El ‘golden boy’ de Jackson Heights: Jonathan Velázquez

El ‘golden boy’ de Jackson Heights: Jonathan Velázquez

Danny Mendoza

El 8 de agosto se cumplen 26 años de la victoria que consagró a Oscar de la Hoya, el  “Golden Boy” en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. De la Hoya, de origen mexicano, le había prometido a su madre fallecida  la medalla de oro la cual obtuvo al derrotar a su oponente el alemán Marco Rudolph en la competición olímpica de las 132 libras.

Jonathan Velázquez, 28 años, nace en el barrio de Jackson Heights, Queens, e  hijo de inmigrantes colombianos. Tuvo sus inicios en el boxeo a los 12 años gracias a su padre quien lo introdujo a ese deporte. “En la Familia siempre han sido amantes del boxeo, empezando por mi abuelo y un tío que también compitió. Es una tradición familiar”, dijo Velázquez.

Su principal objetivo es participar en los Juegos Olímpicos a celebrarse en Tokio en el año 2020 en la competición de Heavyweight y ganar la medalla de oro como lo hizo su ídolo Oscar de la Hoya. Velázquez, quien mide 1.90 y pesa 230 libras se ha estado preparando desde temprana edad, ganó un torneo departamental a nivel juvenil en el año 2005, que tuvo su sede en Colombia.

Compite para el equipo de boxeo Bravest Boxing del  Departamento de Bomberos de la Ciudad de Nueva York (FDNY) el cual organiza competiciones amateur con el fin de donar a obras de caridad por medio de Building Homes for Heroes.

Velázquez ha participado en eventos de boxeo organizados por el FDNY en las ciudades de Cork, Irlanda y Londres, Gran Bretaña. Entre sus planes está el competir en torneos clasificatorios para los Juegos Olímpicos y ya está preparando su viaje a Colombia en el 2019 con el fin de participar en competiciones en ese país.

Para Velázquez el doporte es salud. “El boxeo me ha ayudado mucho en la cuestión del respeto a los otros, desarrollarme mentalmente y sobretodo, me ha enseñado mucha humildad”, dijo Velázquez. Su padre Harold es su mayor crítico y desde que lo introdujo al boxeo lo ha estado apoyando, asistiendo a sus entrenamientos y peleas. “Mi papá iba conmigo hasta Brooklyn e East New York a verme ‘guantear’ desde niño”, dijo Velázquez, quien con mucho orgullo reconoce el esfuerzo de sus padres inmigrantes.

Además de sus logros profesionales como bombero y los títulos de boxeador amateur, Velázquez sueña con recompensar a sus padres con la medalla de oro olímpica por el enorme sacrificio de haber dejado su tierra natal.

468