Ataque ‘terrorista’ en Caracas de militares con helicoptero robado

Ataque ‘terrorista’ en Caracas de militares con helicoptero robado

Venezuela amaneció este miércoles en tensa calma luego que el presidente Nicolás Maduro denunciará como “terrorista” y “golpista” el ataque desde un helicóptero de la policía científica contra el Ministerio de Relaciones Interiores y el Tribunal Supremo de Justicia ocurrido en la víspera.

El ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, dijo que “ambos ataques fueron efectuados desde un helicóptero hurtado de la base aérea Generalísimo Francisco de Miranda de La Carlota, Caracas, por parte de un sujeto llamado Óscar Alberto Pérez, quien para cometer los atentados se valió de su condición de inspector adscrito a la división de transporte aéreo del CICPC”.

Imágenes compartidas en medios sociales y locales supuestamente muestran a Pérez agitando una pancarta desde el helicóptero con la palabra “Libertad” y el número “350” en letras grandes. El número se refiere al artículo constitucional que concede a las personas el derecho de oponerse a un gobierno antidemocrático.

El ministro Villegas precisó que desde el helicóptero se realizaron 15 disparos contra el Ministerio de Relaciones Interiores mientras se celebraba una recepción para 80 personas. Dijo que la aeronave se desplazó luego al cercano Tribunal y lanzó lo que dijo eran cuatro granadas israelíes de “origen colombiano”, dos de ellas contra guardias nacionales que custodian el inmueble.

El presidente del máximo tribunal dijo que no hubo heridos por el ataque, que ocurrió mientras los magistrados estaban en sesión.

¿Levantamiento armado?

Un video publicado en la cuenta de Instagram del piloto Oscar Pérez, poco antes de que fuera denunciado el ataque, lo muestra de pie frente a cuatro hombres armados y con capuchas, diciendo que una operación estaba en marcha para restaurar la democracia.

“Este combate (…) es contra el gobierno nefasto, contra la tiranía”, dice, alegando que son una coalición de funcionarios militares, policiales y civiles e instando a Maduro a renunciar y a la celebración de elecciones generales.

Medios locales también vincularon a Pérez a la película de acción “Muerte Suspendida” que coprodujo y protagonizó en el 2015, donde interpretó a un agente de inteligencia que rescata a un empresario secuestrado.

Maduro condena el ataque

El temerario sobrevuelo del helicóptero ocurrió en momentos que Maduro hablaba en vivo en la televisión estatal a periodistas progubernamentales reunidos en el palacio presidencial.

Este es “el último ataque extremista de derecha que estamos enfrentando y vamos a derrotar”, dijo el presidente Maduro.

El mandatario resaltó que fueron desplegados todos los cuerpos especiales de seguridad en procura de la captura de los involucrados en el incidente.

Horas antes el presidente había advertido que Venezuela sería liberada “con las armas” si su “revolución” socialista es puesta en riesgo por la violencia, en la que él insiste, los opositores han sumido al país.

“Yo sé lo digo al mundo, escuchen esto, y aspiro que el mundo escuche: después de 90 días de protesta, de destrucción y de muerte. Si Venezuela fuera sumida en el caos y en la violencia y fuera destruida la revolución bolivariana nosotros iríamos al combate”, afirmó Maduro.

“Nosotros jamás nos rendiríamos y lo que no se pudo con los votos, lo haríamos con las armas, liberaríamos la patria con las armas”, agregó antes de juramentar a los integrantes del comando de campaña para la elección el 30 de julio de los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente.

Esa advertencia fue rechazada por líderes opositores. “Es una declaratoria de guerra para nosotros los venezolanos”, dijo el líder opositor y gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, lanzando una alerta a los militares: “Ustedes son los que tiene las armas (…) Las Fuerzas Armadas, ¿hasta dónde van a permitir que esta situación siga?”.

Otros eventos

Los eventos del martes fueron seguidos por un “asedio” de cuatro horas a diputados opositores, que presuntamente fueron agredidos por guardias nacionales que custodian las instalaciones del palacio legislativo, indicó el diputado Ismael García.

Tras el incidente, el presidente del Congreso, diputado Julio Borges, intentó pasar a la oficina de la Guardia Nacional en el palacio legislativo pero los militares le bloquearon el paso y no le permitieron constatar el contenido de unas cajas que los militares introdujeron de manera irregular, hecho que fue considerado como una “violación” a la autonomía de Legislativo. Algunos seguidores del gobierno se concentraron a las afueras de la Asamblea Nacional para protestar contra los diputados opositores.

De igual manera, Maracay, capital de estado de Aragua, amaneció el martes con más de medio centenar de comercios saqueados, oficinas públicas incendiadas y decenas de calles bloqueadas luego de violentos incidentes que dejaron un militar muerto y dos centenares de detenidos. Los saqueos se registraron luego de una protesta nacional de la coalición opositora que incluyó el cierre de algunas vías por varias horas.

