Colombianos en Cuba a estudiar medicina

Colombianos en Cuba a estudiar medicina
Un grupo de jóvenes colombianos, que pospusieron sus sueños por un conflicto armado que se extendió más de medio siglo, llegaron a Cuba para materializar su anhelo de estudiar Medicina y contribuir a forjar una nueva nación sin minas ni balas.

El contingente llegó en una calurosa tarde de sábado al Aeropuerto Internacional José Martí y cada rostro reflejaba la felicidad que merecía por derecho la juventud de ese país suramericano.

Las becas para estudiar en la Escuela Latinoamericana de Medicina responden al ofrecimiento que realizó La Habana en marzo pasado al gobierno de Colombia y a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo.

Dicha iniciativa plantea otorgar mil becas a razón de 200 anuales en los próximos cinco años.

Se trata de una contribución del gobierno cubano al proceso de implementación del Acuerdo de Paz de La Habana y al post conflicto de Colombia.

En declaraciones a Prensa Latina el joven Duerney Pérez expresó: provengo del departamento de Caquetá muy afectado por la violencia que generó la guerra.

La oportunidad de estar en Cuba es grandiosa porque el modelo de sistema de salud desarrollado aquí es para servir al ser humano de manera desinteresada, procurando siempre prevenir las enfermedades y eso me parece fantástico, subrayó.

Cuba a despecho de sus limitaciones vividas durante el transcurso de la Revolución a consecuencia del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos desde hace más de 50 años, se mantiene a la vanguardia en el campo de la medicina a nivel internacional, puntualizó el futuro galeno.

Es interesante lo que escuché de la mayor de las Antillas, pues ella comparte lo que posee y no lo que le sobra, y de esa filosofía queremos aprender, para contribuir al desarrollo rural colombiano, aseguró.

‘Adiós a las armas y que viva la paz’, sentenció.

‘Soy colombiana, vengo a este país a estudiar Medicina y tengo mucha expectativa en esta experiencia académica, pues Cuba cuenta con un gran prestigio a nivel internacional’, manifestó Erika Benavides, de 24 años.

Me gustaría algún día especializarme en cirugía estética, pero a medida que pase el tiempo y me adentre en profundidad en los conocimientos en Cuba podré decidirme por alguna rama de las Ciencias Médicas, explicó Benavides, una joven que vio sus sueños pospuestos debido a un conflicto armado que rebasó el medio siglo.

‘Que la paz llegara a Colombia es algo trascendental para el mundo y para las nuevas generaciones de mi país, que podrán ver los avances de una nación, algo que siempre privan las guerras’, manifestó.

Por su parte, el rector de la Escuela Latinoamericana de Medicina, Antonio López, explicó a Prensa Latina que está previsto que los jóvenes colombianos se incorporen a las actividades académicas correspondientes al sistema de salud de la isla caribeña.

Recibirán el mismo programa de los extranjeros que vienen a formarse a Cuba, que es idéntico al que cursan los nacionales.

Para una mejor organización se tuvo en cuenta el área geográfica de donde provienen, las características socioculturales, los intereses personales y los del sistema de salud de su país de origen.

Para nosotros será un reto tener a estos muchachos en nuestras aulas, teniendo en cuenta su historia de vida escrita al fragor de un conflicto armado que se extendió por más de medio siglo, pero los formaremos como buenos médicos para que cumplan su gran misión social.

La Escuela Latinoamericana de Medicina -un sueño del líder Fidel Castro hecho realidad- graduó más de 28 mil galenos para el mundo y más de 900 son colombianos, precisó el rector de esa casa de altos estudios.

*Periodista de la redacción Nacional de Prensa Latina. PL

Por Joel Michel Varona
468

Deja un comentario