Este jueves primero de diciembre es el Día Mundial del Sida y esta es una historia positiva en Queens

Este jueves primero de diciembre es el Día Mundial del Sida y esta es una historia positiva en Queens

En su apartamento de Queens, Jorge Rodríguez disfruta de su retiro, pero su vida no ha sido tan fácil. En 1989 fue diagnosticado como portador de la enfermedad del Sida. “Mi pareja, quien luego murió de Sida, me llevó por primera vez a la sala de emergencia de un hospital en 1977 porque tenía fiebre, aunque el malestar desapareció a los pocos días”, dijo Rodríguez, quien tampoco sabe si su compañero fue quien lo contagió.

“Al principio tuve muchos médicos y en 1996 comencé a ser tratado en Hospital Elmhurst de Queens, primero con el medicamento Viracept que debía tomar tres veces al día y ahora con Triumeq que sólo tomo una vez al día”, dijo Rodríguez. “En este hospital hay doctores y enfermeras excepcionales y nadie que se contagie debe de tener miedo a hablar, ya sea homosexual o heterosexual”.

Además del cuidado que ha recibido en este centro médico del NYC Health + Hospital / Elmhurst, Rodríguez dijo que su buena salud se debe a que no es fiestero, no bebe licor ni come mucho, hace ejercicio, se protege y recibe el apoyo de su familia. Además, su actitud es positiva y no piensa en el pasado. “Las cosas pasan por una razón”, añadió Rodríguez.

Este primero de diciembre, cuando se celebra el Día Mundial del Sida, Rodríguez dijo que recuerda lo que pasó, la muerte de varios de sus amigos y que ahora hay mucha gente que posee el virus HIV o el Sida y continúan viviendo y trabajando sin problema.

“No entiendo cómo la gente sigue contagiándose a pesar de tanta información. Quizás no usan condón, no se protegen ni son honestos en su relación”, dijo Rodríguez. “Y la comunidad latina está siendo contagiada de manera increíble, incluyendo ahora más mujeres y también heterosexuales”.

Rodríguez nació en Santa Cruz, Islas Vírgenes, sus padres eran puertorriqueños y en 1969 llegó a Nueva York a estudiar. Trabajó 22 años para el Seguro Social y entre 1998 y el 2013 se dedicó a proteger el bienestar de los menores en una agencia de la ciudad de Nueva York. Vive en los edificios de Lefrak City, en Queens.

En Estados Unidos los latinos son el 18% de la población y representan el 24% de los casos de HIV. Alrededor de 200,000 latinos viven con HIV o SIDA. Del total se estima que un 70% posee el HIV y un 30% han desarrollado SIDA.

El estigma de esta enfermedad, el temor a hacerse la prueba y la falta de personas que entienda la idiosincrasia de los latinos, son los principales obstáculos para que los latinos no decidan hacerse la prueba.

 

Javier Castaño

468