Cámaras de comercio latinas: sexo, peleítas y desunión

Cámaras de comercio latinas: sexo, peleítas y desunión

“Las grandes corporaciones como Coca-Cola, Wells Fargo, American Airlines, Johnson and Johnson, Chase y Goldman Sachs permitieron por muchos años que Javier Palomarez y Nina Vaca abusaran de la Cámara de Comercio Hispana de los Estados Unidos (USHCC) y ahora quieren abandonar la organización sin arreglar el desorden”, dijo Frank García, presidente de la recién fundada Asociación Nacional de Cámaras Latinas de Comercio Estatales de los Estados Unidos (NASLCC). “No podemos permitir que hagan eso”.

Palomarez y Vaca ya renunciaron de la USHCC por su amorío extramarital y por abusar de su autoridad a favor de grandes corporaciones, perjudicando las cámaras de comercio estatales y locales.

Los problemas a nivel nacional con la USHCC, que dice representar a más de 4.3 millones de negocios latinos que generan 700,000 millones de dólares anuales a la economía de esta nación, van más allá de la telenovela entre Palomarez y Vaca. En el estado de Nueva York, por ejemplo, las cámaras de comercio estatales dejaron de existir y su liderazgo ha sido incapaz de unificar y defender a los pequeños negocios latinos. La mayoría de estas cámaras no tienen miembros y mucho menos personería jurídica.

La primera acusación contra Palomarez por hostigamiento sexual fue en 1996 cuando trabajaba en Allstate Insurance y le quiso meter mano a su subalterna Yolanda Hernández. El segundo caso fue contra Gissel Gazek-Nicholas, jefe de personal de la USHCC y quien lo demandó el año pasado por sobrepasarse a nivel sexual. Palomarez era el presidente de la USHCC y admitió que compartió sábanas con Vaca, CEO de Pinnacle Group y en ese entonces presidenta de la junta de la USHCC.

Como argumento de telenovela, Vaca investigó a Palomarez y halló que además de mujeriego se apropió de miles de dólares de la USHCC. Palomares dijo que era un invento de Vaca “porque decidí terminar nuestra relación amorosa”. Al final, ambos salieron de la UHHCC con la cabeza abajo y los trapos al sol. ¡Qué vergüenza!

El impulso sexual no es la única motivación de Palomarez, a quien le encanta el poder político. Primero criticó a Donald Trump cuando era candidato a la presidencia, luego lo invitó a hablar a la USHCC y después terminó renunciando de la Coalición Nacional de Diversidad del Presidente Trump porque “no apoya a los soñadores de DACA”.

Frank García.

Frank García.

Frank García enfrentó públicamente a Palomarez por su relación con Trump y en un video se muestra a Palomares arrojándole un billete de $100 a García en una reunión en Washington. Palomares expulsa de la USHCC a la Coalición de Cámaras de Comercio del Estado de Nueva York (NYSCHCC), que dirigía García, y a la cámara gay NYC LGBTQS que fundó la reverenda Carmen Hernández. Entonces García y Hernández demandan a Palomarez en una corte de Brooklyn.

“Ya saqué a Palomares y ahora quiero que la USHCC vuelva a realizar elecciones para elegir a su junta directiva”, dijo García. “La USHCC me ha ofrecido dinero, pero es muy poco y no compensa el daño que le hicieron a las cámaras de Nueva York desde que nos expulsaron hace cuatro años”.

A García le encanta hablar y pelear. Alfredo Placeres, abogado de inmigración y expresidente de la Federación de Cámaras de Comercio del Estado de Nueva York (NYSFHCC), dice estar cansado de hablar y pelear. “No quiero más chismes y mentiritas y cámaras de comercio nacionales de tres pelagatos”, dijo Placeres haciendo alusión a

Alfredo Placeres.

Alfredo Placeres.

García, quien ahora habla a nombre de la NASLCC.

Placeres se vinculó a la USHCC en 1989 y fue parte de su junta por más de cinco años. “Voté para reemplazar las elecciones de los miembros de la cámara nacional por un proceso de selección porque en ese entonces era necesario para incluir diversidad y a la mujer, aunque siempre he apoyado que los miembros sean elegidos por votación”, dijo Placeres. “En el 2010, cuando la USHCC se reunió en Miami, yo peleé por las elecciones y nadie me apoyó. Ahora resulta que todos se quejan del abuso de Vaca y Palomarez y se inventan cámaras nacionales que no tienen poder alguno y quieren igualdad de voto”.

Placeres dijo que la NYSFHCC está inactiva desde el 2013 y ahora es el gestor del llamado Encuentro D.C. que viajarán a Washington el 24 de abril a dialogar con políticos sobre una agenda nacional que incluye inmigración, Puerto Rico y el Obamacare, entre otros temas. “Es hora de acabar con los grupitos y las peleítas”, dijo Placeres, quien se desplazará a la capital estadounidense con activistas latinos como Jaime Lucero de Casa Puebla, Liz Berman de Inca Kola, María Román expresidenta del Desfile Puertorriqueño y Francis Gómez, ex ejecutivo corporativo.

Del 24 al 26 de abril la USHCC realizará en Washington la Cumbre Legislativa. “No me invitaron y tampoco puedo ir por la demanda”, dijo García, quien ha sido aislado del grupo Placeres.

La desconexión de la cámara nacional con las estatales y la falta de una agenda precisa y unificada se refleja en la extinta Cámara de Comercio Hispana de Queens (HCCQ). La crisis comenzó cuando Alfredo Arrieta fue electo presidente en el 2012 y la desbancó. Luego fue electo Alfonso Quiroz, sin elecciones e irrespetando los estatutos. “Quiroz no hizo nada, no trabajó”, dijo Yanna Henríquez, a quien le entregaron este mes la presidencia de la HCCQ, sin tener experiencia empresarial y violando las regulaciones de las cámaras de comercio. Henríquez recibió una cámara de comercio fantasma.

La Cámara de Comercio de Mujeres de Queens (QWCC), cuya presidenta es Angela Pérez, y la Cámara de Mujeres de Nueva York (NYWCC) que preside Quenia Abreu, son las únicas que están trabajando con la comunidad empresarial latina y su esfuerzo tiene eco en Queens.

“La USHCC debe trabajar y fortalecer las cámaras locales, incluyendo a sus miembros en la junta nacional y con una agenda común”, concluyó Frank García.

Javier Castaño

468