En la Copa Oro los jueces son dueños de la pelota

En la Copa Oro los jueces son dueños de la pelota

¿Qué sucedería si la final de esta Copa Oro fuera entre Jamaica y Costa Rica? Sería como incluir un menú de carne en un restaurant vegetariano. Un rotundo fracaso comercial. Este planteo que puede parecer descabellado ofrece una sola reflexión. Hay que vigilar los arbitrajes porque los hombres de negro son los únicos responsables de favorecer tanto a México como a Estados Unidos, generando la final más taquillera.

El escándalo de corrupción parece no tener fin con los dirigentes de FIFA. Ahora le tocó el turno al presidente de la Real Federación Española de Fútbol, quien se encuentra detenido a la espera de comparecer ante la justicia por irregularidades y malversación de fondos. Por lo tanto, la mano negra puede aparecer en esta instancia decisiva propiciando que El Gigante y su vecino del norte tengan el triunfo “asegurado”.

Entre Costa Rica y Estados Unidos no veo un favorito claro, los dos equipos miden fuerzas parejas; quizás los dirigidos por Bradley aprovechan mejor las pelotas paradas; pero no definen. Jamaica le puede ganar a México porque juega muy rápido por las puntas y conectan buenos centros aprovechando la estatura de sus jugadores. Al azteca el juego aéreo lo lastima mucho y además la seleccion mexicana no está jugando bien; gana de casualidad y porque se enfrenta a rivales peores.

Que el ‘Fair Play’ se cumpla dentro del terreno de juego es incumbencia de la terna arbitral. El mal o dudoso desempeño de los jueces dependerá de los intereses oscuros que manejan “los dueños de la pelota”.

468