El Volvo XC90 T8 resucita

…

El Volvo XC90 T8 resucita

…

Roger Rivero

Hace veinte años durante mi exilio en Suecia, solíamos “matar tiempo” en Estocolmo mirando los autos y adivinando su marca. En aquel entonces, la enorme mayoría de los autos en ese país eran Volvos, el resto Saab, también suecos, y en descomunal minoría, Opel, BMW y otras marcas europeas.

Pero el año pasado los suecos compraron más VW Golf que Volvos, a pesar de la renovación que algunos de sus modelos ha recibido.
El primer fruto de esa renovación fue el XC90 y probamos su configuración más alta, el T-8 Inscription, un auto híbrido que se puede conectar a la corriente. 
El XC90 se deja querer a primera vista. Sería difícil no admirar su diseño exterior.

Es un SUV de aspecto genial, que inspira robustez y delicadeza al mismo tiempo. El interior del XC90 ha sido cuidadosamente diseñado y ejecutado. Puro minimalismo escandinavo.

El manejo es hábil y suave, aunque notas que estas al volante de un SUV grande y pesado.
La nueva familia de motores Drive-E de Volvo de cuatro cilindros y 2.0 litros, no es mucho motor cuando se considera que el XC90, puede llegar a pesar en algunas de sus configuraciones hasta 5200 libras. Para hacer que este 2 litros se sientan como 3.5, lo ayudan un turbocompresor y un sobrealimentador, que inflan el poder del motor y la capacidad de respuesta en la gama baja.

El interior del Volvo XC90 T8.

El interior del Volvo XC90 T8.

Ayudado por un motor eléctrico de 87 caballos, el T8 combina 400 caballos, suficientes para una aceleración ágil. La economía de combustible es la más alta de la serie XC de Volvo, alcanzando las 53 millas por galón.
Por tanta tecnología y lujo escandinavos se paga un precio.

El más barato de los XC90  T8 comienza en los  $67,800 dólares. El modelo probado por nosotros un poquito más caro, $88,855 para ser exactos.

 

Roger Rivero, periodista independiente, miembro de NAHJ y NWAPA

Más de autos en: youtube.com/automotrizMagazine

468

Deja un comentario