Cumbre de las Américas por Venezuela y contra corrupción

Cumbre de las Américas por Venezuela y contra corrupción

Estados Unidos buscará mayor apoyo regional en la próxima Cumbre de las Américas para solucionar la crisis de Venezuela, así como más responsabilidad de los países para fortalecer las democracias contra la corrupción, dijo Brian Hook, asesor sénior de Políticas del Secretario de Estado y Director de Políticas de Planificación.

En conferencia telefónica con periodistas, Hook destacó que EE.UU. es un “compañero duradero” de los países de la Cumbre y la administración Trump espera fortalecer esos lazos en el encuentro del 13 y 14 de abril en Lima, Perú.

Para enfatizar el punto, el alto funcionario destacó el reciente viaje a la región del exsecretario de Estado Rex Tillerson, y los diferentes contactos de alto nivel que EE.UU. mantiene con los diferentes países del hemisferio occidental individualmente y a nivel de comisiones, así como las pláticas que ha sostenido el presidente Donald Trump con sus homólogos regionales.

El presidente Trump viajará a Lima acompañado del encargado del Departamento de Estado y otros funcionarios en el que será el primer viaje del mandatario a Latinoamérica, señaló.

El narcotráfico, otro punto que EE.UU. quiere enfatizar en la VIII Cumbre de las Américas, “es uno de los retos más urgentes que enfrentan las naciones de la región”, dijo el asesor sénior de Políticas del Secretario de Estado.

El objetivo del gobierno estadounidense con respecto a Latinoamérica es ayudar a fortalecer las economías y las democracias de la región, ampliar las posibilidades de comercio y mercado y competir a igual nivel.

EE.UU. quiere también la “abolición completa” de los crímenes transnacionales, posición que destacará dentro de la Cumbre, cuyo lema es “La gobernabilidad democrática frente a la corrupción”.

Sobre el tema de Venezuela, dijo Hook que “se necesita del liderazgo de toda la región, especialmente de EE.UU.

“Estamos presenciando la total destrucción de un país que una vez fue muy próspero“, señaló el asesor, agregando que el presidente Trump tiene un liderazgo fuerte para solucionar ese tipo de crisis llamando a las cosas por su nombre. “Ha impuesto sanciones individuales y económicas a Venezuela y en la Cumbre, hablará de la nación suramericana y pedirá a los países asistentes que se le unan.

El alto funcionario del Departamento de Estado, elogió el trabajo y liderazgo del Grupo de Lima frente a la crisis venezolana y destacó que Perú rescindió la invitación a Venezuela para asistir a la Cumbre.

Dijo que el presidente venezolano Nicolás Maduro sigue negando entrada y abastecimiento de ayuda humanitaria, lo culpó directamente de causar la crisis en su país. “Lo de Venezuela no es un desastre natural, es una crisis causada por un individuo”, afirmó.

Preguntado si hay una línea roja para la crisis venezolana y si hay suficientes votos en la Cumbre para pactar una medida que presione a Maduro para cancelar las próximas elecciones de mayo, Hook dijo que el presidente Trump se preocupa muchísimo por la crisis de Venezuela y se está tratando de trabajar en conjunto “con toda la gente del hemisferio para apoyar”.

Añadió que EE.UU. quiere que además de permitir la ayuda humanitaria, la entrega de comercio y medicinas,Venezuela tenga elecciones justas. Recordó que además de las sanciones a funcionarios venezolanos, se ha dado ayuda financiera a los países que están recibiendo a los venezolanos que huyen.

El asesor del gobierno estadounidense indicó que se anunciará más asistencia para esos refugiados, pero que USAID, la agencia internacional de ayuda para el desarrollo, será la encargada de dar a conocer los detalles.

Sobre la asistencia de Raúl Castro a Lima, en la que será la última Cumbre de las Américas que participe antes de entregar el mando y antes de las elecciones en la isla, Hook dijo que EE.UU. respeta la decisión del gobierno peruano como anfitrión del evento de invitar al gobernante cubano, pero enfatizó que los países asistentes “deben imputar” a los co-participantes cuando no respetan los derechos humanos.

