Diócesis de Brooklyn y Queens buscan víctimas de abuso sexual para compensarlos monetariamente

Diócesis de Brooklyn y Queens buscan víctimas de abuso sexual para compensarlos monetariamente

La Diócesis de Brooklyn realizó un anuncio importante relacionado a sus continuos esfuerzos por responder a los casos de abuso sexual de menores por parte de integrantes del clero. La diócesis establecerá el Programa Independiente de Reconciliación y Compensación (IRCP), que permitirá a todos los sobrevivientes de abuso sexual por parte de sacerdotes o diáconos de la diócesis reclamar compensación monetaria.

 El monseñor Nicholas DiMarzio, obispo de Brooklyn, ha decidido implementar este programa voluntario en Brooklyn y Queens, para promover la sanación de las víctimas y ayudar a poner fin a la traumática experiencia.
“Entiendo bien que ninguna cantidad de dinero borrará jamás las cicatrices del abuso, pero este programa de compensación es una expresión concreta de nuestra contrición y nuestro deseo de reparar el daño causado”, dijo el monseñor DiMarzio en el vídeo en que anunció la creación del programa IRCP. (Para leer el mensaje del monseñor DiMarzio, haz click aquí.)
Detalles del programa
El programa IRCP de la Diócesis de Brooklyn será administrado por los renombrados expertos en administración de acuerdos y compensaciones, Kenneth R. Feinberg y Camille S. Biros. Tomando como modelo el programa establecido en octubre pasado por la Arquidiócesis de Nueva York, Feinberg y Biros tendrán independencia total para determinar la compensación para los sobrevivientes, y la diócesis acatará sus decisiones. Para reforzar la confianza pública en el programa IRCP, se ha establecido un Comité Supervisor Independiente. El ex Sub Comisionado del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD), Joseph P. Dunne, el juez retirado de la Corte Suprema del Estado de Nueva York, Joseph G. Golia, y la ex presidenta de la Asociación Americana de Psiquiatría, Capítulo de Queens, la doctora Barbara L. Ponieman, han aceptado formar parte del comité. El comisionado Dunne, el juez Golia y la doctora Ponieman han revisado y aprobado los protocolos del programa, y supervisarán su implementación y administración. Las decisiones que tomen Feinberg y Biros serán inapelables, y no podrán ser anuladas por el comité ni por la diócesis.
“Felicitamos al monseñor DiMarzio y a la Diócesis de Brooklyn por la decisión de implementar el programa IRCP de Brooklyn”, dijo Feinberg. “El programa de Brooklyn es una continuación de la exitosa implementación de nuestro programa en la Arquidiócesis de Nueva York, mediante el cual hemos hecho pagos a 120 personas. Esperamos con ansia comenzar nuestra colaboración con la diócesis y el Comité Supervisor Independiente”.
Proceso para reportar abusos y normas de privacidad
La Diócesis de Brooklyn reporta todas las acusaciones de abuso sexual contra menores a las autoridades correspondientes, incluso al fiscal del distrito, sin importar cuándo haya ocurrido el presunto abuso.
En consonancia con las fuerzas del orden, la diócesis entiende la importancia de proteger la identidad de las víctimas de abuso sexual. Con ese fin, la diócesis y el programa IRCP respetarán la privacidad de los participantes. Sin embargo, los participantes mismos no estarán sujetos a ningún acuerdo de confidencialidad y podrán hablar sobre cualquier aspecto de su caso y la compensación que pudieran recibir con quien deseen hacerlo.
Apoyo continuo a las víctimas
La Oficina de la Diócesis de Brooklyn de Ayuda a las Víctimas de Abuso Sexual continuará todos los esfuerzos que ha venido realizando para apoyar a las víctimas, entre ellos el pago de terapias provistas por profesionales independientes que no estén afiliados a la Iglesia. También seguirá ofreciendo varios grupos de apoyo y grupos de oración mensual, y continuará celebrando cada año la Misa de la Esperanza. El monseñor DiMarzio seguirá recibiendo y escuchando las orientaciones del Comité Asesor de Sobrevivientes de la Diócesis de Brooklyn, cuyos integrantes fueron víctimas de abuso por parte de clérigos, para buscar nuevos modos de responder a las necesidades de las víctimas.
Respuesta de las víctimas al programa IRCP
Anthony Hughes, de 41 años de edad, reportó en 2006 que había sido abusado sexualmente por un sacerdote en la Diócesis de Brooklyn en los años ochenta. Hughes dice que inicialmente la Iglesia no lo escuchó, pero que en años recientes ha habido un cambio significativo. “Este obispo escucha a los sobrevivientes. La gente debe saber que la Iglesia se está moviendo en la dirección correcta”. Hoy Hughes es integrante del Comité Asesor de Sobrevivientes y habla públicamente sobre su historia.
Financiación del programa IRCP
La Diócesis de Brooklyn pedirá un préstamo para cubrir los costos de compensación de los sobrevivientes. La diócesis no usará dinero que donen los fieles para apoyar a sus parroquias, escuelas, obras benéficas, ministerios y apostolados, o a la campaña de recaudación de fondos Generations of Faith.
Cómo hacer un reclamo
La diócesis ya ha comenzado a contactar a los sobrevivientes que reportaron anteriormente casos de abuso cometidos por integrantes del clero diocesano. Estos sobrevivientes de quienes ya se tenía conocimiento están invitados a participar en la Fase I del programa IRCP. En los próximos días estas personas recibirán información más detallada de parte de Feinberg y Biros sobre el proceso IRCP, y sobre cómo hacer sus reclamos. (La fecha límite para enviar reclamos en la Fase I del programa IRCP es el 30 de septiembre del 2017.)
Quienes deseen informar sobre casos de abuso que no han sido reportados hasta este momento, podrán participar en la Fase II inscribiéndose primero en el programa a través del portal web del mismo, para recibir la información pertinente sobre la Fase II cuando esté disponible.
Para obtener más información sobre el Programa Independiente de Reconciliación y Compensación, o información sobre cómo hacer un reclamo, visite el portal web www.BrooklynDiocese-IRCP.com o llame gratis al 855-796-3463.
468