“Pensé que el congresista Jaime Buenahora vendría a Nueva York con usted para presentarla a la comunidad”, dijo el empresario Eduardo Giraldo en el restaurante Puerto Colombia de Jackson Heights, Queens. Los 45 colombianos que acudieron a escuchar a la nueva congresista Ana Paola Agudelo del movimiento MIRA, gritaron al unísono que el congresista Buenahora “nunca” se aparece por aquí a dar la cara.

Buenahora fue reelegido por otros cuatro años al Congreso de Colombia el pasado mes de marzo y su jefe de campaña en Queens fue Giraldo. En Queens la votación fue paupérrima: 335 colombianos votaron por Jorge Muñoz (MIRA), 243 por Zoilo Nieto (Partido Conservador) y 81 por Buenahora (Partido de la U). En Colombia se ha demandado la reelección de Buenahora por fraude electoral.

En el restaurante Puerto Colombia de Jackson Heights, Queens, la congresista colombiana Ana Paola Agudelo expuso sus ideas. Fotos Javier Castaño

En el restaurante Puerto Colombia de Jackson Heights, Queens, la congresista colombiana Ana Paola Agudelo, al extremo derecho, expuso sus ideas ante miembros de la comunidad. Fotos Javier Castaño

“Con Buenahora simplemente somos compañeros de trabajo y lo apoyaré si propone algo que favorezca a los colombianos en el exterior”, dijo la congresista Agudelo del MIRA. “No conozco los detalles de la demanda contra Buenahora, pero sí tenemos pruebas de que hubo fraude electoral en Venezuela porque varios colombianos cruzaron la frontera para votar en el país vecino”.

Además del fraude electoral, también se habló en esa reunión con la congresista Agudelo de la pérdida de la segunda curul en representación de los colombianos en el exterior. “Ya no tenemos la segunda curul y el único congresista que se opuso a esta pérdida fue Buenahora”, dijo Agudelo. Faltan varios debates en el Congreso de Colombia, aunque todo indica que la diáspora colombiana sólo tendrá una curul en las próximas elecciones. Buenahora siempre había expresado su orgullo por haber conseguido esta segunda curul que ahora pasa a los colombianos que residen en la isla San Andrés.

Piedad Soledad Caraballo dijo que se sentía como si le hubieran quitado en Colombia su derecho al voto. “Echaron por el piso nuestro proceso democrático y nuestras exigencias… Tenemos que buscar un gran cambio en Colombia, un paradigma político, para no seguir condenando a nuestra juventud a la miseria y la violencia”, dijo Soledad.

“Por eso tenemos que crear la Federación de Colombianos en el Exterior y un Ministerio para que nos pongan atención”, dijo el empresario Jesús Tous. “Tenemos que buscar la manera de que en Colombia les duela el bolsillo, por ejemplo, dejando de enviar remesas por una semana. Nuestro poder en el exterior está en los 5,000 millones de dólares que enviamos todos los años y la clase política tiene que entender esto y nosotros en el exterior debemos de hacernos respetar”.

Ana Paola Agudelo, congresista en representación de los colombianos en el exterior.

Ana Paola Agudelo, congresista en representación de los colombianos en el exterior.

“Si, debemos movilizarnos, hacernos respetar y no dejarnos quitar la segunda curul”, dijo el publicista Carlos Plaza. El empresario Hugo Cartagena habló de la desunión de los colombianos en el exterior y en el área metropolitana de Nueva York, John Sepúlveda agradeció la visita de la congresista Agudelo, el periodista Hernando Reyes se refirió a la “intolerancia de los colombianos”, el activista Humberto Suárez-Motta dijo que “la clase política colombiana lleva 40 años jugando con la comunidad porque estamos desunidos”, y Yolanda Naranjo añadió que la comunidad necesita “información, diálogo y actuar como grupo”.

“Debemos incentivar la inscripción de votantes de colombianos en el exterior, creando unidades móviles de registración que visiten los vecindario y alentando a la comunidad a que se registre por medio del Internet”, dijo el empresario Giraldo. A su lado estaban otros activistas colombianos como Berta Rosales, Rafael Castellar, Adolfo del Valle, Elide González y Frank Bedoya.

Desde la izquierda, Elide González, John Sepúlveda, Ana Paola Agudelo, los esposos Luz y Hugo Cartagena y Rafael Castelar.

Desde la izquierda, Elide González, John Sepúlveda, Ana Paola Agudelo, los esposos Luz y Hugo Cartagena y Rafael Castelar.

La congresista Agudelo vive en España y quiso acercarse a los colombianos que viven en el área de Nueva York. Dijo que se ha concentrado este primer año en presentar un proyecto de ley para otorgar amnistía a los jóvenes que viven en el exterior y no quieran prestar servicio militar (el MIRA no está de acuerdo que el servicio militar sea obligatorio en Colombia). También dijo que busca motivar la participación política de los jóvenes colombianos en el exterior y que la Procuraduría colombiana escuche y atienda las quejas de la diáspora.

“Nuestro gran reto es que la voz de los colombianos en el exterior sean escuchada y respetada y que nos unamos para causar más impacto en Colombia”, dijo la congresista Agudelo.

“El movimiento político MIRA es independiente del grupo religioso MIRA y por eso hemos venido aquí a Nueva York a explicar nuestra independencia…”, concluyó la congresista Agudelo antes de subirse al carro con los directivos de su movimiento, incluyendo a Jorge Muñoz, ex candidato del MIRA aquí en la ciudad de Nueva York.

Javier Castaño