comentario

  1. Me gustó mucho leer este artículo. Es muy interesante saber lo que piensa el ciudadano común de EEUU cuando se está ante una elección tan atípica como la que se está llevando a cabo en esta oportunidad. Felicitaciones Marcela, tus notas son especiales. Exitos !!