Foro en NY sobre la paz en Colombia, proyecto de ley para incluir a colombianos en el exterior y cuestionario a Julio Bedoya (por el Si) y Liliana Melo (por el No)

Foro en NY sobre la paz en Colombia, proyecto de ley para incluir a colombianos en el exterior y cuestionario a Julio Bedoya (por el Si) y Liliana Melo (por el No)

Por Javier Castaño

“Las Farc deja de existir o sus guerrilleros se vuelven criminales o se los traga el sistema y terminan militando en otros partidos políticos, como en el Centro Democrático, que debe ser la fantasía erótica de muchos políticos colombianos”, dijo Rodolfo Arango, filósofo y catedrático de la Universidad de los Andes, además de militante del Polo Democrático.

Arango estuvo en el centro nocturno Terraza 7 el pasado 7 de septiembre y habló del Proceso de Paz en Colombia. Asistieron más de 50 personas que dijeron apoyar el Si. Los colombianos que apoyan el No fueron invitados a esta charla, pero no acudieron. Arango no se refirió a los pormenores del Proceso de Paz en Colombia, sino que enmarcó su presentación desde una perspectiva post-modernista y cuestionó la capacidad de los colombianos para asumir un cambio hacia la democracia participativa.

“Dentro de este proceso el componente de la verdad es muy importante porque busca reparar el tejido social. Es una vergüenza para los actores de la violencia, de las masacres, que sean reconocidos públicamente”, dijo Arango. “Para Colombia este es un momento histórico parecido al de Nelson Mandela en Sudáfrica, pero no sabemos cómo administrarlo a nivel ético. Colombia tiene bloqueada la imaginación luego de 50 años de guerra y ahora enfrenta una decisión existencial. Colombia llegó a este punto porque las Farc abandona las armas, pero no su proyecto político”.

Arango también dijo que este proceso como tal no es muy legítimo y allí está su más grave problema: “Es como reformar la Constitución sin tantos debates y enfrentando muchos problemas jurídicos que generarán inestabilidad. Hizo énfasis en el cambio de mentalidad que la guerrilla, los políticos de derecha e izquierda y los colombianos deben afrontar para ser más tolerantes y modernos.

“Las 10 curules para las Farc es algo bueno porque de esta manera se está compensando a los miembros de la Unión Patriótica que fueron masacrados. Pero con este proceso las Bacrim y la ultraderecha no van a desaparecer, la tenencia de tierras seguirá siendo un problema y los territorios indígenas saldrán perdiendo porque son un estorbo para el proceso”, añadió Arango.

Dijo que a los políticos en Colombia no les interesa la diáspora. “Ese desprecio a los colombianos en el exterior es un trato injusto porque son miopes y eso también debe cambiar”, concluyó Arango.

En conferencia con la prensa internacional, por intermedio del Internet, el Registrador Nacional del Estado en Colombia, Juan Carlos Galindo, dijo que el plebiscito del próximo 2 de octubre es especial y su único objetivo es “contestar con el Si o el No” ante una sola pregunta del presidente Juan Manuel Santos: "¿Apoya usted el acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera?". Dijo que las urnas estarán abiertas de 8 de la mañana a 4 de la tarde y “sabremos el resultado esa misma noche”. En Colombia hay más de 34 millones de personas con edad para votar y gana el que obtenga más votos habiendo pasado el umbral del 13% o 4 millones 536.999 votos. En la ciudad de Nueva York podrán votar aquellas personas inscritas para vota, quienes tenga la nueva cédula de ciudadanía o quienes sean jurados de mesa de votación. “Son notarios de la democracia” y por cada mesa debe haber un mínimo de dos jurados. Los colombianos podrán votar en la sede del Consulado de la calle 46 de Manhattan o en la escuela pública PS 69 de la calle 77 y la 37 avenida, en Jackson Heights, Queens. La publicación QueensLatino participó de esta conferencia de prensa. Foto Javier Castaño

