El mundo arde por Trump

El mundo arde por Trump

Ocho países que se oponen al reconocimiento del presidente Donald Trump de Jerusalén como capital de Israel han solicitado una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU esta semana.

La misión sueca en la ONU dice que las ocho naciones han pedido a Japón, que preside el Consejo este mes, que el secretario general Antonio Guterres informe a los 15 miembros del panel.

Las ocho naciones que solicitaron la reunión son Bolivia, Egipto, Francia, Italia, Senegal, Suecia, Reino Unido y Uruguay.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo que el asunto de Jerusalén debe ser resuelto directamente por las partes y reiteró su oposición “a cualquier medida unilateral que ponga en peligro la perspectiva de paz para israelíes y palestinos”.

En una resolución adoptada en diciembre pasado, el Consejo dijo que “no reconocerá ningún cambio en las líneas del 4 de junio de 1967, incluso con respecto a Jerusalén, que no sean los acordados por las partes mediante negociaciones”.

Medio Oriente

Los palestinos salieron a las calles en la Franja de Gaza para protestar tras la decisión del presidente Donald Trump sobre Jerusalén.

Decenas de jóvenes enojados quemaron neumáticos en protestas espontáneas en varios lugares el miércoles después del anuncio de Trump.

El líder palestino Mahmoud Abbás dijo que el presidente Donald Trump ha destruido su credibilidad como agente de paz del Oriente Medio.

En comentarios televisados, Abbás dijo que la decisión de Trump “es una declaración de retirada del papel que desempeñó en el proceso de paz”.

El equipo de paz de Trump en el Medio Oriente ha mantenido meses de reuniones con líderes israelíes, palestinos y árabes.

Al reconocer el reclamo de Israel sobre Jerusalén, Trump es visto por los palestinos como parte de Israel en el tema más delicado del conflicto. Los palestinos buscan el Este de Jerusalén, que Israel capturó en 1967, para su capital.

Abbas dijo que el liderazgo palestino se reunirá en los próximos días y consultará con los líderes árabes para formular una respuesta.

Nabil Shaath señaló que el discurso de Trump “le dio a Israel lo que quiere y no nos dio nada”.

El grupo militante islámico Hamas ha pedido más protestas en los próximos días. Hamas controla Gaza, y Estados Unidos y la Unión Europea lo consideran una organización terrorista.

“Está declarando la guerra en Oriente Próximo, está declarando la guerra contra 1.500 millones de musulmanes y cientos de millones de cristianos que no aceptarán que los lugares sagrados queden totalmente bajo la hegemonía de Israel”, dijo Manuel Hassassian, jefe de la representación palestina en Reino Unido, a la radio de BBC.

¿Qué dicen los aliados de la región?

Los aliados de Estados Unidos en el Medio Oriente advirtieron al presidente Donald Trump sobre las peligrosas repercusiones de su decisión de ubicar a Jerusalén como capital de Israel.

Jordania criticó duramente al presidente Donald Trump por la decisión, diciendo que aviva la ira en la región y viola las resoluciones de Estados Unidos.

El reino pro-occidental tiene un interés especial en la ciudad cuyo sector oriental anexado por Israel es buscado por los palestinos como una futura capital.

Jordania tiene una gran población de origen palestino y su rey Abdalá II es guardián del tercer sitio más sagrado del Islam, ubicado en el este de Jerusalén.

El monarca se reunirá el jueves con el presidente palestino Mahmoud Abbas en Jordania para coordinar una respuesta.

El portavoz del gobierno jordano, Mohammed Momani, dijo el miércoles que el anuncio de Trump sobre Jerusalén se adelanta al resultado de futuras negociaciones de paz, “alimenta la ira y provoca los sentimientos de musulmanes y cristianos ”.

Egipto, la primera nación árabe en firmar un tratado de paz con Israel en 1979, denunció la decisión del presidente Donald Trump sobre Jerusalén.

Una declaración del Ministerio de Asuntos Exteriores califica la decisión como una violación de las resoluciones internacionales sobre el estado de la ciudad.

También expresa preocupación por el impacto de la acción de Estados Unidos en la estabilidad de la región y sobre su impacto “extremadamente negativo” en el proceso de paz entre Israel y Palestina.

Alertas

Las embajadas de EE.UU. en el Oriente Medio y Europa advirtieron a los estadounidenses que viajan o viven allí del potencial de protestas violentas después de la decisión del presidente Donald Trump.

A pocos minutos del anuncio del mandatario estadounidense, las embajadas en Turquía, Jordania, Alemania y Gran Bretaña emitieron alertas de seguridad instando a los estadounidenses a ejercer vigilancia y precaución. Se espera que otras embajadas sigan su ejemplo.

La Embajada de los Estados Unidos en Ankara dice que espera que las protestas se lleven a cabo cerca de su ubicación, así como de los consulados en Estambul y Adana.

La Embajada de los Estados Unidos en Amán, Jordania, dice que cerrará al público el jueves y ha prohibido a los empleados salir de la capital. A los hijos de empleados de la embajada se les ha dicho que se queden en casa lejos de la escuela y se aconseja a todos los estadounidenses que mantengan un perfil bajo.

Las embajadas de EE.UU. en Berlín, Londres y Minsk, Bielorrusia emitieron advertencias idénticas.

Tillerson

El secretario de Estado, Rex Tillerson, dijo que el presidente Donald Trump hizo una “movida audaz” al implementar una ley estadounidense que desde hace mucho tiempo llama a que la Embajada de Estados Unidos en Israel se mude a Jerusalén.

