Fiscal Schneiderman alerta sobre fraude en servicios de inmigración

Fiscal Schneiderman alerta sobre fraude en servicios de inmigración

Organizaciones que ayudan a los de inmigrantes han recibido un número creciente de reportes de estafas en las últimas semanas

Debido a la creciente ansiedad causada por el clima político, los inmigrantes deben estar conscientes de potenciales estafadores potenciales que ofrecen servicio de inmigración

NUEVA YORK  – A la luz del creciente temor y ansiedad en las comunidades de inmigrantes como resultado del clima político actual, el Fiscal General Eric T. Schneiderman emitió una alerta de fraude  a los inmigrantes para que estén conscientes de posibles estafadores que ofrecen servicios de inmigración. El fraude de inmigración afecta a grandes segmentos de comunidades e involucra a individuos o compañías que se dirigen a inmigrantes vulnerables proporcionando servicios de inmigración no autorizados y fraudulentos. En las últimas semanas, la oficina del Fiscal General y muchas organizaciones de ayuda legal que trabajan con comunidades inmigrantes han recibido un número creciente de llamadas y reportes de estafas.

“En las últimas dos semanas, hemos visto un intenso temor y ansiedad en las comunidades de inmigrantes. Nueva York tiene cero tolerancia para cualquier persona que se aproveche de ese miedo para defraudar a los inmigrantes y sus familias “, dijo el Fiscal General Schneiderman. “Utilizaremos todas las herramientas a nuestra disposición para llevar ante la justicia a quienes cometan fraude contra nuestras comunidades de inmigrantes”.

Ha habido un aumento significativo en el número de llamadas a las organizaciones de inmigración, incluyendo por casos de posible fraude. Por ejemplo, desde las elecciones, la Coalición de Derechos del Inmigrante del Norte de  Manhattan ha recibido un aumento del 266% en el número de llamadas diarias y un aumento del 250% en el número de visitas diarias; El 10 de noviembre, la organización recibió más de 100 llamadas.

Una de las estafas más comunes en este momento es llamadas no solicitadas de falsos funcionarios de inmigración u otra agencia gubernamental. Por ejemplo, un inmigrante que vive en Nueva York recibió recientemente una llamada reflejando el número de una agencia oficial de inmigración del gobierno. El estafador le dijo que estaba en el país ilegalmente y debía pagar inmediatamente $ 1,550. Las autoridades federales nunca exigirán pagos inmediatos, ni solicitarán información personal confidencial o la amenazarán por teléfono. Si recibe una llamada como esta, cuelgue de inmediato y reporte el posible fraude a nuestra oficina.

Para reportar quejas relacionadas con servicios de inmigración, comuníquese con la línea directa de la Unidad de Fraude de Servicios de Inmigración del Fiscal General al (866) 390-2992 o envíe un correo electrónico a Civil.Rights@ag.ny.gov. La oficina del Fiscal General nunca solicitará su estatus migratorio ni compartirá la información de inmigración con las autoridades federales si se comunica con la Línea Directa de la Unidad de Fraude de Servicios de Inmigración.

El Fiscal General Schneiderman también destacó los recursos claves para que las comunidades de inmigrantes de Nueva York busquen apoyo relacionado con la inmigración y la naturalización. Administrado por Catholic Charities Community Services, la línea telefónica de New Americans es una línea telefónica multilingüe gratuita que brinda asistencia, información y referencias de inmigración y naturalización, independientemente de su estatus migratorio. Todas las llamadas a la línea directa son confidenciales y anónimas. Llame al 1-800-566-7636 (gratis) en cualquier momento entre las 9:00 am y las 8:00 pm de lunes a viernes.

El Fiscal General Schneiderman también recordó a todos los neoyorquinos otras formas comunes de fraude migratorio y cómo evitar convertirse en víctimas potenciales:

Llamadas no solicitadas de falsos funcionarios: Una de las estafas de servicios de inmigración más comunes son llamadas no solicitadas de alguien que dice ser un oficial del gobierno o un oficial de la ley que hace amenazas como la deportación. Muchas veces el número en el identificador de llamadas puede parecer un número de gobierno legítimo. Los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) y el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) nunca solicitarán pagos por teléfono, por lo que los inmigrantes deben tener cuidado con los estafadores que piden información sensible o personal, exigen el pago y amenazan con la deportación.