En conferencia con la prensa internacional, por intermedio del Internet, el Registrador Nacional del Estado en Colombia, Juan Carlos Galindo, dijo que el plebiscito del próximo 2 de octubre es especial y su único objetivo es “contestar con el Si o el No” ante una sola pregunta del presidente Juan Manuel Santos: “¿Apoya usted el acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera?”. Dijo que las urnas estarán abiertas de 8 de la mañana a 4 de la tarde y “sabremos el resultado esa misma noche”. En Colombia hay más de 34 millones de personas con edad para votar y gana el que obtenga más votos habiendo pasado el umbral del 13% o 4 millones 536.999 votos. En la ciudad de Nueva York podrán votar aquellas personas inscritas para vota, quienes tenga la nueva cédula de ciudadanía o quienes sean jurados de mesa de votación. “Son notarios de la democracia” y por cada mesa debe haber un mínimo de dos jurados. Los colombianos podrán votar en la sede del Consulado de la calle 46 de Manhattan o en la escuela pública PS 69 de la calle 77 y la 37 avenida, en Jackson Heights, Queens. Acompañan al registrador Galindo, a la derecha, Luis Fernando Criales, secretario general de la Cancillería y Javier Darío Higuera, director de asuntos consulares de la Cancillería. La publicación QueensLatino participó de esta conferencia de prensa. Foto Javier Castaño

Proyecto de Ley para reparar víctimas en el exterior

La Representante por los colombianos en el exterior del Movimiento MIRA, Ana Paola Agudelo, radicó recientemente un proyecto de ley que busca fortalecer el acceso a los derechos de verdad, reparación, restitución y garantías de no repetición para las víctimas en el exterior.

Según el último Reporte de la Unidad de Víctimas, RUV, actualmente se cuenta con cerca de 10.000 víctimas, de las cuales el 46% son mujeres, quienes se encuentran en riesgo latente de re-victimización por conflicto o por su estado de vulnerabilidad en su condición de mujeres y madres migrantes.

En este sentido, la iniciativa pretende fortalecer los mecanismos y coordinar las acciones para esclarecer el sub-registro de víctimas, que según la Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, está entre 350 y 500 mil. Asimismo, que todos los colombianos en el exterior víctimas del conflicto armado  queden inscritos antes del 10 de junio de 2017, para garantizar su eventual reparación.

De igual manera, en función de reconocer que una Paz Estable y Duradera como la proyecta el Gobierno Nacional y como la espera el país, no será posible sin el reconocimiento y la inclusión adecuada de las víctimas en el exterior dentro de este importante proceso, que marcará de manera definitiva la vida nacional y la historia del país en el corto y largo plazo.

El Proyecto de Ley se radicó con el respaldo de los partidos Liberal, de la U, Alianza Verde y Cambio Radical.

 

EL CUESTIONARIO DEL SI Y EL NO

QueensLatino envió las mismas preguntas a dos colombianos de nuestra área para que el lector entienda mejor las dos posturas por el Si y el No. En nuestra edición impresa de septiembre hay una página dedicada a este cuestionario y puede recoger el periódico en nuestras cajas de distribución que están localizadas cerca de varias estaciones de tren en Queens.

Julio Bedoya y Liliana Melo.

Julio Bedoya y Liliana Melo.

JULIO BEDOYA nació en Colombia y vive en Nueva York hace 25 años. Es miembro del Movimiento por la Paz en Colombia.

LILIANA MELO nació en Colombia y vive en Nueva York hace 12 años. Es activista y promotora de la participación de los colombianos en el exterior.

 

  1. ¿Votará por Si o No el 2 de octubre y por qué?

BEDOYA: Por el Si. Porque la confrontación armada en Colombia, en todas sus formas, debe terminar. No toleramos mas violencia, muerte y degradación.

MELO: Por el No. Deseo paz, pero el acuerdo entre el Gobierno Santos y las Farc no blinda con certeza la justicia. Premia a los criminales y castiga al ciudadano de bien. Hay más beneficios para las Farc y sin haber dado nada.

 

  1. ¿Su voto es también a favor del presidente Santos?