Las protestas antigubernamentales, que se iniciaron a fines de marzo, han dejado al menos 75 muertos, 1.400 heridos y más de 500 detenidos. Voa

OPOSICION VENEZOLANA PREOCUPADA CON PALABRAS DEL PRESIDENTE MADURO

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó a la oposición de intentar llevar a la nación a una guerra civil para justificar una intervención extranjera.

El mandatario hizo la afirmación durante el acto de juramentación de los integrantes del comando de campaña oficialista para los comicios del 30 de julio, para elegir a los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente con la intención de cambiar la Carta Magna.

Maduro, pidió a su homologo estadounidense, Donald Trump detener la violencia en Venezuela y también amenazó con tomar las armas.

“Si Venezuela fuera sumida en el caos y la violencia y fuera destruida la revolución bolivariana, nosotros iríamos al combate, nosotros jamás nos rendiríamos y lo que no se pudo con los votos, nosotros lo haríamos con las armas”, dijo Maduro.

Julio Borges, presidente del Parlamento venezolano, de mayoría opositora, aseguró en rueda de prensa que las palabras de Maduro tienen una connotación muy grave y que deben ser tomadas como una gran alarma en la Fuerza Armada Nacional y en la comunidad internacional.

“Lo que ha dicho es la aceptación que Venezuela vive una dictadura, una dictadura violenta, una dictadura que está por encima del voto de los venezolanos (…) yo creo que Maduro al final no está apelando a las armas de la FAN, está apelando es a la brutalidad asesina de los colectivos paramilitares, de personas que son entrenados y le ha dado las armas el propio gobierno”

Entre tanto, funcionarios de la Guardia Nacional ingresaron al parlamento, sin autorización, con cajas identificadas con el logotipo del Consejo Nacional Electoral. La situación produjo momentos de tensión en los que varios periodistas y diputados fueron golpeados por las fuerzas de seguridad, mientras que seguidores del gobierno intentaron irrumpir en el parlamento y lanzaron artefactos explosivos en las inmediaciones. Borges responsabilizó a Maduro de las acciones.

EE.UU.: MANTENER PRESION SOBRE VENEZUELA

La embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, pidió continuar la presión contra el gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Haley hizo la afirmación en una audiencia de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes en Washington.

“Tenemos que mantener la presión sobre Maduro, hay señales de que ahora va a empezar a usar su poder militar y armas, y lo que vemos en la televisión, es en realidad mucho peor. Es una situación terrible, por lo que tenemos que poner tanta presión como podamos sobre Maduro”, indicó Haley.

La representante de Washington en la ONU también criticó fuertemente a la Comisión de Derechos Humanos del organismo internacional, en especial la presencia de países como Venezuela y Cuba.

Hayley dijo que la razón por la que la comisión no haya condenado ni haya tenido alguna audiencia sobre la situación en Venezuela es la presencia del país suramericano como miembro de la comisión.

“Venezuela es parte de la comisión, junto con Cuba, Arabia Saudí, China, y la lista continúa,” dijo la embajadora “Este [la Comisión de Derechos Humanos de la ONU] no puede ser un sitio en donde los actores dañinos vayan para protegerse.”

El periodo de pertenencia a la Comisión de Cuba, Arabia Saudí y China acaba en 2019; el de Venezuela en 2018.

La ONG Human Rights Watch, ha denunciado también anteriormente la elección de países que violan los derechos humanos de sus ciudadanos como miembros del comité. Estos países, dijo la organización, usan su presencia en el comité para desviar los intentos para exponer los crímenes y abusos dentro de sus territorios.

Con respecto a la crisis en Venezuela, y haciendo referencia a los incidentes de ayer, en donde un helicóptero de las fuerzas armadas atacó el Tribunal Supremo de Justicia en Carcas, Haley dijo que la situación el país es “una gran preocupación en todos los sentidos.”

“No puedo llamar suficientemente la atención sobre lo que está pasando el pueblo venezolano y cómo estamos viendo cada vez más agresión de [Nicolás] Maduro,” dijo la embajadora.

Haley mencionó el discurso que dio ayer el presidente de Venezuela después del incidente, en el que lo calificó como un “llamado de guerra” de parte de la oposición.

“[Maduro] culpa a los manifestantes por intentar derrocar a su gobierno cuando todo lo que quieren es una verdadera democracia,” afirmó Haley.

Durante la audiencia, la embajadora ante la ONU hizo énfasis repetidas veces en la necesidad de tener gobiernos estables para evitar conflictos alrededor del mundo.

Cuando un gobierno “no escucha ni cuida a su gente, el conflicto surgirá,” dijo refiriéndose al gobierno de Nicolás Maduro. La oposición y los ciudadanos venezolanos que la apoyan, dijo, “Sólo quieren ser escuchados”. Voa

468