El chile como afrodisiaco pica y se extiende

El chile como afrodisiaco pica y se extiende

No se puede negar que comer picantes hace que tu corazón palpite rápidamente. ¡Incluso puede hacer que comiences a sudar!

Por esta razón podemos agregar los chiles a la lista de los alimentos afrodisíacos, es decir, que aumentan el apetito sexual. Así que si puedes soportar el chisporroteo en tu lengua, puedes cosechar las recompensas.

Los chiles contienen un compuesto químico llamado capsaicina. Esto es lo que genera el picor en los pimientos, y cuanto más picante es el chile, mayor es la concentración de capsaicina.

Ya sean frescas, secas o en polvo, estas pequeñas capsulitas le brindan una maravillosa profundidad de sabor a tus platos y, como ventaja adicional, la capsaicina también aumenta la libido.

Esa sensación cuando sorbes un tazón de sopa picante, o acabas con un plato de alitas de pollo bien picantes y comienzas a sudar es la clave. Esto se debe a que la capsaicina, el compuesto activo en los chiles, tiene un efecto metabólico.

El picante estimula el sistema cardiovascular. Así que tu corazón late más rápido y tus vasos sanguíneos comienzan a abrirse, permitiendo que más sangre fluya. Y dependiendo del nivel de picante, comienzas a sudar – ¡incluso sin hacer ejercicio!

Este efecto termo-génico también ha llevado a que se realicen muchos estudios sobre la relación entre la capsaicina y la pérdida de peso. La conclusión es que cuando tu sistema cardiovascular se pone en marcha, tu cerebro le manda la señal a tu cuerpo de que libere endorfinas – de la misma manera que durante el ejercicio y el sexo. A partir de este proceso, los científicos fueron capaces de deducir la correlación entre los alimentos picantes y el apetito sexual.

El efecto termo-génico y la activación de endorfina ocurren en ambos sexos. Es decir, estimula las ganas sexuales en hombre y mujeres por igual.

468

Deja un comentario