Fiscal Schneiderman: ‘Evite el fraude de impuestos’

Fiscal Schneiderman: ‘Evite el fraude de impuestos’

Con la fecha límite para completar la planilla de impuestos a menos de un mes, el Fiscal General Eric T. Schneiderman brindó a los contribuyentes consejos para ayudar a evitar esquemas fraudulentos al completar sus planillas de impuestos. El Fiscal General también exhortó a los neoyorquinos a permanecer atentos e informar a su oficina cualquier sospecha de estafa a través de la que se intenta robar información personal y financiera de los consumidores.

Haga clic aquí para ver el video del Fiscal General Schneiderman compartiendo consejos para evitar estafas sobre en torno a la planilla de impuestos

“Uno de mis trabajos más importantes es ayudar a mantener a los neoyorquinos a salvo de los estafadores”, dijo el Fiscal General Schneiderman. “Con el día de los impuestos a la vuelta de la esquina, quería compartir algunos consejos para proteger a los neoyorquinos de ser estafados. Si sospechas una estafa, infórmalo a mi oficina”.

Cada año, la Oficina del Fiscal General recibe quejas de los consumidores sobre varios esquemas relacionados con los impuestos. La Oficina del Fiscal General sigue recibiendo quejas sobre estafadores que se hacen pasar como representantes del Departamento del Tesoro de los EE. UU., el IRS u otros funcionarios del gobierno e intentan cobrar deudas impositivas falsas. Los defraudadores se presentarán como funcionarios del gobierno por correo electrónico o llamadas telefónicas, a menudo utilizando logotipos falsos del gobierno en su correo electrónico, o identificadores de llamadas alterados para que el cuadro de identificación de llamadas de la víctima diga “Servicio de Impuestos Internos” o muestre el número de teléfono real del IRS. Los estafadores amenazan a los consumidores con demandas, arrestos o deportación si no entregan el dinero o brindan información personal confidencial. Aquí puede encontrar una muestra de estafas de IRS.

ATAX PREPARELos consumidores deben estar conscientes de que, a partir de este año, los cobradores de deudas que representan al IRS pueden llamar a los consumidores a cobrar las deudas tributarias. Sin embargo, el IRS nunca lo hará sin enviar primero al consumidor una carta notificando al consumidor que lo hará, y brindando información al consumidor para ayudarlo a determinar que una llamada es legítima. Si un consumidor recibe dicha llamada y todavía no ha recibido esta carta, el consumidor debe rehusarse a hablar con la persona que llama excepto para exigir que se envíe otra copia de la carta. En muchos casos, los estafadores afirman que los consumidores deben pagar sus deudas tributarias anteriores e insisten en que los consumidores paguen con una tarjeta de crédito prepaga o una tarjeta de regalo. Muchos estafadores insisten en el uso de estos productos porque generalmente son difíciles de rastrear.

El IRS y las agencias gubernamentales legítimas nunca exigirán el pago con una tarjeta de regalo, una tarjeta de crédito prepaga o un cheque certificado, ni solicitarán números de tarjetas de crédito o débito por teléfono. Los consumidores no deben pagar por teléfono, sin importar cuán persuasivo sea el que llama. Si un consumidor tiene dudas sobre si una llamada de cobro es legítima, incluso si el consumidor ha recibido una carta del IRS, debe llamar al IRS directamente al 1-800-366-4484.

Los contribuyentes también deben desconfiar de los negocios de preparación de impuestos que anuncian tarifas bajas para atraer clientes, pero luego aumentan la tarifa final en cientos de dólares y afirman que la declaración de impuestos fue más complicada de lo anticipado. Tenga cuidado con los casos en que un preparador de impuestos retira electrónicamente más de la tarifa acordada sin previo aviso al consumidor.

Otra estafa que los contribuyentes deberían tener en cuenta implica que el contribuyente reciba un “reembolso de impuestos” inesperadamente grande y tal vez anticipado del IRS. Luego, el estafador llama al contribuyente, haciéndose pasar por un empleado del IRS, y le exige al contribuyente que corrija el “error” devolviéndole el dinero. La llamada puede parecer legítima porque el dinero fue enviado por correo o depositado por el IRS en la cuenta del consumidor, pero este “reembolso” en realidad pertenece a otro consumidor cuya identidad ha sido robada por el estafador. Los consumidores no deben gastar el dinero ni “reembolsar” nada de eso a la persona que llama. Comuníquese con la línea directa de robo de identidad del IRS directamente al 800-908-4490 para reportar la estafa.

Con el fin de ayudar a los neoyorquinos a evitar estafas relacionadas con los impuestos, el Fiscal General Schneiderman ofrece los siguientes consejos adicionales:

  • Si debe dinero, recibirá un aviso legítimo por escrito que identifica a la agencia y la razón por la que debe dinero.
  • No proporcione información personal a las personas que llaman por teléfono, incluido su número de seguro social, información de su cuenta bancaria u otra información de pago.
  • Las organizaciones gubernamentales legítimas nunca amenazarán con demandas, arrestos o deportaciones por no pagar una deuda.
  • Las agencias gubernamentales legítimas nunca insistirán en que los consumidores paguen una deuda solo a través de una tarjeta de crédito prepaga.

Las siguientes sugerencias ayudarán a los consumidores a presentar sus declaraciones de impuestos de forma segura y a mantener una mayor rentabilidad:

  • Use solo use compañías establecidas y reconocibles para servicios de preparación de impuestos.
  • Verifique las calificaciones y el historial del preparador de impuestos a través del Better Business Bureau.
  • Solicite un presupuesto por escrito de todas las tarifas. Evite a quienes basan sus honorarios en un porcentaje de su reembolso.
  • Evite a los preparadores de impuestos que prometen dinero en efectivo para preparar su planilla, pero de hecho simplemente ofrecen un descuento en tarifas infladas.
  • Asegúrese de que el preparador de impuestos esté accesible, incluso después de la fecha de vencimiento de abril.
  • Nunca firme una declaración en blanco.
  • Revise la declaración completa antes de firmar.
  • Asegúrese de que el preparador firme el formulario de impuestos e incluya un número de identificación fiscal del preparador (PTIN).
  • Consulte la “Declaración de Derechos del Consumidor sobre Preparadores de Impuestos” de Nueva York”.

Además de ser consumidores atentos, los neoyorquinos deben reportar posibles estafas a la oficina del Fiscal General presentando una queja en línea o llamando a la línea directa del consumidor al1-800-771-7755. Las estafas también deben ser reportadas al Inspector General del Tesoro de los Estados Unidos para la Administración Tributaria al 1-800-366-4484.

Los consumidores pueden evitar los costos de los préstamos y cheques de anticipo de reembolsos presentando su declaración electrónicamente y haciendo que los reembolsos se envíen por correo o se depositen directamente en su propia cuenta bancaria.

El Fiscal General les recuerda a los neoyorquinos que hay sitios de Asistencia Voluntaria sobre Impuestos (VITA) donde los consumidores pueden obtener la preparación de sus declaraciones de impuestos gratuitamente. Para obtener más información sobre cómo calificar e identificar un sitio de VITA, vaya a: https://www.irs.gov/individuals/free-tax-return-preparation-for-you-by-volunteers

468