El carro Chevrolet Equinox para salir al campo y relajarse

El carro Chevrolet Equinox para salir al campo y relajarse

Lo primero que me sorprendió del carro Chevrolet Equinox FWD 2018 Premier 2.0T fue su capacidad para superar de manera rápida a otro auto en la autopista. Es potente (252 @ 5,500 RPM) y se siente seguro como cualquier SUV. La verdad es que no me gusta manejar rápido, pero hice la prueba en la autopista y este carro tiene capacidad de velocista.

Lo siguiente que me sorprendió fue su versatilidad. Cuando llegué al Campamento Narrowhead en Delaware para participar en la convención nacional de kayakistas llamada Delmarva Paddling Retreat, eran las dos de la mañana del viernes 5 de octubre y no pude encontrar la cabaña que me asignaron. Estaba demasiado oscuro y no había a quién preguntarle cómo podía hallar un lugar para dormir. Entonces decidí dormir dentro de este Chevrolet Equinox.

El interior del auto en donde dormí cómodamente la primera noche en Delmarva.

El interior del auto en donde dormí cómodamente la primera noche en Delmarva.

Bajé un poco una de las ventanas para que entrara aire fresco, cubrí con toallas las ventanas de atrás para que el sol no me golpeara tan fuerte en la madrugada, doblé el asiento de atrás, extendí mi colchón, arrojé mi cabeza sobre la almohada y a dormir.

Me desperté con los primeros rayos del sol, encendí el motor para cargar mi teléfono celular y retiré el techo para ver por intermedio de la ventana superior la hermosura de los árboles y las nubes azules del fondo. Este Chevrolet Equinox me sirvió como carpa de campamento y ni un mosquito me picó.

No solo dormí en este auto, sino que pude acomodar con facilidad todo mi equipo de kayakista: dos remos, chaleco salvavidas, faldón para evitar que el agua ingrese al kayak, cobijas, almohada y mucha ropa deportiva, además de toallas.

Durante las tres horas y media de manejo, de ida y regreso, pude escuchar mi música favorita, la que tengo en mi iPhone. Más que todo blues originales que escucho a todo volumen. No tuve necesidad de conectarme al Bluetooth porque el sistema de este carro lo hace automáticamente.

La conexión Wi-Fi es nítida, aunque algunas emisoras no se escuchan muy bien en Manhattan. Como soy periodista, este carro viene con la estación de noticias 1010 Wins ya seleccionada. Solo tuve que tocar el botón de esta emisora para enterarme de la confirmación del juez Kavanaugh a la Corte Suprema. También tiene el botón para conectarse a la estación Z100/NY, pero prefiero escuchar los blues de Muddy Waters, Junior Wells, Wolf, Keb Mo o Macy Gray.

El sistema de sonido y radio está al alcance de la mano y es fácil de operar, aunque algunas veces, por equivocación, activé las luces de emergencia con mi dedo gordo.

Este Chevrolet Equinox es el carro apropiado para visitar los parques naturales y las zonas más alejadas de la ciudad. Es amplio, fuerte y versátil. Tiene asientos para 5 personas y consume gasolina como el promedio de cualquier SUV: de 22 a 29 millas por galón.

El panel de control de sonido y radio cuando me desplazaba por las congestionadas calles de Manhattan, en Nueva York.

El panel de control de sonido y radio cuando me desplazaba por las congestionadas calles de Manhattan, en Nueva York.

El precio de este carro es de 35 mil dólares y es justo si tenemos en cuenta sus características.

A mi hija de 24 años también le encantó este Chevrolet Equinox FWD Premier 2.0T y ahora mi esposa quiere que compremos uno igualito al que usé el fin de semana de Columbus Day.

Javier Castaño

468

Deja un comentario