BEDOYA: No. La hegemonía política que Santos representa, ha tenido por décadas la oportunidad de lograr los cambios que la sociedad colombiana necesita y solo ahora y bajo la presión de las armas ha tenido que negociar las responsabilidades del estado con los campesinos, con las víctimas, con la oposición política, etc…

MELO: Tengo claro que votaré para aprobar unos acuerdos, más no para desaprobar la pésima gestión y derroche del peor presidente que Colombia ha podido tener.

 

  1. ¿Cree usted que Colombia se convertirá en la Venezuela actual?

BEDOYA: No. Somos países con diferentes historias y diferentes procesos. Colombia será la Colombia que nosotros hagamos de ella. Esa frase se utiliza para amedrentar y asustar a la gente.

MELO: No lo dudo. Venezuela cayó eligiendo a Chávez presidente. Santos ha hecho sus primeros “pinitos” de dictador acabando con el equilibrio de poderes y abusando del poder legislativo y la justicia. Las Farc prometieron llevar la Revolución Bolivariana a Colombia.

 

  1. ¿El presidente Santos le está entregando el país a la guerrilla?

BEDOYA: No. Con estos acuerdos le vamos a quitar las regiones y los territorios a las FARC para entregárselos a todos los colombianos. Lo único que el gobierno está entregando son las condiciones y las garantías para que un opositor armado se desmovilice.

MELO: No entrega precisamente, alienta e incentiva que lleguen al poder. Santos se volvió el vocero y facilitador de las Farc, dejando de ser el Presidente de Colombia. La paz no puede ser justificación para la impunidad ni la premiación a los victimarios. La paz no es arrodillarse ante una ideología de pobreza y muerte.

 

  1. ¿Qué le está ofreciendo este proceso de paz a la guerrilla?

BEDOYA: Le ofrece garantías y protecciones para dejar de ser un actor armado y convertirse en un actor político. Después de décadas de lucha armada, las Farc se reintegra a las comunidades y como organización política entrara a debatir en la plaza publica y a competir por posiciones de poder.

MELO: 10 curules en el Congreso, así no saquen votos, 16 curules en la circunscripción especial en las zonas de influencia de las Farc. Allí no podrán participar los partidos tradicionales, solo las Farc y movimientos de estas zonas. De los impuestos se le otorga el 15% del presupuesto a las Farc para financiar su partido o movimiento e incentivar su ideología. Acceso a canales públicos y 31 emisoras comunitarias, y paradójicamente los colombianos en el exterior seguimos sin medios.

 

  1. ¿Cómo le parece la posición del expresidentes Uribe sobre este proceso?

BEDOYA: La reputación y el proyecto político de Uribe se alimenta de la existencia de las FARC, si se desmovilizan y se desarman, el uribismo se muere de hambre.

MELO: Ha sido un muro de contención para evitar que se dé impunidad en nombre de la paz y sirviendo de alerta no solo en el país sino ante la comunidad internacional. Ha hecho un buen trabajo desde el Congreso protegiendo la Constitución y alentando a los ciudadanos a participar de estos acuerdos.

 

  1. ¿Qué alternativa tiene Colombia en lugar de este proceso?

BEDOYA:La aprobación de los acuerdos en el plebiscito es la única alternativa real y efectiva en este momento para terminar el conflicto armado con el grupo guerrillero armado mas grande y violento de Colombia.

MELO: Es el momento de acabar con el conflicto y negociar. Claro, debe haber acceso político pero no dar beneficios políticos a los actores de crímenes de lesa humanidad. Los colombianos deben llevar al gobierno y al Congreso ciudadanos con vocación de servicios y con gran compromiso de limpiar el sistema, sin mermelada. Debemos acabar la corrupción.

 

  1. ¿Qué papel jugará el paramilitarismo en este proceso?

BEDOYA: El paramilitarismo fortalecerá sus acciones y presencia armada para proteger los intereses económicos y criminales de particulares y empresas y para llenar los espacios dejados por la guerrilla.

MELO: El paramilitarismo se acabó en Colombia y quedan bandas delincuenciales compuestas por exparamilitares, exguerrilleros y otros criminales para continuar con el negocio del narcotráfico y sembrar terror en regiones donde el estado no tiene presencia.

