Escuela pública 150 de Queens enseña a sus alumnos a explorar y participar en sociedad

Escuela pública 150 de Queens enseña a sus alumnos a explorar y participar en sociedad

“Quiero aprender sobre otros lugares y escogí El Salvador porque es el país de mi madre”, dijo La Niña Sophia Beck frente a sus compañeros de clase en la escuela pública elemental 150 de la Avenida 43 en Sunnyside, Queens.

Beck es una de los 1,150 alumnos que acuden a esta escuela cuyo enfoque es la exploración o hands on. El 46.2% del estudiantado es latino, el 28.4% asiático y el 22.6% blanco.

Este es el segundo artículo de una serie sobre Hidden Gems o

Joyas Ocultas en el Departamento de Educación de Nueva York.

Hace 10 años el porcentaje de estudiantes latinos era mayor, pero el vecindario está cambiando con el advenimiento de blancos de Manhattan que los atrae el bajo costo de la renta y la calidad de las escuelas públicas como la 150. “Nuestro objetivo es preparar a los estudiantes para que ingresen a la universidad y por eso les enseñamos a explorar, a desarrollar destrezas, analizar, investigar y trabajar en equipo”, dijo Carmen Parache, directora  de la escuela pública 150.

Parache añadió que los estudiantes también aprenden a auto-examinarse y a retroalimentarse de las opiniones de sus compañeros de clase. “Aquí usamos la escritura y lectura para enseñar cosas tan valiosas como la lucha de los derechos civiles y la integración a la comunidad, además de matemáticas y otras materias”, dijo Parache, quien es la directora desde el 2005.

La directora Carmen Parache.

La directora Carmen Parache.

La educación es dual en la escuela elemental 150 y algunos de los estudiantes toman clases un día en inglés y otro en español. Es el caso de Zasha Rodríguez, cuya mamá es venezolana y su proyecto de estudios sociales es sobre México. O Valentina Villarroel que nació en Nueva York de padres chilenos. “El objetivo es que los estudiantes sean totalmente bilingües”, añadió Parache.

La profesora Laura Sherman dictaba una clase a alumnos de segundo grado sobre las diversas rocas y su origen y uso. “No puedes jugar con las rocas porque las estamos usando para aprender”, dijo el alumno César Guerra de 6 años y alumno de cuarto grado.

En la escuela elemental 150 de Sunnyside los alumnos también toman clases de pintura, música, drama y baile. En algunas aulas hay estudiantes con necesidades especiales de aprendizaje.

Desde la izquierda, los estudiantes César Guerra, 6, Emilio Vergara, 7, Steven Montesinos, 7, y Ruya Akyuz, 7, estudiando las propiedades de las rocas.

Desde la izquierda, los estudiantes César Guerra, 6, Emilio Vergara, 7, Steven Montesinos, 7, y Ruya Akyuz, 7, estudiando las propiedades de las rocas.

La escuela tiene 90 profesores, desde Pre-K hasta sexto grado, incluyendo dos profesores de educación física y artes que se encargan de desarrollar “el talento del futuro”, concluyó la directora Parache, quien nació en República Dominicana y sus padres la trajeron a Nueva York a los dos años.

Javier Castaño

 

468