Contra el racismo en EE.UU.

Contra el racismo en EE.UU.
Miles de velas permanecieron encendidas hasta la madrugada de hoy en el campus de la Universidad de Virginia en Charlottesville, días después de que una marcha de supremacistas blancos irrumpiera en esa ciudad estadounidense.

La luz de los candiles portados por muchos residentes y estudiantes del lugar iluminó la Rotonda, un emblemático edificio del centro docente, como parte de una vigilia pacífica contra la violencia racista que sufrió la localidad el pasado fin de semana.

En la velada los participantes corearon ‘el amor gana’ y cantaron tema como ‘We Shall Overcome’ y ‘Amazing Grace’, al tiempo que un estudiante leyó el poema ‘Still I Rise’, de la escritora y activista afronorteamericana Maya Angelou (1928-2014).

Durante la noche del viernes pasado el campus también estuvo encendido, pero en ese caso con antorchas manejadas por supremacistas blancos que gritaron cánticos racistas y marcharon hasta un monumento a Thomas Jefferson.

Los actos de esa noche fueron el preámbulo de una movilización prevista para el sábado con la participación de dos mil a seis mil nacionalistas, miembros del Ku Klux Klan y neonazis, quienes se concentraron en Charlottesville bajo el argumento de protestar contra el intento de retirar la estatua del general confederado Robert E. Lee.

Antes de que comenzara esa manifestación los supremacistas blancos chocaron con grupos participantes en una contraprotesta y se produjeron violentos disturbios en una jornada que concluyó con tres muertos, entre ellos una joven fallecida cuando un simpatizante del nazismo embistió una multitud con su auto.

La vigilia a la luz de las velas, que de acuerdo con la Universidad siguió el mismo recorrido de los supremacistas el viernes, no fue anunciada de antemano, sino que se difundió a través de una campaña furtiva para evitar que cualquier grupo de odio pudiera tratar de interrumpirla, indicó el portal NPR. El evento ocurrió luego de un homenaje en memoria a Heather Heyer, la mujer asesinada durante el atropellamiento mientras estaba en un grupo antirracista después de los hechos del sábado.

La madre de la víctima, Susan Bro, exhortó a los participantes en el servicio conmemorativo a hacer que el deceso de su hija tenga significado, mediante el enfrentamiento a la injusticia de la manera que ella lo hizo.

Mataron a mi para hija para callarla, pero saben qué, solo la magnificaron, expresó. PL

468

Deja un comentario