Ari Espinal deja la silla vacía al igual que el senador Peralta

Ari Espinal deja la silla vacía al igual que el senador Peralta

La nueva asambleísta del distrito 39, Ari Espinal, le sacó el cuerpo al debate en el New Visions Democratic Club que se realizó la noche del pasado jueves 10 de mayo en el Centro Judío de Jackson Heights, Queens. Dejó la silla vacía como lo ha hecho el concejal Francisco Moya para no enfrentar a la comunidad en debate abierto.

Espinal miente al igual que Moya lo ha hecho en el pasado. “No voy a ir al debate porque no me han invitado y más tarde lo llamo”, dijo Espinal el día antes del debate cuando QueensLatino se comunicó con ella. Nunca llamó y antes del debate se supo que le enviaron un correo electrónico el pasado 13 de abril invitándola al debate, pero prefirió ausentarse.

“Cuando el Partido Demócrata nominó a Espinal como la única candidata a la Asamblea, nos robaron el derecho al voto”, dijo Yonel Letellier, candidato a la asamblea en las elecciones primarias de septiembre por este partido que dirige el congresista Joseph Crowley.

El candidato Letellier también habló de sus 25 años de experiencia política y de la forma como combatirá las pandillas y la prostitución y mejorará el transporte, la educación y la avenida Roosevelt en caso de ser electo como asambleísta del distrito 39. Dio a entender que aceptaría el apoyo político del ex senador Hiram Monserrate “porque ha pagado sus deudas a la sociedad”. No se atrevió a condenar al senador José Peralta por haberse mudado a la Conferencia Demócrata Independiente (IDC) de corte republicano porque “es mi amigo”.

En el Centro Judía atacaron al senador José Peralta con letreros.

En el Centro Judío atacaron al senador José Peralta con letreros.

La otra candidata a la Asamblea estatal, Catalina Cruz, dijo que no aceptaría el apoyo de Monserrate “porque ha tenido muchas oportunidades y le ha fallado a la comunidad” y dio a entender que aceptaría el apoyo del congresista Crowley.

Cruz dijo que fue pobre y soñadora (dreamer) y que se convirtió en abogada para ayudar a la comunidad a enfrentar las injusticias como las cometidas en contra de los inmigrantes y de la comunidad LGBT.

“Soy latina, aunque también soy la candidata de todos los residentes del área”, dijo Cruz.

La otra silla vacía

El senador Peralta también fue invitado al debate que organizó el New Visions Democratic Club y no se presentó. “Yo nací en este vecindario, estoy criando dos hijos aquí y siempre seré demócrata”, dijo Jessica Ramos, quien aspira a desbancar al senador Peralta en las elecciones primarias del próximo jueves 13 de septiembre.

Moin Chau y Jessica Ramos con la silla vacía que dejó el senador José Peralta.

Moin Choudhury y Jessica Ramos con la silla vacía que dejó el senador José Peralta.

“Yo prefiero prevenir el crimen en la avenida Roosevelt en lugar de criminalizar a las personas y estoy a favor de legalizar la marihuana”, dijo Ramos, quien mostró el mayor conocimiento como política y fue ovacionada varias veces. “Protegeré a la comunidad LGBT y a los indocumentados que jamás serán protegidos por el IDC en caso de enfrentar la deportación como está ocurriendo en este vecindario”.

Ramos dijo que protegerá los pequeños negocios del área y que es la primera mujer candidata al senado por el distrito 13. “Cuando estaba trabajando en la Alcaldía de Nueva York sentí que mi voz de mujer no estaba siendo escuchada”, añadió Ramos.

El otro candidato que anhela el puesto del senador Peralta es Moin Choudhury, abogado de Bangladés. “No busco el apoyo de organizaciones, sindicatos o del IDC, puesto que lo único que deseo es trabajar por el Partido Demócrata y la comunidad”, dijo Choudhury hablando inglés con acento árabe. “Combatiré la violencia doméstica, defenderé a todos los nuevos inmigrantes y reduciré la sobrepoblación en las cárceles, además del perfil racial”.

Alrededor de 150 personas acudieron a este debate en el Centro Judío, reunión que calificó el concejal Daniel Dromm como “un encuentro progresista que va en la dirección política correcta”.

El concejal Daniel Dromm, al extremo derecho, cuando habló al comienzo del detabe político.

El concejal Daniel Dromm, al extremo derecho, cuando habló al comienzo del detabe político.

Tanto Catalina Cruz como Jessica Ramos son de padres colombianos e hicieron historia el jueves pasado por su capacidad política, comprensión de la problemática cívico-social de esta ciudad, su capacidad para hablar a la perfección en inglés y español y por desenvolverse en el mundo político anglosajón. “Y ni siquiera se mencionó la palabra Colombia”, dijo Alex Flores, conocedor de la política local.

Cruz, nacida en Colombia, y Ramos, nacida en Queens, dejaron atrás a una generación de activistas colombianos más preocupados por la política de esa nación suramericana que por la realidad política de Nueva York.

Las cartas políticas están sobre la mesa.

Javier Castaño

468

1 Comentario

  1. They are all weak on illegal immigration. Nobody talks about enforcing our laws