Fiscales federales no volverán a llevar a juicio al senador demócrata Robert Menéndez de Nueva Jersey

Fiscales federales no volverán a llevar a juicio al senador demócrata Robert Menéndez de Nueva Jersey

Fiscales federales decidieron el miércoles no volver a juzgar al senador Robert Menéndez por cargos de corrupción que terminaron en un jurado estancado el otoño pasado. De esta manera, se levanta la nube legal que se cierne sobre el demócrata de Nueva Jersey mientras se prepara para la reelección este año

La decisión pone fin a una investigación de más de cinco años que comenzó con acusaciones nunca fundamentadas sobre la asociación con prostitutas y finalmente resultó con una acusación de soborno.

Menéndez, de 64 años, fue acusado de intercambiar su influencia política por obsequios y donaciones de campaña del millonario médico oftalmólogo de Florida, Salomón Melgen, de 63 años. Ambos negaron las acusaciones y su juicio de 11 semanas finalizó en noviembre con el jurado esperablemente estancado.

“Desde el principio, nunca vacilaba en mi inocencia y en mi creencia de que la justicia prevalecería”, dijo Menéndez en un comunicado. “Estoy agradecido de que el Departamento de Justicia se haya tomado el tiempo para volver a evaluar el caso y llegar a la conclusión apropiada”, escribió Menéndez en su cuenta de Twitter.

Los fiscales abandonaron el caso después de que un juez la semana pasada desestimó los cargos de soborno relacionados con las donaciones de la campaña de Melgen. Once cargos se mantuvieron antes de la decisión del miércoles, incluidos sobornos, fraude y conspiración.

La investigación data de finales de 2012 después de que apareciera una historia en un sitio web conservador en la que se afirmaba que Menéndez y Melgen se habían asociado con prostitutas en la casa de Melgen en República Dominicana. Tres mujeres más tarde se retractaron y dijeron que les pagaron para hacer las afirmaciones falsas.

La investigación se amplió para examinar la relación entre los dos hombres, que se conocen desde hace más de 20 años.

Los dos hombres fueron acusados formalmente en 2015, de operar un plan en el cual Menéndez supuestamente usó su influencia política a cambio de viajes en el jet privado de Melgen a su centro vacacional en República Dominicana, unas vacaciones en París y otros incentivos.

Los fiscales dijeron que Menéndez, a cambio, presionó a los funcionarios del gobierno en nombre de Melgen por una disputa de facturación de Medicare de $ 8.9 millones y un contrato estancado para proporcionar equipos de detección en República Dominicana, y también ayudó a obtener visas de EE.UU. para las amigas del doctor de 63 años.

Los abogados del senador sostuvieron que los obsequios de Melgen eran muestras de amistad, no de sobornos, y argumentaron que las reuniones de Menéndez con los funcionarios de la rama ejecutiva se centraron en cuestiones de política más amplias que solo los intereses comerciales de Melgen.

Posteriormente, los miembros del jurado le dijeron a los periodistas que hasta 10 miembros del panel estaban a favor de la absolución de todos los cargos, lo que llevó a muchos a especular que el gobierno no buscaría un nuevo juicio. Voa