Carta abierta a los colombianos en Nueva York por la paz en Colombia

Carta abierta a los colombianos en Nueva York por la paz en Colombia

El Movimiento por la Paz en Colombia (MPC) celebra el acuerdo logrado entre el gobierno colombiano y las FARC-EP, para la desmovilización y desarme de este grupo guerrillero.

Desde su creación, la misión de el MPC ha sido contribuir a la búsqueda de una solución negociada al conflicto armado, así como defender y promover el respeto a los derechos humanos en Colombia. Durante quince años hemos sido solidarios con comunidades abatidas por la violencia: hemos acompañado a víctimas, líderes comunitarios y defensores de derechos humanos en sus denuncias ante la comunidad internacional, y hemos abierto así un espacio, para que desde aquí, imaginemos un país en paz.
Desde que se iniciaron las negociaciones entre el gobierno y las FARC-EP, hemos apoyado el proceso con la esperanza de que, después de más de cinco décadas de violencia y tragedias, este horrible conflicto termine. También hemos sostenido que los derechos de las víctimas, la verdad, la justicia y la garantía de no repetición deben ser los ejes centrales del acuerdo. Por  eso aplaudimos la iniciativa y los esfuerzos del presidente Santos para lograr un acuerdo. Sin embargo, no nos subscribimos a su visión de la paz. El desarme y la desmovilización de las FARC-EP no representaran la paz estable y duradera, los acuerdos logrados en La Habana no van a resolver las causas del conflicto. Los cambios que el país necesita no se logran negociando con un grupo armado. La agenda y las peticiones de un grupo guerrillero no representan las necesidades de un país diverso y multiétnico.
Queda mucho por hacer. Todavía hay grupos armados como el ELN, grupos paramilitares conectados con fuerzas estatales y bandas criminales que defienden intereses particulares que seguirán comprometiendo los derechos humanos y la seguridad de comunidades e individuos. La profunda desigualdad, la rampante impunidad, la corrupción política, la democracia hereditaria, la suplantación del interés común por el interés particular y la precaria visión que tenemos sobre el valor de un medio ambiente saludable son elementos que continuarán generando descontento y conflicto.
Sin embargo, insistimos en que el desarme y la desmovilización de las FARC-EP son pasos necesarios,  se desactivaría un factor importante de violencia e intimidación que por tanto tiempo han impedido que intentemos construir esa paz tan anhelada. Instamos a las partes involucradas a cumplir con lo pactado y a todos los colombianos a contribuir, con tolerancia y respeto,  al proceso de reconciliación.
El MPC apoya el voto por el SÍ en el plebiscito del 2 de Octubre, para aprobar los acuerdos entre el gobierno y las FARC-EP. Le haría mucho bien al país que esta guerra termine. Que aceptemos tolerar las deficiencias y imperfecciones de los acuerdos, a cambio de que miles de guerrilleros dejen las armas y se reintegren a la vida civil; a cambio de la posibilidad de que millones de compatriotas que viven bajo miedo y amenazas, puedan rehacer sus vidas y reconstruir sus comunidades; a cambio de que le quitemos a las FARC las regiones y los territorios, para entregárselos a los campesinos, a los agricultores, a los indígenas y a los afro-colombianos; a cambio de que dejemos de insultarnos y matarnos para generar nuevas dinámicas civilistas basadas en el respeto a la vida y el respeto al otro.
Este es un momento crucial en la historia moderna de Colombia y no lo debemos desperdiciar.
Paso a paso podemos construir un país más justo, equitativo e inclusivo.
MOVIMIENTO POR LA PAZ EN COLOMBIA
Nueva York
Septiembre 1, 2016
Paz en Colombia charla en NY
468

1 Comment

  1. Un saludo a la Carta Abierta a los Colombianos del Movimiento por la Paz en Colombia. Los esfuerzos de esta organizacion social ha sido muy valiosa en nuestra ciudad. Y ciertamente queda muchisimo por hacer y los logros de esa guerrilla no representan las aspiraciones de las mayorias, ni la soberania ni la democracia que necesitamos; su desarme si sera de suma importancia para llevar al pais por otros rumbos diferentes a los que dominan y mandan han impuesto y que hace que los reclamos del pueblo se acrecienten. Vamos por el Si a la Paz! No a Santos!