Angela Pérez, presidenta de la Cámara de Comercio de Mujeres de Queens: ‘Debemos educarnos’

Angela Pérez, presidenta de la Cámara de Comercio de Mujeres de Queens: ‘Debemos educarnos’

Por Mauricio Hernández

Angela Pérez es la presidenta de la Cámara de Comercio de las Mujeres de Queens (QWCC). Son 25 años de trabajo y aprendizaje que ésta dominicana quiere compartir con 60 empresarias afiliadas.

Visitamos el salón de belleza de Pérez, ubicado en Queens Boulevard y la calle 69 de Woodside, de color verde esperanza, donde trabaja con sus dos hijas. “Me siento muy bendecida. Y por esto me puse al frente de la Cámara, porque ahora puedo compartir mi experiencia y ayudar a más mujeres a montar o ampliar su propia empresa. Y es muy importante educarnos”, dijo Pérez.

¿Qué le ofrece la QWCC a las empresarias?

Nosotras trabajamos para empoderar a las mujeres en su pequeño negocio, brindándoles capacitación a través de talleres, como lo hemos venido haciendo con la semana empresarial. Brindamos la plataforma para que su negocio tenga un buen nivel de crecimiento y le ayudamos con todos los permisos legales que exige la Ciudad de Nueva York para un negocio nuevo. Las empresarias van a poder contar con una asesoría permanente.

¿Qué debe hacer una empresaria para vincularse?

Venir a conocer al grupo y llenar una solicitud que será estudiada para su aprobación. Hay cursos gratis y otros a precio económico.

¿Cuántas mujeres estánafiliadas y de qué sector empresarial son?

Tenemos abogadas, contables, empleadas de seguros de salud, dueñas de inmobiliarias, de salones de belleza, de restaurantes, etc. Hay una gran diversidad y también madres de hogar a las que ayudamos u orientamos a abrir su propio negocio.

¿Cuáles eventos realizarán próximamente?

El próximo 27 de octubre tenemos un evento en Tequila Sunrise Restaurant, en Northern Boulevard, donde tendremos un seminario de cómo hablar en público y luego un encuentro (networking) para conocernos e intercambiar ideas. Nos vinculamos a otras organizaciones y conocemos cómo funciona el gobierno.

¿Cuál fue la parte que más le costó cuando montó su negocio?

El idioma inglés fue al comienzo un gran obstáculo. Las reglas de impuestos, los beneficios del empleado, los permisos, etc. Y cuando eres mujer y madres es más difícil. Las empresarias que hemos recorrido el camino solas tenemos mucho que decirle a las nuevas empresarias como hallar un buen abogado”.

468