Diálogos de Paz en Colombia: apoyemos el Si para que se acabe la vaina

Diálogos de Paz en Colombia: apoyemos el Si para que se acabe la vaina

Parece ser que a finales de este mes de agosto el gobierno colombiano y la guerrilla de las Farc firmarán los acuerdos logrados en los Diálogos de Paz que comenzaron a finales del 2012. Dos asuntos claves se lograron ya: el cese bilateral al fuego y la aprobación por parte de la Corte Constitucional del Plebiscito. Este podría llevarse a cabo en octubre. Se lograrán acuerdos en materia agraria, cultivos ilícitos, participación política, víctimas y terminación del conflicto.

En está segunda violencia de más de 220.000 muertos donde el 80% han sido civiles, incluidos 5.000 sindicalistas, además de cientos de periodistas, hace más que urgente parar el conflicto armado. Cuatro millones de desplazados son también suficientes razones. Esta pendiente la responsabilidad institucional de desmontar el para-militarismo.

Que habrá ciertas medidas agrarias en 120 municipios, que se otorgaran algunas curules a los guerrilleros, que es insuficiente la justicia transicional y las medidas de justicia, verdad y reparación, serán debatibles, pero visto en su conjunto los acuerdos permiten soñar a los colombianos y en particular a las nuevas generaciones. Seguramente esta paz permitirá que más colombianos se incorporen al torrente que lleve a conquistar la soberanía, la democracia y el progreso.

Finalmente la guerrilla entendió y tomó la decisión política de entregar los fusiles y aceptar el monopolio del Estado sobre las armas, integrarse a la sociedad y adelantar las luchas políticas que consideren. Así como en el ayer tomaron la decisión política contraria. El secuestro, la extorsión, los negocios mafiosos, el ataque a la población y otros demonios quedarán desterrados. Señalemos que después de cinco décadas de conflicto armado el país ha empeorado.

Por estos días el Centro Democrático y el Partido Conservador discuten y tomarán la decisión de votar por el No o por la abstención frente a los acuerdos de paz. Los argumentos de que se entregó el país a la guerrilla, ¿a cuál guerrilla?, si esta dejará de existir como tal o de que Santos se volvió castrista como si los TLCs firmados, la entrega de los recursos naturales a las multinacionales, su fidelidad a Washington y organismos financieros internacionales, la venta del patrimonio nacional, el rechazo a las reclamaciones de la población, no fueran muestras de lo contrario.

Tanto que la declaración del Encuentro Nacional de Organizaciones Sindicales, Sociales y Políticas reunidas en Bogotá el 8 y 9 de julio del 2016 ratificaron las demandas del paro del 17 de marzo a cuyas 15 peticiones el presidente Santos no ha respondido. Y por ello acordaron adelantar un paro nacional para el mes de octubre. Las organizaciones fueron enfáticas en apoyar el Sí a la Paz y No a Santos!

Recordemos que El Salvador dio por terminada la guerra civil de doce años, que les dejó más de 70.000 muertos, firmando acuerdos de paz en enero del 1992. A finales de 1996 después de 36 años de conflicto armado y más de 250.000 muertos, también firmaron acuerdos de paz en Guatemala.

¡La reconciliación es posible! Uribe Vélez leyó un comunicado (revista Semana de 7/29/16) en el que dijo que Hollman Morris y los demás colaboradores de Canal Capital no tienen relación alguna con grupos ilegales. Y en un acto poco usual en su vida política, se rectificó y le ofreció excusas a Morris, quien ciertamente ha sido un duro crítico del senador. Usted, ciudadano colombiano, ¿le dará un chance a la Paz?

468