Centro Cultural Latinoamericano de Queens honra a latinas en el Mes de la Historia de la Mujer

Centro Cultural Latinoamericano de Queens honra a latinas en el Mes de la Historia de la Mujer

“El mundo sería mejor si todos hiciéramos nuestro trabajo”, dijo Mónica Gutiérrez al recibir el Premio Concepción Arenal Aponte en la escuela pública 222 de la 37 Avenida y la calle 86 en Jackson Heights, Queens. Este galardón se entrega hace 31 años para reconocer a las mujeres latinas en la ciudad de Nueva York durante el Mes de la Historia de la Mujer.

Nayibe Núñez-Berger es la fundadora y presidenta del Centro Cultural Latinoamericano de Queens (LACCQ) que desde hace 23 años honra de esta manera a la mujeres. “Nacimos de la necesidad de exaltar la cultura latina que sigue creciendo y además contribuir al desarrollo de nuestra niñez”, dijo Núñez-Berger. “Hace más de 20 años muchas familias se avergonzaban de ser latinos y nuestro centro ha contribuido a cambiar esta percepción”.

Gutiérrez, quien ha trabajado en el gobierno local y estatal y ha producido televisión y videos para resaltar el trabajo de la mujer, recibió el premio por su activismo comunitario. Alicia Kaplan recibió el premio por su trabajo como actriz, directora y productora de teatro, y Gina Bolaños por su capacidad empresarial y la creación de la organización Mujeres Exitosas.

 

Las encargadas de presentar los premios fueron Aida González, cofundadora del LACCQ y Carmen Velásquez, jueza de la Corte Suprema civil del estado de Nueva York. A la ceremonia acudieron alrededor de 100 personas, incluyendo a Matthew Distefano, presidente del John Kennedy Democratic Club, y Gary Paul Gilbert, miembro de este club.

Todos los años el LACCQ escoge a una mujer que haya contribuido al desarrollo de la mujer y este año escogieron a Concepción Arenal Aponte (1820 – 1893), la primera mujer en ingresar y graduarse en una universidad de España para convertirse en defensora de los derechos de la mujer. Escribió “Carta a los delincuentes” y peleó contra el concepto que consideraba a la mujer inferior por razones biológicas.

El entretenimiento en la escuela pública 222 estuvo a cargo de la soprano Amaya Arbetas, quien interpretó temas como Amor Brujo, Danza del Terror, Carceleras, Tico Tico y Granada. Estuvo acompañada por el guitarrista clásico David Gálvez y por el violinista Rómulo Benavides. La DJ Woody también contribuyó con temas musicales más orquestados.

“Nos sentimos muy orgullosos de honrar a estas mujeres y saber que la comunidad responde de esta manera”, dijo Edna White, miembro de la junta directiva del LACCQ. “El espacio de esta escuela es maravilloso y la gente disfrutó mucho del evento”.

La celebración del aporte de la mujer a esta sociedad se realizó en el auditorio de la escuela pública 222 de Queens.

La celebración del aporte de la mujer a esta sociedad se realizó en el auditorio de la escuela pública 222 de Queens.

Al recibir el pergamino de reconocimiento que elaboró Jairo Toro de manera artesanal, Kaplan dijo que “la idea es seguir haciendo magia con el teatro por el bienestar de los latinos y de la niñez de Nueva York”.

“Gina es una mujer humilde que hace empresa y crió siete hijos”, dijo la jueza Velásquez sobre Gina Bolaños, quien no asistió a la entrega de premios porque tuvo que viajar a Ecuador a atender una emergencia familiar. Gardenia Orlando recibió el pergamino a nombre de Bolaños.

Javier Castaño

468