Fraude de Notario: En muchos países latinoamericanos un “notario” se refiere a alguien que tiene la autoridad para prestar servicios legales. En Estados Unidos se puede tener una licencia de notario sin ser abogado y algunos  “notarios” sin escrúpulos que no son abogados suelen confiar en este malentendido para explotar a los inmigrantes. Imponen a los inmigrantes cargos excesivos de solicitud sin someter nunca las solicitudes a las autoridades de inmigración o pueden inducir la deportación mediante la presentación de solicitudes de alivio para las cuales el inmigrante no es elegible o no solicitó.

Representación falsa de credenciales legales: Las personas pueden declarar falsamente ser abogados o sugerir equivocadamente que pueden presentarse ante las agencias de inmigración o ante el tribunal. Se aprovechan de los inmigrantes que, sin saberlo, pagarán honorarios exorbitantes por sus servicios. Al falsear sus calificaciones, estos individuos pueden tener un impacto perjudicial en los inmigrantes con los que trabajan. Por ejemplo, los inmigrantes que toman consejo y trabajan con estos individuos pueden renunciar a su derecho a obtener residencia legal, ser deportados innecesariamente o ser sujetos a responsabilidad civil y / o penal por la presentación de reclamaciones falsas.

Promesas fraudulentas para acelerar el proceso: Este tipo de fraude se refiere a las personas que afirman que conocen a los empleados en las oficinas de inmigración que pueden acelerar el procesamiento de las solicitudes de sus clientes. En consecuencia, solicitan altas tarifas por este servicio especial, pero no lo proporcionan.

Fraude de desinformación: Bajo este tipo de fraude, un proveedor típicamente proveerá información inexacta o falsa al inmigrante sobre su elegibilidad para un ajuste de estatus bajo una ley particular. En estos casos, el inmigrante por lo general no es consciente de que han sido víctimas de fraude hasta que reciben una carta de no elegibilidad de las autoridades de inmigración. El proveedor sabe que el inmigrante no tiene derecho al alivio o no es elegible, pero presentará la solicitud a las autoridades de inmigración de todos modos.

Fraude de Afinidad: Algunos proveedores se dirigen a inmigrantes pertenecientes a su mismo grupo étnico o racial. En consecuencia, buscan obtener ventaja sobre otros proveedores al afirmar que se identifican con el origen étnico, racial, nacional o las afiliaciones basadas en la comunidad del grupo de inmigrantes.

Práctica no autorizada de la ley: individuos que no están  licenciados para practicar la ley, pero se presentan como abogados o expertos en derecho de inmigración capaces de proporcionar asesoramiento y servicios jurídicos.

El Fiscal General Schneiderman proporcionó estos consejos claves para evitar ser estafado:

  • Sólo trabaje con un abogado con licencia o un proveedor autorizado
  • Nunca firme solicitudes o documentos en blanco o que no entienda.
  • No haga pagos por teléfono o por correo electrónico.

Se pueden encontrar recursos adicionales en el sitio web de la Fiscalía General, incluyendo el folleto Conozca sus derechos: Fraude de servicios de inmigración y no ser víctima de un fraude migratorio.

“Ahora más que nunca es crítico que los neoyorquinos se mantengan a salvo de aquellos que buscan aprovecharse de ellos”, dijo Steve Choi, Director Ejecutivo de la Coalición de Inmigración de Nueva York. “En un momento en que las comunidades de inmigrantes están aterrorizadas de lo que está por venir, los individuos sin escrúpulos pueden aprovechar los miedos de los inmigrantes prometiendo alivio, residencia permanente o ciudadanía que no pueden realmente proporcionar. Debemos hacer todo lo posible para asegurar que las comunidades de inmigrantes estén a salvo de este tipo de daño. Estamos con el Fiscal General y lo felicitamos por su vigilancia en nombre de los miembros de nuestra comunidad”.

“Para los inmigrantes, estos son tiempos muy inciertos. En tiempos de incertidumbre, los estafadores se aprovechan de los temores de los más vulnerables, vendiendo la esperanza y las falsas promesas “, dijo Angela Fernández, Esq, Directora Ejecutiva de la Coalición para Derechos del Inmigrante del Norte de Manhattan. “Aplaudimos la determinación del Fiscal General Schneiderman en el uso de todas las herramientas a su disposición para proteger a los inmigrantes de fraudes y que podrían destruir sus vidas”.

“En este momento de creciente temor y confusión para los miembros de las comunidades de inmigrantes, es más importante que nunca prevenir que las personas vulnerables no sean aprovechadas”, dijo Eva Hassett, Directora Ejecutiva del Instituto Internacional de Buffalo. “Estamos agradecidos por los esfuerzos del Fiscal General para luchar contra el fraude; las agencias de servicios legales para los inmigrantes en el oeste de Nueva York haremos nuestra parte para apoyar su esfuerzo”.

