Las bajas temperaturas y la intensa humedad que se registran en invierno merecen nuestra atención puesto que aumentan los males pulmonares y respiratorios.

No solo hay que vestir chaquetas gruesas para proteger nuestro cuerpo del frío extremo. La alimentación, la higiene, el estado de ánimo y la calidad de vida que llevamos también son importantes. Aquí hay 10 consejos:

Selecciona tu vestimenta. Se recomienda el uso de ropa térmica y evitar el uso de ropa muy ceñida ya que podría afectar la respiración.

No te expongas a cambios de temperatura. Si te levantas y notas que el clima está frío y húmedo, no olvides salir lo más abrigado posible para evitar enfermedades.

Cuida tu casa. Revises bien las conexiones de calefacción para evitar fallas. Cierra  las ventanas para que no se enfríen los cuartos.

Higiene. El lavado de manos es importante en esta época pues los virus de la gripe y el resfriado están en todos los ambientes. Usa mascarilla para evitar contagios. Al momento de estornudar debes taparte la nariz y la boca con el antebrazo.

Busca el sol. Si sales de vacaciones en invierno, viaja a un lugar donde reine el brillo solar. Te calienta y te levanta el ánimo.

Haz deporte. El ejercicio es un hábito que no debes descuidar por nada del mundo. Camina o corre 30 minutos al día.

La nieve no es un obstáculo para hacer ejercicio, vaya al gimansio o ejercítese en la sala o el cuarto de su hogar.

La nieve no es un obstáculo para hacer ejercicio, vaya al gimansio o ejercítese en la sala o el cuarto de su hogar.

No te desanimes. Son miles los casos de depresión en invierno por las nubes opacas y las lluvias. No se quede encerrado en su hogar, salga y hable con amigos.

Cuida tu piel. Durante el día, remoja tu piel, en especial tu cara, con agua fresca y fría. Puede ser en la mañana y en la noche.

Consume más vitaminas. Si comes alimentos ricos en vitaminas A, C y D tu cuerpo afronta mejor el frío. Fortalece el sistema inmunológico y combate los virus.

Dieta equilibrada. En invierno comemos muchas grasas o harinas que nos brindan calorías. Evítalas al máximo. Debes combinar carbohidratos con vegetales para no subir de peso.