 

  1. ¿Qué papel jugará el narcotráfico en este proceso?

BEDOYA: El trafico de drogas responde a las demandas del mercado. Mientras no haya un consenso internacional sobre legalización y responsabilidades compartidas, no habrá una solución definitiva a ese problema. La sola erradicación de cultivos y la criminalización de los campesinos productores de hoja de coca no le van a hacer mella al narcotráfico.

MELO: Es evidente que el narcotráfico será conexo a la rebelión. Mal mensaje a los ciudadanos. Así se legalizará el narcotráfico bajo la afirmación que “el problema es de quien consume, mas no del que provee las drogas”. Santos ha incentivado la cultura de la vergüenza y la desfachatez institucional. Como dice el exprocurador Alejandro Ordóñez: “Colombia nada en coca”, y con la paz de Santos, el país naufragará en coca.

 

  1. ¿Qué papel tendrán los políticos en este proceso?

BEDOYA: Los políticos en puestos públicos tendrán una gran responsabilidad en la implementación de los acuerdos. Las entidades del estado que ocuparán los vacíos que dejarán las guerrillas, deben vigilar para que no sean llenados por otros actores armados o ilegales.

MELO: Loable el trabajo del Centro Democrático en denunciar lo inconstitucional y la posición de Jorge Robledo del Polo Democrático en denunciar la corrupción como el caso de Reficar. Otorgan equilibrio y control al país. El futuro de los políticos está en manos de los colombianos, acudiendo a las urnas y votando con conciencia, no con hambre de tamal y gaseosa.

 

  1. ¿Si gana el Si, que cree que pasará en Colombia?

BEDOYA: Los colombianos, por mas de cinco décadas, no sabemos lo que es la vida cotidiana sin las Farc, sin tomas a pueblos, masacres, desapariciones, desplazados, minas personales, falsos positivos, paramilitares, etc. Puede surgir una nueva Colombia, más justa.

MELO: No dudo que surjan grupos guerrilleros para luchar en contra de un estado corrupto que ayudó a doblegar la justicia. Habrá mucho inconformismo y quizás surjan grupos que busquen justicia por sus manos. Estamos destinados a repetir la historia y no aprendemos de nuestras equivocaciones del pasado.

 

  1. ¿Cuánto tiempo necesitará Colombia para apaciguarse?

BEDOYA: Depende de cuan dispuestos estemos los colombianos en participar de un proceso de reconciliación y de cuanto tiempo le tome al gobierno desactivar los otros actores armados

MELO: Lo que tarde en erradicarse la corrupción y el desprestigio de la justicia. Lo que tarde que el colombiano tome responsabilidad y conciencia de su deber ciudadano ante el voto, y se organice en bloque para luchar desde la vía democrática a pedir justicia y atención.

 

  1. ¿Si gana el No, qué cree que pasará en Colombia?

BEDOYA: Habremos desperdiciado una oportunidad única para cambiar nuestra historia. Se legitimaría la venganza y el rencor. Se ampliarían las divisiones y la polarización nos pondría en posiciones irreconciliables. Triunfaría el Uribe-Ordoñismo.

MELO: Se renegociarán los acuerdos, brindando más justicia para que se garantice la no repetición. El No es decir sí a una paz verdadera, la cual es necesaria como vía para la construcción de escenarios de arrepentimiento, perdón y justicia.

 

  1. ¿Cuál es su mensaje a los colombianos en el área metropolitana de NY?

BEDOYA: Aprovechemos esta oportunidad. Empecemos a construir un país moderno, inclusivo y democrático, sin guerra. Donde podamos disfrutar de nuestras riquezas y aprovechar nuestros talentos. Donde se diga que cambiamos la tragedia y el miedo por el optimismo y el bienestar para todos.

MELO: La invitación a salir a votar masivamente este 2 de octubre. Los colombianos nos enfrentamos a una de las más importantes decisiones de nuestra historia; pero votando conscientemente. Sugiero leer los acuerdos de paz.

 

468