Alrededor de 150 inmigrantes latinos y asiáticos se congregaron en la Iglesia Metodista de la 35 avenida de Jackson Heights, Queens, para expresar los problemas que están enfrentando como comunidad. Invitaron a los políticos del área con el fin de hablar de cuatro temas que consideran importantes: Las condiciones de trabajo, la educación, la salud y el espacio público.

(Voices of NY translated this article in English and this is the link)

Un obrero de la construcción que se identificó como Vicente y dijo recibir ayuda de la organización NICE (New Immigrant Community Empowerment), habló de las condiciones peligrosas en las cuales trabaja y cómo le robaron su salario. “Quiero saber qué van a hacer los políticos para implementar las leyes de trabajo y no permitir estos abusos de los patrones. Además, el Departamento de Trabajo de la ciudad de Nueva York debe ser más accesible”, dijo Vicente.

La pregunta iba dirigida a los tres políticos que acudieron a la reunión: el senador José Peralta y los asambleístas Francisco Moya y Michael DenDekker, el único que se quedó hasta el final del encuentro con la comunidad.

Una inmigrante de Bangladesh dijo ser líder de la organización DRUM (Desis Rising Up and Moving) y que trabaja 14 horas diarias sin recibir pago por horas extras y sin seguro médico. “En nuestra comunidad, el 83% de los trabajadores no ganan más del sueldo mínimo y esto debe cambiar”, dijo la inmigrante de Bangladesh, quien sugirió elevar el sueldo mínimo de $ 7,25 en este momento a $14,77 por hora de trabajo.

“Desafortunadamente tengo dos hijos en las escuelas públicas de Corona, que está sobrepobladas, tienen que llevar a los estudiantes en bus a otras escuelas, los buses no tienen cinturón de seguridad, los anexos al edificio no dan abasto y ni siquiera puedo transferir a mis hijos a otros planteles educativos”, dijo Mónica Aviles de Alianza Ecuatoriana Internacional.

Berta, de la organización La Fuente, también habló de la sobrepoblación en las escuelas públicas. “Escuelas con capacidad para 1,000 estudiantes tiene 2,000 alumnos y por eso tienen que tomar clases en los pasillos, en los camerinos o en las oficinas de los profesores que han sido adaptadas para dictar clases. Algunos alumnos tienen que sentarse en el piso”, dijo Berta.

Los tres políticos demócratas, Peralta, Moya y DenDekker, dijeron que la educación es muy importante para el progreso, que iban a seguir luchando por los recursos económicos y le echaron la culpa “a los republicanos que recortan el presupuesto”. El senador Peralta dijo que este vecindario necesita más recursos económico y “los votantes deben de elegir a los políticos que verdaderamente los represente”.

DenDekker dijo que se sentía “tranquilo” porque el alcalde Bloomberg termina su mandato el último día de este año.

Gladys Coloma de Make the Road New York habló del desplazamiento de inmigrantes latinos debido al alto costo de la renta y de la necesidad de “proteger a los inquilinos del abuso de los caseros”.

Una promotora de la organización Voces Latinas se quejó de la falta de acceso a servicios médicos y al temor de dar el nombre cuando se busca atención médica. “En la comunidad inmigrante hay miedo debido a la presencia de Inmigración y enfrentamos muchos problemas por las barreras del idioma y las malas traducciones”, dijo la inmigrante latina.

El asambleísta Moya dijo que nuestra comunidad es “muy vulnerable” y debemos proteger a los inmigrantes. El asambleísta DenDekker añadió que se debe crear una oficina para atender a los inmigrantes sin que sientan temor, “porque hay una historia de abuso… pero el Unity Team está trabajando en mejorar las condiciones de vida de los inmigrantes de Queens”. El Unity Team está integrado por políticos y activistas demócratas que se reúnen cada mes para buscar estrategias de desarrollo e integración.

DenDekker también habló del abuso de algunos políticos que crean organizaciones sin ánimo de lucro para apropiarse del dinero y dejar a la comunidad sin fondos o servicios. No especificó quienes son esos políticos.

“El Parque Flushing es vital para la recreación de nuestras familias y tenemos que preservarlo. En ese parque tenemos contacto con la naturaleza y es allí en donde nos divertimos y nuestra juventud hace deporte para alejarse de las drogas”, dijo Marta Arenas en representación de Queens Community House.

Otros de los patrocinadores de este encuentro de la comunidad con los políticos fueron el Movimiento Inmigrante Internacional, Queens Pride House, South Asian Youth Action (SAYA), adhikaar y Sustaining Homes Strengthening Communities (CHHAYA CDC).