Comenzó el cuatrenio trumpista

Comenzó el cuatrenio trumpista

La tal Gran América se está construyendo con las órdenes ejecutivas emitidas por el presidente Trump en sus cinco semanas de mandato. Cumple con sus promesas a los sectores más retrógrados del republicanismo y los multimillonarios y las grandes corporaciones están de fiesta así como los racistas blancos. Al mismo tiempo en las calles de las principales ciudades estadounidenses se siente el latir de las movilizaciones masivas repudiando aquellas órdenes como nunca antes se había visto y las mujeres han cumplido un papel extraordinario.
Dos medidas en las que trabajan las huestes republicanas: desmontar el Obamacare, la reforma privatizadora de la salud más conservadora y muy bien hecha según los expertos que se haya conocido y que ha sorprendido a sus desmanteladores que no encuentran una alternativa que sea aplaudida y que a lo mejor será un retroceso mortal para muchos ciudadanos.  Paul Ryan jefe de la guardia pretoriana en la Cámara indicó en una entrevista con Charles Rose de PBS que buscan reducir los impuestos para las corporaciones y multimillonarios  del 35% al 15% para superar el 23% que se aplica en Europa y a las clases medias y trabajadoras que se las lleve el diablo. Dicen que con esas reducciones buscan incentivar la economía del imperio en decadencia, cuento viejo predicado por demócratas y republicanos desde la era Reagan sin que se vean aún los resultados de esa práctica tributaria cuyos beneficiarios han sido los poderosos.
Trump parece que le apostará a aliarse con Rusia para aislar a China que avanza en todos los continentes y se levantan como el más serio competidor del imperio. Los negocios propios por expandir así como los de Rex Tilerson el petroleroy la identidad con el autoritarismo de Putin guían la política del nuevo presidente. De paso descarrila el tren que llevaba tanques de guerra  americanos mostrado por la televisión en la semana del juramento de Trump, cruzando Alemania hacia su frontera con Rusia. Patea el tablero de la Unión europea y la OTAN.
Es el imperio acomodándose para competir por el saqueo y dominio planetario del que sabe poco el ciudadano corriente y además poco importa quién es o no el amigo de los plutócratas. Este cambio de perspectiva geopolítico ha generado contradicciones entre militares y entes de inteligencia así como entre la institucionalidad bi-partidista y se ha convertido en un reto a la democracia y al régimen Trump. Quién define la política exterior: el presidente o no? y hasta dónde llegará esta contradicción? La presencia rusa en las elecciones y las visitas y conversaciones de sus allegados que han sido denunciados, ya cobró una renuncia importante, son minucias, lo que vale es el cambio estratégico de ahí la insistencia del presidente.
Le desmontó el TLC del Pacífico o TPP a su antecesor y busca promover pactos bilaterales como el que intenta con la primer ministra de Gran Bretaña.  Parece que intentará deshacer los otros TLCs comenzando con el de Norteamérica conocido como NAFTA y será el congreso quién trabaje este asunto. Esto no beneficiará a los trabajadores y le servirá sólo de campaña política. Estos eran la política económica neoliberal de las multinacionales en lo exterior. Además de la reducción de impuestos, destrozará todas las regulaciones laborales, ambientales y de salud, promoverá privatizaciones por montones y golpeará al sindicalismo con lo que se conformarán por ahora las multinacionales. Ya veremos que les ofrece en el interés de áreas de dominio económico global. Estemos alerta: en el mediano plazo vienen por las pensiones, los beneficios de salud, el medicaid, el medicare y la legislación laboral.
Su gabinete esta plagado de multimillonarios conservadores. Rex Tillerson director ejecutivo de la gigante petrolera Exxon-Móvil es el Secretario de Estado, Steven Mnuchin financista y banquero como Secretario del Tesoro,  Betsy Devos multimillonaria, privatizadora de la educación en Michigan Secretaria de Educación, Wilbur Ros millonario del acero y los textiles en el Departamento de Comercio. Tendremos neoliberalismo por toneladas hacia adentro con privatizaciones como el que se anuncia en la educación pública del país, ya iniciada por Obama y Cuomo enamorados de la experiencia Bloomberg y sus Charter Schools.
Muy débil e incoherente la oposición demócrata, interesante el accionar de Bernie Sanders y formidable la respuesta del pueblo estadounidense de las ciudades en la que los Latinos brillan en la resistencia a las políticas reaccionarias.

468