Copa Mundo: favoritos de Pelé, la incógnita de Messi y gane $

Copa Mundo: favoritos de Pelé, la incógnita de Messi y gane $

El Rey Pelé tiene su bola de cristal. En Pelé no se puede confiar, pero es el Rey Pelé y sabe de fútbol. Recuerdan cuando dijo que Colombia iba a estar entre los primero en el Mundial de Estados Unidos en 1994 y no avanzó de la primera ronda.

Argentina, Alemania, el Reino Unido y Francia son los quipos favoritos de Pelé para llevarse la copa en Rusia 2018. La sorpresa es que no puso a su selección Brasil entre los favoritos. “Brasil tiene excelentes jugadores, pero el problema para el entrenador es que jueguen en conjunto”, dijo Pelé. Además, la estrella Neymar es en este momento una incógnita porque ha estado lesionado.

Pelé jugó tres mundiales (1958, 1962 y 1970) y no podrá ir a Rusia por problemas de salud. Puso a Argentina entre los favoritos porque ha vuelto a encontrar su juego y tiene a Messi, el mejor del mundo. Argentina ha perdido partidos por goleada y sin Messi y es lo mejor que le puede estar sucediendo porque así ve los errores y los puede corregir. Por el contrario, Colombia gana, sus jugadores y  aficionados se sienten campeones y esto es un verdadero problema porque llegan a Rusia inflados y pueden desinflarse en la primera ronda, como en Estados Unidos.

La sorpresa la puede dar Uruguay porque tiene jugadores con experiencia y saben lo que significa estar en un Mundial. Perú hace más de tres décadas que no va a un Mundial y esperamos que avance de la primera ronda de la mano de su estrella Paolo Guerreo, que ojalá no se dope.

Costa Rica y Panamá no pasan por un buen momento futbolístico y esperamos que México le ponga corazón como siempre lo hace, aunque su primer partido contra Alemania será decisivo a nivel emocional. Tiene que echarle ganas y mucho picante…

Pulse aquíRIFA MUNDIALISTA BANNER, díganos sus 4 equipos favoritos para ganar la Copa Mundo en Rusia, cuál será el ganador y participe en la rifa de una cena de $100 para dos personas en el restaurante Las Margaritas de Jackson Heights, Queens

La picardía paga partidos

Jugando con “picardía” se modifica el marcador. Así reza un viejo adagio de tribuna. Muchos seleccionados tienen disciplina táctica, gran despliegue físico, pero carecen de “picardía” (léase improvisación impulsiva para confundir al contrario y anotar goles).

México no es la excepción. Juan Carlos Osorio cuenta con un plantel de jugadores que en su mayoria militan en clubes de fútbol europeos. Muchos juegan en equipos que son el “relleno” en las diferentes ligas. En otras palabras, son entidades que pagan buenos sueldos, pero a la hora de estar en el candelero de gala, brillan, pero por su ausencia.

Con picardía se nace (el talento es otra cosa), pero cuando la picardía y el talento se asocian aparecen astros como Maradona, Ronaldinho o Messi. Ser pícaro para jugar al fútbol supone inteligencia. Un ejemplo es ver a Messi “oscurecer una marca”, a Maradona hacer un gol imposible o Ronaldinho definir sin tocar la pelota. La picardía genera desequilibrio al tiempo que ridiculiza o entorpece los movimientos del rival. Un equipo sin picardía puede que desarrolle un juego táctico disciplinado, pero a la vez previsible y chato.

Una de las claves para el técnico de México, si quiere ganar el tan ansiado quinto partido,  es encontrar dentro de su plantel de convocados un “pícaro” para generar algo más que entusiasmo. La picardía en el futbol muchas veces le gana al talento, simplemente porque el pícaro se caracteriza por estar un segundo antes que el resto.

Gabriel Corteggiano

La incógnita de Messi

Lionel Messi de Argentina.

Lionel Messi de Argentina.

Muchos aficionados al fútbol y especialmente admiradores de Lionel Messi no entienden por qué “la pulga” no rinde lo mismo con su seleccion, de la misma manera que lo hace en el Barcelona. Es sencillo. Messi necesita jugar con un 9 y 1/2. Luis Suárez es el compañero ideal dentro del área, porque no solo busca sino que genera espacios para que Messi haga lo mejor que sabe hacer: terminar una jugada.

Mientras que Messi vista la casaca nacional, ningún 9 clásico (como los que llevan los entrenadores argentinos) va a sobresalir. El único que lo puede acompañar es el Kun Agüero porque es capaz de jugar de espaldas al arco.

La clave de Argentina está en que aparezcan los volantes mixtos con amenaza de  gol y le pasen la pelota a Messi en los últimos 30 metros de la cancha. Caso contrario el 10 del Barca sale de su zona cómoda y asume un rol que no le favorece.

Gabriel Corteggiano

 

468