Especificó, sin dar detalles, que en el marco de la Cumbre habrá un foro de sociedad civil, donde anticipó que habrá reuniones a todo nivel,“que darán voz a los cubanos que no tienen voz en su país”. Sin embargo, apuntó que EE.UU. seguirá luchando por los derechos humanos en Cuba, y seguirá teniendo intereses bilaterales con la isla.

El tema de la inmigración, no será uno de los objetivos que EE.UU. va a impulsar en la Cumbre en Lima, señaló el funcionario del Departamento de Estado. Pero, enfatizó que pese al envío de la guardia nacional a la frontera con México para asistir en el esfuerzo de impedir el ingreso de indocumentados desde ese país, el gobierno de Trump considera a México uno de sus socios más importantes, con el cual se tiene contacto constante y se está trabajando activamente para desarrollar la relación bilateral. Voa

No hay motivación por cumbre

El desinterés de los peruanos en torno a la VIII Cumbre de las Américas, a cinco días del evento, se refleja en los medios de prensa, que dan poca o en algunos casos ninguna importancia a la cita presidencial y recogen voces críticas

Si bien el gobierno resalta con frecuencia que la cumbre es un hecho favorable a la imagen del país, tras un cambio de presidencial constitucional debido a problemas de corrupción, tema estelar de la reunión en la que muchos participantes tienen problemas en ese ámbito.

La gente de la calle, cuando los reporteros preguntan sobre la cumbre, se encoge de hombros, señala que primero están sus problemas inmediatos o expresan una actitud extendida de rechazo a cualquier instancia político administrativa, recogida por sectores populares con el lema ‘que se vayan todos’.

En ese contexto, la economista y consultora internacional Ariella Ruiz Caro opinó en un análisis sobre la cumbre, señala que el tema de la corrupción es muy adecuado para la situación de América Latina con la empresa brasileña Odebrecht y para la de Trump con sus problemas de corrupción y nepotismo.

‘La Cumbre de Lima tendrá la particularidad de contar con un presidente norteamericano desinteresado y desacreditado en la región’, añade.

Menciona al respecto ‘el agresivo discurso contra los migrantes, la prepotencia con la que Donald Trump anuncia la construcción del muro en la frontera con México y el envío de tropas a esa zona, sus referencias a Haití y otros lugares de Centroamérica como “países de mierda” y otros hechos.

Tras señalar que el gobernante norteamericano provoca una guerra comercial con China que puede afectar a la economía mundial, Ruiz Caro dice que en el continente pretende que en adelante ‘las relaciones comerciales serán justas y recíprocas’, lo que la analista considera ‘una falacia’.

El escenario reseñado, para la experta, determina que la Cumbre será intrascendente, sin un proyecto político claro para la región, con un retroceso de las normas ambientales y con una posición dividida frente al caso de Venezuela.

El comentario aparece en el diario La República, que también inserta una breve nota sobre lo aprestos de la cumbre y la llegada de la delegación de la sociedad civil cubana.

Como La República, el diario conservador El Comercio dedica la mayoría de sus páginas políticas a temas de política interna, como el caso de un parlamentario neoliberal, Edwin Vergara, en el ojo de la tormenta porque fue socio comercial de un narcotraficante colombiano cuando estaba a punto de embarcar al exterior casi una tonelada de cocaína.

En la sección de opinión, El Comercio publica un comentario favorable a la visión de Washington sobre la VIII Cumbre, sin más referencia a la reunión.

El panorama se repite en los tabloides Peru.21 y Correo, de línea neoliberal, que se ocupan principalmente de los escándalos y conflictos políticos y de corrupción, como el del financiamiento de campañas electorales presidenciales y también parlamentarias.

Ambos diarios omiten cualquier referencia a la cumbre, mientras el tabloide progresista Uno inserta una nota sobre el homenaje que los miembros de la delegación de la sociedad civil cubana rindieron ayer, tras su arribo, a los próceres y precursores de la independencia peruana. PL

 

468