Día Internacional del Trabajo sin pena ni gloria

Día Internacional del Trabajo sin pena ni gloria

Alrededor de 2,500 personas se congregaron este lunes en Foley Square del bajo Manhattan para celebrar el Día Internacional de Trabajo. Los organizadores habían prometido más de 50,000 personas. Por la baja concurrencia el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York solo desplazó a 100 uniformados.

El primero en hablar, a las 5:10 de la tarde, fue Steven Choi, director ejecutivo de la Coalición de Inmigración de Nueva York (NYIC), quien agradeció a los presentes por demostrar en contra de los primeros 100 días de la administración del Presidente Trump.

“No estamos solos porque miles de personas están marchando alrededor del mundo y en el estado de Nueva York”, dijo Choi.

El alcalde Bill de Blasio también criticó a la administración del presidente Trump y dijo que “está es una nación y una ciudad de inmigrantes y los defenderemos”.

Make the Road New York se hizo presente.

Make the Road New York se hizo presente. Foto Oscar Frasser

El rechazo al Presidente Trump fue constante.

El rechazo al Presidente Trump fue constante. Foto Oscar Frasser

Fue notoria la presencia de activistas sindicales de la Local 32BJ de empleados de edificios, miembros de la Local 78 de remoción de asbestos y obreros de LiUNA Local 79 de obreros de la construcción.

“Vine sin hablar inglés y ahora estoy enfrentando la retórica de odio de la Casa Blanca y por eso debemos levantarnos unidos para defendernos, latinos, musulmanes o de la comunidad LGBT”, dijo Edison Severino de la Local 79 y fue aplaudido por el público.

 

El rechaazo a la construcción del muro fue notorio.

El rechaazo a la construcción del muro fue notorio. Foto Oscar Frasser

Las organizaciones comunitarias como Make the Road New York y NICE llevaron su gente para que exhibieran pancartas, oscilarán banderas y gritaran a favor de los inmigrantes.

La defensora del pueblo, Letitia James, al igual que el contralor Scott Stringer, hablaron a favor de los obreros e inmigrantes.

Melissa Mark-Viverito, presidenta del concejo, dijo que es necesario unirse para enfrentar el odio de la administración del presidente Trump. “La historial de este día representa la fortaleza de los obreros y estamos aquí para reconocer el trabajo de nuestros inmigrantes, taxistas o pequeños negocios que fortalecen esta ciudad”, dijo Viverito, quien reconoció la presencia de miembros de la Local 1199 y mencionó el apoyo que necesita Puerto Rico para salir de la crisis económica.

Javier Castaño

 

468