“Empire Justice Center elogia al Fiscal General Schneiderman por alertar a las comunidades de inmigrantes de Nueva York ante posibles estafas relacionadas con la inmigración”, dijo Bryan D. Hetherington, Jefe de Asesores del Empire Justice Center. “Ellos están legítimamente temerosos debido a la retórica anti-inmigrante de la administración en Washington y desafortunadamente personas sin escrúpulos se están aprovechando de ese miedo. Aquí en Nueva York, las comunidades de inmigrantes están en el corazón de nuestro estado y reconocemos las muchas contribuciones que hacen. Apreciamos que el Fiscal  General Schneiderman haya reconocido la importancia de crear recursos para proteger a los inmigrantes de Nueva York de los estafadores y está tomando medidas decisivas”.

“Todos los neoyorquinos merecen protección de aquellos que se aprovechan de su desconocimiento de una nueva ciudad, un nuevo idioma y un complejo sistema legal”, dijo el Fiscal de Distrito de Manhattan Cyrus R. Vance, Jr. “Y ningún neoyorquino – no importa su origen nacional o estado migratorio – debe tener miedo de reportar un crimen. Doy las gracias al Fiscal General Schneiderman por su colaboración y compromiso para defender a nuestras comunidades de inmigrantes de estafas y fraude”.

“La ciudad de Nueva York se compromete a proteger a los inmigrantes neoyorquinos de los proveedores de servicios de inmigración fraudulentos y sin escrúpulos. En un momento en que la incertidumbre tras la elección puede crear terreno fértil para proveedores fraudulentos y temor entre las comunidades de inmigrantes, agradecemos al Fiscal General Schneiderman por su vigilancia. Espero continuar nuestra colaboración con su oficina, el Departamento de Asuntos del Consumidor de la Ciudad de Nueva York y nuestros aliados comunitarios para crear conciencia sobre el fraude en los servicios de inmigración y conectar a los neoyorquinos a servicios legales de inmigración seguros y gratuitos “, dijo la Comisionada de Asuntos de Inmigrantes Nisha Agarwal.

“Durante las últimas dos semanas, el miedo, la ansiedad y la incertidumbre entre las comunidades de inmigrantes se ha profundizado e intensificado de una manera que no se ha visto por más de una generación”, dijo Mario Russell, Director de Servicios de Inmigrantes y Refugiados, de Catholic Charities NY. “Hoy en día, Catholic Charities está con las familias, niños y trabajadores que han venido a Estados Unidos para construir sus sueños y construir sus comunidades; Estamos con el Fiscal General de Nueva York en su importante trabajo para proteger y salvaguardar los derechos de sus recién llegados; Y defendemos la creación de una sociedad justa y compasiva afirmando la dignidad de cada persona. El trabajo de las Caridades Católicas para combatir el fraude contra los inmigrantes a través de su línea directa (1-800-566-7637) es tan esencial para su misión como su compromiso de proporcionar servicios jurídicos competentes a miles de inmigrantes cada año. Confiamos en que al unir nuestro trabajo con los esfuerzos, la vigilancia y el apoyo del Fiscal General Eric Schneiderman, los inmigrantes encontrarán parte del apoyo y la protección que necesitan”.

El Fiscal de Distrito de Queens, Richard A. Brown, dijo: “El condado de Queens es la zona étnica y culturalmente más diversa de los Estados Unidos, con más de 2,3 millones de habitantes. Con más de 120 países representados en nuestros vecindarios y más de 160 idiomas hablados en nuestro Condado, tomamos en serio los crímenes cometidos contra miembros de nuestras comunidades de inmigrantes. Nuestra Oficina de Asuntos de Inmigrantes (OIA, por sus siglas en inglés), junto con varias otras agencias, investiga y enjuicia crímenes contra inmigrantes. Además, nuestra oficina de OIA lleva a cabo extensas iniciativas de divulgación para mantener a nuestras comunidades informadas sobre la identificación y protección contra las estafas migratorias comunes. Nuestra Oficina se complace en trabajar con el Fiscal General del Estado de Nueva York, Eric Schneiderman, y con otros colegas de la ley, para procesar agresivamente los casos de fraude migratorio”.

Lourdes Rosado es la Jefa del Buró de Derechos Civiles del Fiscal General Schneiderman. Alvin Bragg es el Fiscal Ejecutivo Adjunto para la Justicia Social.

468