Tillerson, habló en Alemania durante una breve parada e hizo el comentario al reunirse con los comandantes militares de los EE.UU. temprano en el día. Dijo que la planificación de una embajada en Jerusalén comenzará inmediatamente _ y eso incluye elegir un sitio. Pero él dice que construir la embajada llevará tiempo.

El jefe de la diplomacia estadounidense dijo en una declaración que el Departamento de Estado ha tomado las precauciones necesarias para garantizar la seguridad del personal de los EE.UU. en la región.

Agregó que “El Departamento de Estado comenzará inmediatamente el proceso para implementar esta decisión iniciando los preparativos para trasladar la Embajada de EE.UU. de Tel Aviv a Jerusalén”.

Europa

La canciller alemana Angela Merkel se opone a la decisión del presidente estadounidense Donald Trump de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel.

En un tweet dirigido a Trump el portavoz de Merkel, Steffen Seibert, cita a la canciller diciendo: “El gobierno alemán no apoya esta postura, porque el estatus de Jerusalén debe negociarse en el marco de una solución de dos estados”.

El líder de Francia dijo que el reconocimiento de Trump de que Jerusalén es la capital de Israel es “una decisión lamentable que Francia no aprueba ”.

Emmanuel Macron afirmó que la decisión de Trump “infringe la ley internacional y las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU”.

La Unión Europea expresó “seria preocupación” por el impacto de la decisión del presidente estadounidense Donald Trump de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel en el futuro del proceso de paz.

La UE dijo el miércoles que su posición “no ha cambiado ” y quiere que el estado de Jerusalén “como la futura capital de ambos estados” se resuelva mediante negociaciones.

El bloque de 28 naciones pidió moderación y calma para evitar cualquier escalada.

El ministro de Asuntos Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, dijo que el reconocimiento del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, no convierte automáticamente a Jerusalén en la capital de Israel.

Cavusoglu dijo el miércoles en Belgrado, “No puedes salir y decir: ‘Soy un gran poder, puedo hacer lo que quiero'”.

Cavusoglu también describe el movimiento de Trump como un “paso peligroso”, y agregó: “hubiéramos deseado que esta decisión nunca se tomara”.

Otras reacciones…

El papa Francisco llamó a respetar el “status quo” de Jerusalén y añadió que una nueva disputa en el Medio Oriente podría avivar conflictos en el mundo.

China y Rusia han expresado su preocupación de que los planes de Trump agraven las hostilidades regionales.

La decisión de Trump, que responde a una promesa central de su campaña a la presidencia, cambiará formalmente una política de décadas en la que el estatus de Jerusalén dependería de la solución de dos estados para terminar con el conflicto entre israelíes y palestinos.

Israel

En Israel, el primer ministro Benjamin Netanyahu, agradeció el anuncio y prometió mantener el status quo de los sitios sagrados de Jerusalén.

Responsables de la Casa Blanca dijeron que la decisión de Trump no pretende inclinar la balanza en favor de Israel y que el acuerdo sobre el estatus final de Jerusalén seguirá siendo una parte crucial de cualquier acuerdo de paz que pueda negociarse entre Israel y los palestinos. Voa

Grupos judíos en EE.UU. dan bienvinida a decisión de Trump

La decisión del presidente Donald Trump de reconocer Jerusalén como la capital de Israel ha sido elogiada por la mayoría de las principales organizaciones que representan a los judíos estadounidenses, una comunidad que votó abrumadoramente por Hillary Clinton en 2016.

Siete de las más prominentes organizaciones judías emitieron declaraciones en apoyo a la decisión de Trump pocas horas después del anuncio del miércoles desde la Casa Blanca.

Solo dos organizaciones criticaron la medida y una tercera no había emitido declaración alguna llegada la noche del miércoles.

Las encuestas del Pew Research Center de 2016 muestran que solo el 24% de los entrevistados que se identificaron como judíos votaron por Trump, mientras que 71% dijeron haber votado por Clinton, su rival demócrata.

Visión positiva

Más de un año después de la elección, la mayor parte de los grupos religiosos judíoestadounidenses que apoyan el reconocimiento de Jerusalén usaron lenguaje relativamente fuerte en sus declaraciones, afirmando que “aplauden” la decisión, la consideran “histórica” o expresan gratitud por ella.

Esas organizaciones que van desde las políticamente conservadoras hasta las centristas, incluyen la Unión de Congregaciones de Judíos Ortodoxos de Estados Unidos, el Comité de Asuntos Públicos Estados Unidos Israel (AIPAC), la Conferencia de Presidentes de las Principales Organizaciones Judío-estadounidenses, el Comité Judío-estadounidense (AJC), la Coalición Judía Republicana (RJC) y la Organización Zionista de Estados Unidos (ZOA).

El séptimo de los grupos, la centrista Liga Anti-Difamación (ADL) usó el término más moderado de “bienvenido” para describir su reacción al anuncio de Trump.

Las críticas más fuertes provinieron del grupo Calle J, una organización políticamente liberal que promueve lo que que describe como política exterior “pro-paz pro-Israel”. En su declaración del miércoles dijeron que el reconocimiento de Jerusalén “no ayuda” y es “dañino”.

Otro grupo más, la Unión por la Reforma del Judaísmo (URJ), que representa el movimiento judío confesional más grande en Estados Unidos, describió la medida como “inoportuna” y como algo que “seguramente exacerbará” el largo conflicto entre Israel y Palestina. Voa

468

Deja un comentario